Vie Abr 12, 2024
12 abril, 2024

Ucrania resiste ante Putin

Aquello que Putin esperaba que fuese poco más que un paseo, se está complicando demasiado para las tropas rusas, que invadieron Ucrania el pasado 24 de febrero. Lejos de ser vistos y tratados como “libertadores”, como anunciaba la propaganda de Moscú, los rusos están recibiendo una fuerte resistencia por parte del ejército y de milicias de civiles ucranianos. En medio de penurias y destrucción, imágenes muestran cómo los ucranianos organizan la defensa: reciben armas, entrenan, cavan trincheras, producen cócteles molotov…[1]

Por LIT-CI

Putin, irritado, decidió redoblar el ataque contra Ucrania. El sábado 26 ordenó una ofensiva total “en todas las direcciones” sobre Kiev alegando que los ucranianos se negaban a negociar. La condición para esa negociación, por parte del Kremlin, consistía en que las fuerzas del país que ellos están invadiendo “depongan las armas”. Eso no es una oferta de negociación. Es exigir una rendición incondicional.

En la noche del sábado, Kiev se preparaba para el asalto definitivo de los invasores. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, anunció que el enemigo intentaría tomar la capital y sería una “noche difícil”. Pero Kiev no cayó. Resiste hasta ahora, en contra de todo pronóstico. La clave para entender este hecho reside en la enorme disposición de combate del pueblo ucraniano, que sorprendió a Putin, al propio Zelenski, y conmueve al mundo entero, con incontables muestras de coraje ante un enemigo infinitamente superior. Ucrania planta cara a Rusia.

Milicias de civiles se organizan en Kiev y otras ciudades, muchas de ellas con participación de mujeres

En la tarde del 1/03, el Ejército ruso alertó a la población de varias zonas de Kiev para que abandonen sus casas ante un bombardeo inminente. Ya volaron la torre de la televisión, matando al menos cinco personas[2]. Se registran explosiones en varios puntos de la capital.

Rusia bombardea la torre de TV de Kiev

El gobierno ucraniano informó el domingo unas 352 muertes de civiles y 1.684 heridos desde el inicio de la invasión, incluidos 14 niños. Hay cerca de un millón de desplazados internos. Más de 660.000 personas se vieron forzadas a dejar el país, sobre todo a Polonia, Hungría y Rumanía, huyendo de los ataques rusos[3], cada vez más poderosos y sin discriminación entre objetivos militares o zonas civiles.

Más de 600.000 personas huyen de Ucrania en condiciones dramáticas

En Járkov, la segunda más importante del país, han bombardeado barrios residenciales y un misil impactó en el predio de la Administración Regional.

El Ejército ruso avanza rumbo a Kiev. Imágenes satelitales muestran que un convoy de más de 60 kilómetros formado por vehículos militares rusos se dirige hacia la ciudad de 2,8 millones de habitantes. El grueso de las tropas terrestres rusas estaría a menos de 30 kilómetros de la capital[4].

Lea también | Rusia bajo Putin

Además del sitio y bombardeo de Járkov y el asedio a Kiev, los rusos atacan por el sur, donde tomaron Berdiansk, en el mar Azov, e intentan hacerse con Mariupol, donde la resistencia ucraniana es tenaz. Aparentemente, Putin planea una pinza para envolver el Donbás, consolidando un corredor desde la península de Crimea, que se anexionó por la fuerza en 2014, hasta las regiones de Donetsk y Lugansk.

La población prepara cócteles molotov

La guerra de conquista de Rusia contra Ucrania ha despertado un enorme sentimiento de solidaridad hacia el valiente pueblo ucraniano, que puso en marcha un amplio movimiento antiguerra, contra las intenciones de Moscú. El fin de semana se sucedieron decenas de multitudinarias manifestaciones contra Putin y a favor de Ucrania en distintas ciudades, dentro y fuera de Europa. Miles marcharon en Berlín, Madrid, Roma, Milán, Ámsterdam, París, Londres, Sídney, entre otras convocatorias. En otras ciudades, como São Paulo o Santiago de Chile, también hubo protestas. El repudio a Putin se hizo sentir, además, en el este europeo, como en Tiflis, capital de Georgia, o en Varsovia, la capital polaca. Sin embargo, lo más retumbante son las protestas en Moscú, en el corazón mismo del país agresor, donde crece el descontento hacia la dictadura rusa, que arrestó a más de 5.000 manifestantes contra la guerra.

Más de 100.000 personas en Berlín contra Putin

De modo vergonzoso, una parte de la izquierda, sobre todo la filoestalinista, que se posiciona junto con Putin y reproduce las mentiras de su propaganda, colaborando así con la masacre del pueblo ucraniano.

Es urgente organizar, en todos los países, una campaña de solidaridad hacia el pueblo ucraniano, ampliar la condena a la invasión rusa. Llamamos a todas y todos las/os socialistas, demócratas, defensores/as de la libre autodeterminación de los pueblos, a sumarse a la lucha por la derrota de Putin y la defensa de la soberanía de Ucrania.

¡Por la derrota de la invasión militar rusa a Ucrania!

¡Fuera las garras de los Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea de Ucrania!

¡Por una Ucrania unificada y libre de la opresión rusa!

¡Disolución de la OTAN!

¡Disolución de la alianza militar CSTO (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) del Estado ruso con las exrepúblicas soviéticas, utilizado para el envío de tropas para aplastar levantamientos populares y sostener a oligarcas sumisos, como en Kazajistán!

Notas:

[1] Ver algunas muestras de la movilización de civiles:  <https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8>;<https://www.youtube.com/watch?v=3qMVq6PtXvE>

[2] Ver: <https://www.youtube.com/watch?v=QwTUoABU9gk >.

[3] Ver: <https://www.perfil.com/noticias/internacional/son-660000-los-ucranianos-que-huyeron-de-su-pais-y-cerca-de-un-millon-de-desplazados-internos.phtml>.

[4] <https://www.youtube.com/watch?v=jsfZPUVWxQE>.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: