Israel ha bombardeado en Siria algunos objetivos militares. Según distintas fuentes, los objetivos fueron un convoy militar que transportaba misiles para las milicias libanesas de Hizbullah o instalaciones militares y almacenes de armas. 

Israel no ha reconocido oficialmente su autoría. En 2006, Israel atacó el Líbano llegando a desplegar tropas terrestres. Tras un mes de combates, Israel se vio obligado a retirarse, sufriendo una importante derrota que se unía a otros reveses al imperialismo en Irak, Afganistán y Gaza.  Desde entonces la situación es de una calma tensa.


Tras el estallido y desarrollo de la Revolución Siria, Hizbullah ha tomado parte por el gobierno de Al Assad, tradicional aliado suyo. Sus milicias están combatiendo directamente en suelo sirio y han intensificado su colaboración militar con el gobierno sirio. En ese contexto, Israel alarmado ante la posibilidad de un reforzamiento militar de Hizbullah, ataca.

Las armas de Al Assad y Hizbullah están masacrando al pueblo sirio, que se alzó hace más de dos años contra el régimen. Estos días se está produciendo una terrible masacre en Banias, donde ya se cuentan por dos centenares el número de muertos de todas las edades bombardeados, fusilados o degollados. Por eso, que Israel bombardee puede llegar a verse como una "ayuda" circunstancial. 

Nosotros  no pensamos que Israel esté ayudando a la Revolución a triunfar. Israel, aliado eterno de EEUU, lleva decenas de años aplicando una política de exterminio sobre el pueblo palestino. También ha atacado Siria, y aún hoy mantiene bajo control colonial parte del país (los Altos del Golán). Si ataca en un momento dado en Siria, sólo es para mantener su control en la zona, para mantener su dominio de terror en la región. Israel y EEUU no están interesados en absoluto en la victoria de la Revolución. Por eso llevan dos años dejando correr la sangre de los sirios, y últimamente haciendo el ridículo con supuestas líneas rojas que Assad no debería atravesar…aunque lo hace constantemente.

Al Assad, y en especial aquellos que lo apoyan desde supuestos postulados "antiimperialistas", van a usar el ataque como supuesta demostración del conchabamiento entre la Revolución y el imperialismo. En realidad, Assad ha sido el mejor guardián de las fronteras sionistas por decenas de años. Desde que Israel bombardeó en Siria, Al Assad ya ha dirigido sus misiles a Homs, Lataquia, Hama, Raqqa…pero ninguno contra objetivos israelís.  Sólo fue a raíz de la Revolución que Israel ha visto peligrar su frontera, e incluso la ha reforzado contundentemente. Sabe que el pueblo sirio, que se rebela contra la opresión de Al Assad, no aceptará que parte de su país esté ocupado por Israel.

Hay otro elemento a tener en cuenta. Siria cuenta con una gran comunidad palestina, que participa de la Revolución. De hecho, Al Assad bombardea continuamente campos de refugiados palestinos, como el de Yarmuk. Una de las grandes reivindicaciones de los palestinos es el derecho al retorno a su patria, es decir, el enfrentamiento contra Israel. EEUU e Israel no pueden permitir que los trabajadores y el pueblo sirio y palestino derroten por las armas al régimen de Assad, que mantenía la estabilidad en la zona. Si eso pasara, el imperialismo es consciente de que se enfrentaría a un enemigo poderoso. No sólo por el mismo pueblo sirio y palestino armado y movilizado, sino porque cualquier ataque contra ellos indudablemente encendería una chispa de solidaridad que recorrería a millones en el Norte de África y Oriente Medio, y por todo el mundo. Ya hay brigadas rebeldes, como la del vídeo aquí abajo, que están llamando a los soldados del ejército del régimen a desertar para unirse a la Revolución y así enfrentar a los sionistas que han bombardeado.

{module Brigadas rebeldes Siria}


En este sentido, quienes desde supuestas posiciones de izquierda y antiimperialistas apoyan a Al Assad, flaco favor hacen a la causa palestina y al antiimperialismo. Primero, porque permiten complacientes la masacre de la Revolución Siria, que se enfrenta a Al Assad (garante de la seguridad de Israel) y en segundo término al propio Israel. Y segundo, porque dejan ante millones de sirios a Israel como aliado circunstancial que bombardea a quienes los mata a ellos, aunque en realidad ese bombardeo no tenga ninguna intención de liberarlos del yugo assadista.

Por eso rechazamos cualquier injerencia sionista o imperialista en Siria. Ellos no están a favor sino en contra de la Revolución. Las milicias rebeldes deben ser apoyadas en su lucha contra el tirano Assad. Esa es la única ayuda que puede recibir la Revolución Siria y la lucha palestina, y esa es la gran tarea que tenemos quienes la apoyamos.

¡Ninguna intervención imperialista-sionista en Siria! ¡Todo el apoyo a la Revolución!

En este vídeo, el bombardeo:

{module Bombardeo de Israel a Siria}