La Conferencia se realizó en Sindelfingen, Alemania, una pequeña ciudad próxima a Stuttgart, con una población de 60.000 habitantes, sin embargo, con una alta concentración de la industria automovilística. La Mercedes tiene 35.000 trabajadores y la Bosch tiene 12.000 solo en este municipio, que vive alrededor de la industria automotriz.

Por: Luis Carlos “Mancha” Prates

Participaron delegaciones de 20 países (Alemania, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Venezuela, España, Italia, Francia, Polonia, Rusia, República Checa, Ucrania, Turquía, Pakistán, África del Sur, Marruecos, Suecia, India).

Estuvimos con la delegación de la CSP-Conlutas, con siete compañeros: seis de San José dos Campos y uno de San Pablo, representando a las montadoras de la región y al sector autopartista.

El plenario de delegados se inició con la presentación hecha por los tres coordinadores: Jorn, de Alemania; Jesús, de la CGT de España; y “Mancha”, de la CSP-Conlutas del Brasil. Hicimos un balance de las actividades del grupo de coordinación en el último período, presentamos un balance financiero y la situación del sector en el momento actual, destacando la renovación de los contratos de trabajo de las empresas más grandes del sector en los Estados Unidos, donde había sido rechazada la propuesta presentada por la burocracia. Fue puesta a votación y aprobada la presentación de cuentas y el reglamento de la conferencia.

La conferencia se desarrolló con la realización de un plenario de delegados, con cerca de cincuenta delegados internacionales y grupos de trabajo sobre diversos temas, y abierto a la participación. Algunos temas: la situación de la salud de los trabajadores en la industria; contaminación ambiental y en el lugar de trabajo; representación en los diversos países y en la industria del auto; movimiento sindical; organización de base; unidad sindical; la cuestión de los inmigrantes; la dictadura militar en el Brasil y el papel de la Volks y otras empresas del sector; reforma o revolución; mujeres. Estos grupos fueron realizados simultáneamente.

En otro momento, también se realizaron foros de trabajadores de las empresas. El mayor fue el de la GM, que reunió a diez países e hizo un balance de las actividades en común, donde se destacaron las diversas manifestaciones de solidaridad a las huelgas que se dieron en San José dos Campos; la lucha contra el cierre de la planta de Bochum, en Alemania, que contó con varias acciones; la lucha contra los despidos de lesionados en Colombia, que tuvo un campamento en la embajada americana. En todos estos foros se eligieron coordinadores que serán responsables por mantener contactos y tener una publicación periódica en las empresas. Se realizaron foros de la Mercedes, la Volks, la Renault-Peugeot, la Ford y la Bosch.

El plenario se inició con informes de la situación de la industria automovilística y de las luchas de los trabajadores en los distintos continentes, con posterior debate. Se presentaron informes sobre Europa, África, América del Norte y América del Sur, Asia, Irán.

Luego de los debates, se inició la discusión sobre la fundación de la coordinación internacional de los trabajadores del auto. Fue presentado el documento que había sido aprobado por la coordinación y distribuido a todas las delegaciones anticipadamente, y que sería la manifestación de fundación. Este documento recibió varios agregados y contribuciones y fue aprobado por unanimidad. También fueron aprobados los principios de organización del movimiento.

En medio de las luchas

Esta conferencia reflejó las diversas luchas que ocurren en este momento en el sector. La delegación de Turquía es parte de un gran proceso de luchas que ocurre en el país, con huelgas y ocupaciones de fábricas, y que fue apoyada por todos.

En la India, la GM está con planes de cierre de una planta y enfrenta la resistencia, así como ocurrió en Bochum; el sindicato nacional metalúrgico de aquel país se hizo presente.

De África del Sur estuvo presente una representación del NUMSA, tradicional sindicato de los metalúrgicos que rompió con la orientación conciliadora de la COSATU (central sindical sudafricana que apoya al gobierno del CNA).

Del Brasil, la delegación de la CSP-Conlutas expresaba las diversas huelgas que se dieron contra los despidos y que hicieron que varias empresas retrocediesen.

En la tarde del viernes se realizó una manifestación con cerca de 500 trabajadores y delegaciones de varios países en el centro de la ciudad de Sindelfingen, que pasó frente a la enorme planta de la Mercedes Benz. La demostración, como es llamada en el país, tuvo apoyo de los habitantes de la pequeña ciudad, que solo conoció grandes movilizaciones obrera en la década de 1980.

El manifiesto aprobado en la conferencia, además de demarcar la necesidad de unificar la intervención de las organizaciones clasistas, convocó a una jornada de lucha para el 28 de abril (día mundial de lucha contra los accidentes de trabajo), y al primero de mayo (retomando el carácter de lucha de ese día). En esta semana, las diversas organizaciones realizarán actividades en sus países.

Se denunció el despido de dirigentes sindicales del sindicato de metalúrgicos de San José dos Campos (CSP-Conlutas) y el encuentro exigió la reintegración de los activistas y organizará para ello una campaña.

Fueron aprobadas otras mociones: contra el cierre de la fábrica de la GM de la India, el apoyo a las huelgas de Turquía, exigir libertad para los presos políticos de Irán y el retiro de las tropas de Haití.

En el final fue aprobado el manifiesto inicial de la coordinación internacional de los trabajadores del sector automovilístico y los principios generales de la organización, llamando a todas las organizaciones que concuerden con la propuesta, a aumentar las filas de la organización y fortalecer una alternativa clasista.

Fue electo el grupo coordinador (ICOG) con representación de Alemania, Brasil, España, África del Sur, Colombia e Italia. Este grupo organizará las actividades de solidaridad, la jornada de luchas y la segunda conferencia en 2019.

La CSP-Conlutas, la CGT y el grupo alemán serán los organizadores del ICOG. 

Luis Carlos Prates, “Mancha”, por la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas