El SP (Partido Socialista, miembro del Committee for a Worker’s International – Comité por una Internacional Obrera –CIO) y la TUSC (Trade Unionist and Socialist Coalition – Frente Sindical y Socialista) parecen no comprender que el Partido Laborista (Labour Party) es un partido reformista, pro austeridad, cuya dirección está comprometida con mantener al Partido Laborista como un “amplio paraguas”. Amplio significa que Corbyn no tiene intención de librarse de los belicistas, privatizadores y rompehuelgas del partido, mucho menos de los simpatizantes de Corbyn y los Consejos Laboristas[1] que votan e implementan los cortes dictados por los Conservadores.

Declaración de la Liga Socialista Internacional –ISL, Inglaterra

La TUSC está realizando una encuesta para ver si el ala derecha del Partido Laborista o los consejeros que apoyan a Corbyn estarán en el control de los Consejos Laboristas. En Camden, por ejemplo, ellos relatan que “cada consejero que quería concurrir nuevamente fue seleccionado para hacerlo, en un proceso que comenzó en setiembre. El Local Campaign Forum (Foro de Campaña Local) está firmemente controlado por el ala derecha, excluyendo de la lista de los candidatos, por ejemplo, a un conocido simpatizante de Corbyn con cuarenta años de afiliación partidaria”. No obstante, este abordaje crea falsas esperanzas.

Todos los consejeros que votaron a favor de la reelección de Corbyn también votaron, sin excepción, en Inglaterra y en el País de Gales, por los planes de austeridad y cortes en el presupuesto sin intentar movilizar la oposición pública contra los cortes. La posición oficial de Corbyn fue instruir a los Consejos para definir presupuestos legales[2].

Tanto él como John McDonnell (principal asesor económico de Corbyn) aparecen en la prensa elogiando a dirigentes laboristas locales que realizan cortes de forma consistente y que atacan a los trabajadores en huelga –por ejemplo, la huelga de los metroviarios de Liverpool–. ¿Mantener rompehuelgas en el partido Laborista es parte del “plan socialista” de Corbyn?

La orientación de Corbyn a los Consejos Laboristas es capitalista –definir un presupuesto legal–. Al mismo tiempo, él se opone a la PFI [Private Finance Initiative – Iniciativa Financiera Privada] como una importante fuente de privatización del servicio público municipal, pero no defiende el fin del apoyo de los Consejos Laboristas a la PFI. Todos los Consejos Laboristas deberían ser instruidos a luchar contra la PFI y a revocar todos los contratos en curso.

Corbyn podría haber usado el Parlamento[3] y su preeminencia en el movimiento laborista oficial para construir una lucha contra los cortes, pasando por encima de aquellos que se oponen a él en el Parlamento, en los Consejos y en otros lugares, hablando directamente a los que entran en la actividad política y a aquellos que retornan a ella.

Eso significaría la división del Partido Laborista, expulsando a aquellos que apoyan el capitalismo y la guerra. No obstante, Corbyn no tiene la intención de liderar una lucha socialista a partir del Partido Laborista, y la llamada “izquierda” externa al laborismo sirve solo de cobertura para él, lo que incluye al Partido Socialista (SP).

¿No participar de las elecciones?

En febrero se realizará una conferencia de la TUSC con el objetivo declarado de “construir el apoyo a las políticas anticortes de Jeremy Corbyn en las elecciones municipales de 2018”. Esa perspectiva ayuda al ala derecha de los laboristas a preparar una traición más contra los trabajadores y da más cobertura a la falta de principios de Corbyn.

En una tentativa de crear más confusión, la TUSC declara: “Respondiendo a la nueva situación, nuestra política… ha sido la de no presentar candidatos en las elecciones municipales[4] contra consejeros laboristas que votan contra los cortes en la cámara del Consejo”. En 2017, tal vez, el SP pudo suministrar una lista de candidatos porque el sitio de la TUSC no identificaba ningún consejero laborista que votase contra los cortes.

“Los políticos de cualquier partido que apoyan la austeridad, no obstante, son otra cuestión y la TUSC está preparada para disputar las elecciones municipales contra candidatos laboristas del ala derecha que realizan los cortes de presupuesto. ¿Pero eso no debería ser revisado ahora?”.

¿El Partido Socialista y la TUSC estarían ahora pidiendo votos para el ala derecha del Partido Laborista simplemente porque ellos son laboristas?

El sitio del Partido Socialista anuncia la conferencia sin comentarios: “Construir el apoyo a las políticas anticortes de Jeremy Corbyn en las elecciones municipales de 2018 – ¿candidatos socialistas antiausteridad deberían concurrir en mayo?”.

El papel de un partido trotskista es dirigir la lucha contra la influencia del reformismo.

Notas

[1] Consejos laboristas: Los Consejos son los órganos ejecutivos y legislativos de gobierno de la mayoría de las ciudades de Gran Bretaña. Solo las grandes ciudades eligen alcaldes (intendentes). Se acostumbra nombrar los Consejos por el partido que tiene la mayoría. En el caso, Consejos Laboristas.

[2] Presupuesto legal: un presupuesto que acata las determinaciones del Parlamento, es decir, de cortes en el presupuesto.

[3] El dirigente del mayor partido de oposición es considerado un primer ministro sombra, y tiene el derecho de hacer pronunciamientos en el Parlamento en oposición a la política de gobierno.

[4] Las elecciones en Gran Bretaña son distritales.

Traducción del original en inglés: Marcos Margarido.

Traducción del portugués: Natalia Estrada.