Dom Dic 04, 2022
4 diciembre, 2022

Unificar las luchas, hacia la construcción de la huelga general

¡La crisis social está instalada! Son los salarios y pensiones los que no dan para comer, son las casas las que no se pueden pagar, pero las empresas ganan millones. A pesar del crecimiento de la productividad, estamos frente a la mayor transferencia de ingresos del trabajo al capital en este milenio, ¡más que en los tiempos de la Troika!

Por: Em Luta, Portugal

¡El gobierno de Costa propone en el OE2023 [Presupuesto de Estado] la legalización de las rebajas salariales y la austeridad encapuchada! Los trabajadores de la Autoeuropa decidieron no aceptar la intransigencia, porque saben que fue a costa suya que la sucursal de la Volkswagen tuvo uno de los años más lucrativos, mientras los trabajadores hacen cuentas para llegar a fin de mes. Varios otros sectores realizan acciones de lucha este mes, porque están cansados ​​de ser pisoteados. También hay una crisis energética y medioambiental. 

Los más jóvenes han puesto en el orden del día las ganancias millonarias de las empresas energéticas y el problema de los combustibles fósiles. Costa muestra a qué viene, al designar a António Costa e Silva, antiguo CEO de la petrolera Partex, como ministro de Economía, y apostar a la minería del litio contra las poblaciones locales.

La oposición de derecha y extrema derecha detrás del discurso populista tiene como plan una explotación social y ambiental aún mayor. En la izquierda, la oposición “tierna” del PCP y el BE no responde a la brutalidad de la crisis social y ambiental.

La disposición para actuar de los trabajadores y de la juventud muestra que es necesario unificar las luchas, aunar esfuerzos y construir un número creciente de acciones que permitan a los trabajadores y a la juventud ganar confianza en sus propias fuerzas.

Pero no podemos quedarnos en las manifestaciones puntuales, programadas, como tanto gusta la CGTP y la izquierda parlamentaria. Por eso, debemos tener como horizonte una huelga general. Sabemos que estamos en el inicio, pero que ese es el camino necesario a seguir para garantizar un aumento de los salarios por encima de la inflación, para imponer el control público sobre los precios y la vivienda, para poner en el orden del día la renacionalización de la energía al servicio de la justicia social y ambiental colectivas, y no de las ganancias de una minoría parásita.

El camino tiene que hacerse con plenarios democráticos, que permitan a los trabajadores decidir sobre las acciones a tomar. Es necesario dar los primeros pasos, sabiendo adónde queremos llegar, independientemente de los dolores de los capitalistas y del gobierno. Solo así podremos recuperar la dignidad y la esperanza de vencer. 

Artículo editorial publicado el 14 de noviembre de 2022.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: