Sáb Feb 24, 2024
24 febrero, 2024

Esteban Volkov, Trotsky y la moral revolucionaria

Hace pocos días falleció Esteban Volkov (nieto del revolucionario ruso León Trotsky) que dedicó las últimas décadas de su vida a reivindicar la figura, la trayectoria política y las ideas de su abuelo.

Alejandro Iturbe

Un artículo recientemente publicado en nuestra página cuenta de modo resumido la vida de Esteban[1]. En este, queremos referirnos a un tema especial: él heredó de su abuelo el criterio de que la defensa de la valoración de la entereza moral de un revolucionario es tan importante (e incluso más) que la valoración de sus posiciones y su acción política.

Él vivió de modo muy profundo y directo la feroz persecución estalinista, basada en la falsa acusación de que Trotsky, su familia y los trotskistas eran “agentes del imperialismo” y “enemigos de la revolución”.

Vio cómo su abuelo dedicaba muchos esfuerzos a refutar estas falsificaciones frente a la Comisión Dewey, llamada oficialmente “Comisión de Investigación sobre las acusaciones hechas contra León Trotsky en los juicios de Moscú”. Esta comisión funcionó, en 1937, a lo largo de varios meses y estuvo integrada por figuras de varios países del mundo que no pertenecían al trotskismo y recibió numerosos testimonios orales y escritos de Trotsky. Su conclusión fue que Trotsky no había cometido ninguno de los “crímenes” de los cuales lo acusaba el estalinismo[2].

En diciembre de 1995, el propio Esteban integró un “tribunal moral” constituido para juzgar las acusaciones contra Juan Pablo Bacheler por parte de Guillermo Lora, máximo dirigente del Partido Obrero Revolucionario (POR, de Bolivia). Bacheler (entonces dirigente del POR) había presentado una serie de documentos con críticas a la línea de la dirección. Lora lo acusó de “delator” y, en diciembre de 1994, en una Conferencia del POR, hizo votar su expulsión del partido, al igual que la de otros militantes que habían apoyado sus documentos.

Después, Bacheler propuso la formación de un Tribunal Moral Internacional integrado por figuras independientes de las dos fracciones enfrentadas. El Tribunal se formó y sesionó ese año en Bolivia. Lora se negó a comparecer y buscó impedir su funcionamiento, pero no lo consiguió. Finalmente, la conclusión fue que las acusaciones de Lora contra Bacheler eran falsas[3].

Esteban Volkov fue invitado y participó de ese Tribunal. Es importante señalar que, entre otras figuras que lo integraron, estuvo José María de Almeida, entonces militante de la Convergencia Socialista del Brasil, miembro de la Ejecutiva Nacional de la CUT Brasil y actual presidente nacional del PSTU del Brasil. Fue una expresión de la posición histórica de nuestra corriente morenista, totalmente contraria a la utilización de falsas acusaciones morales contra dirigentes y militantes revolucionarios, una lacra que algunas organizaciones trotskistas tomaron del estalinismo.

La participación de Esteban Volkov en ese Tribunal es una demostración de que él no solo reivindicaba la trayectoria política de su abuelo sino también su posición frente a la moral revolucionaria y las falsas acusaciones morales. Un hecho y una actitud que valorizan aún más lo que hizo durante su vida.

.


[1] Murió Esteban Volkov, el nieto de Trotsky – Liga Internacional de los Trabajadores (litci.org)

[2] The Case of Leon Trotsky (Report of Dewey Commission – 1937) (marxists.org)

[3] Bolivia: Tribunal Moral Internacional – En Defensa del Marxismo (revistaedm.com)

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: