¡Basta de represión e impunidad policial!

¡Derogación inmediata de la Ley Mordaza y de todos los artículos antidemocráticos del Código Penal!

¡Libertad de expresión!

Por: Corriente Roja, 20/2/2021.-

La respuesta en las calles tras la encarcelación del rapero Pablo Hasél no se ha hecho esperar: la indignación ante tal despropósito antidemocrático está movilizando a miles en las principales ciudades del Estado. Incluso la prensa internacional se ha hecho eco de esta descarada injusticia que, tristemente, no es un caso aislado. El Estado Español es el país con más artistas encarcelados a nivel internacional, ascendiendo la cifra a 14 presos en la actualidad. Todos recordamos el famoso caso de los Titiriteros o del rapero Valtonyc, exiliado desde hace más de 2 años a día de hoy, huyendo por la misma condena que recae sobre Hasél.

Son una ristra de artículo del Código Penal los que atentan el derecho a la libertad de expresión, como el 491, que contempla delitos por “injurias a la corona”, el 578 por “enaltecimiento del terrorismo” (por los que se condena a Hasél y Valtonyc) o el 525, que protege “los sentimientos religiosos” y por el que se juzgó a la artífice malagueña del “coño insumiso”. En total el Estado Español ha procesado 128 condenas a prisión por delitos de expresión. Debemos exigir al “gobierno más progresista de la historia” la derogación inmediata de los artículos del Código Penal que no tienen otro fin que acallar las voces críticas contra un régimen autoritario nacido del franquismo, con su máxima representación en la monarquía, ligada a la Iglesia y garante de la unidad forzada de “España”.

Tampoco podemos permitir que se nos siga reprimiendo por protestar ante estos ataques a nuestras libertades democráticas. La derogación de la “Ley Mordaza” es una reivindicación de las calles desde su imposición en 2015 y una estrategia electoral del PSOE y Podemos, que durante campaña nos prometieron sin que haya indicios de que vaya a materializarse. La “Ley Mordaza” es otro ataque a nuestra libertad de expresión ya que da vía libre al abuso policial en movilizaciones y nos impone sanciones desmesuradas por el mero hecho de ejercer nuestro derecho a la protesta.

Condenamos el abuso policial en las protestas por la encarcelación de Pablo Hasél, que ha supuesto la pérdida de un ojo a una joven de 18 años en Barcelona, exigimos la depuración de responsabilidades ante este hecho y la liberación inmediata sin cargos a los/as detenidos/as, que ya ascienden a más de 40 en todo el Estado.

Tampoco podemos dejar de señalar el reciente montaje judicial en torno al caso de Hasél ya que, ante la respuesta en la calle y el repudio popular a este atropello a nuestras libertades, la Audiencia Nacional de Lleida ha impuesto una nueva condena de 2 años y medio al rapero, 3 días después de su encarcelamiento, por una supuesta amenaza que este hizo en 2017 a un falso testigo que encubrió a unos guardias civiles en un juicio contra estos por una agresión a un menor. Esto no es más que un intento de la justicia del Régimen, respaldada por el gobierno, de poner la opinión pública en contra de Hasél para que su encarcelamiento no se asocie a la vulneración de nuestro derecho a la libertad de expresión. Además, la doble vara de medir de la justicia franquista es obvia: las agresiones policiales quedan impunes mientras se siguen añadiendo años a la condena de Hasél.

Desde Corriente Roja exigimos al gobierno su intervención.

¡Liberación inmediata y sin cargos para Pablo Hasél y todos/as los/as condenados/as por luchar!

¡Absolución de todos los/as presos/as y exiliados/as políticos/as!

¡Derogación de la Ley Mordaza y de todos los artículos antidemocráticos del Código Penal!

¡Libertad de expresión y organización!

Artículo publicado en www.corrienteroja.net