Los trabajadores de Lufthansa Technik se negaron a dar servicio al avión del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Esto fue anunciado el miércoles 14 de octubre por el periódico Nasha Niva.

Por Lufthansa Technik

Como señala el periódico, después de que el Boeing 737 con número de registro EW-001PA aterrizara en el aeropuerto de Fuhlsbuettel, el sindicato de la empresa emitió un comunicado denunciando que el avión pertenece al “mismo Lukashenko que dio la orden de disparar contra los manifestantes en Bielorrusia”.

“Nosotros, los activistas de la compañía Lufthansa Technik, no olvidamos la larga tradición de solidaridad internacional y estamos al lado de los trabajadores bielorrusos”, dice el folleto sindical de la empresa.

Además, el panfleto contenía demandas como la «renuncia de Lukashenko», la celebración de «elecciones democráticas reales», así como «la liberación de los presos políticos y la restauración de los compañeros que han perdido sus trabajos». Los activistas de la empresa recordaron una situación similar que surgió hace 31 años, cuando los trabajadores se negaron a dar servicio al transatlántico del presidente rumano Nicolae Ceausescu.