Jue Jun 13, 2024
13 junio, 2024

“Maestrazo” contra la política educativa de López Obrador

Por CST, México

El 5 de diciembre se realizó la mayor marcha de los maestros de la CDMX del sexenio de AMLO y una de las más numerosas y combativas desde hace muchos años. La jornada fue de paro de labores y movilización. Sin lugar a dudas esta lucha surgida desde las bases marca un punto de inflexión en la relación de los trabajadores de la educación con el gobierno de la Ciudad de México, cuya “Jefa”, Claudia Scheinbaum, es la candidata del gobierno a presidente en las elecciones del 2024.

Más de 15 mil docentes primarios, secundarios, auxiliares y del Colegio de Bachilleres participaron de la marcha recorriendo el centro de la ciudad y la plaza del Zócalo. La mayoría jóvenes, auto-organizados por escuelas, convocados por la CNTE, Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Organización que está a pocos días de cumplir 44 años de lucha. La jornada fue producto de un profundo y masivo descontento e indignación en las bases al conocerse el mísero aumento salarial pactado por la Secretaría de Educación de la CDMX con los “charros”, la burocracia del SNTE.

Objetivamente la CDMX es la entidad donde los maestros tienen sus salarios y prestaciones más rezagados. Además, la mayoría de los maestros jóvenes tienen una plaza, a diferencia de los más antiguos que tienen dos plazas,  jornada completa y sus salarios son mayores. Más en general, el tema salarial es un factor de malestar generalizado entre los trabajadores de todo el país, debido a la política neoliberal de dólar subvaluado y un “peso fortachón” lo provoca carestía.

Ante esta verdadera demostración de fuerza de los maestros movilizados, el gobierno recibió a una comisión Negociadora de la CNTE y las Secciones Democráticas9ª, 10ª 11ª y 60ª, cuando en realidad hasta entonces había intentado desconocer su representatividad, priorizando a los “charros” como interlocutores. Ya en las primeras reuniones el gobierno reconoció que “el reclamo de los maestros es justo”, que el día de paro no se descontará, que no habrá represalias y que se buscará adecuar el presupuesto de la CDMX, para “buscar en mesas de negociación una solución a las demandas salariales”.

La CNTE ante un posible cambio de rumbo

Es un hecho que las “autoridades” y la candidata heredera de Morena y la 4T ya tomaron nota de que la fuerza surgió desde las bases ante los agravios a la educación pública y a los maestros durante este sexenio y la convocatoria de la CNTE la canalizó. Lo importante ahora es que los maestros y los numerosos activistas de la CNTE reflexionemos en cómo llegamos a esta situación de pérdida de prestaciones y rezago salarial.

Desde el comienzo de su sexenio AMLO se dedicó a fragmentar y dispersar a la Coordinadora Nacional. Y para eso usó su táctica privilegiada: hipnotizar con su retórica demagógicaa los “compañeros” de la CNTE. Casi 20 reuniones en Palacio Nacional con los representantes de las secciones le sirvieron al prestidigitador para anestesiar a todos, cooptar algunos y neutralizar a otros. Así AMLO logró imponer una “nueva” reforma educativa, estafando a los que enfrentaron la “mal llamada” reforma educativa de Peña Nieto. Y lo más grave, logró lo que durante décadas no pudieron otros gobiernos neoliberales: fragmentar y desmovilizar a la CNTE para priorizar su relación con la continuidad del charrismo en el SNTE.

Los próximos meses y el año entrante mostrará si el cambio de rumbo se da o no. Para superar la fragmentación y avanzar hacia una verdadera Coordinación Nacional, será necesaria la construcción de una dirección magisterial democrática y comprometida con las necesidades y luchas de los maestros y no con candidaturas electorales, promesas de los gobernadores o del poder federal. Desde la CST y la LIT-CI aportaremos todo nuestro modesto esfuerzo al logro de ese objetivo.    

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: