¡Estamos con las mujeres afganas!

Las mujeres afganas inauguran un capítulo más en su ardua lucha por derechos y por la liberación de su país del yugo de los ocupantes con su saña imperialista. Ahora la batalla es contra el fundamentalismo del Talibán.

Por: Soraya Misleh

Desde el momento en que el grupo asumió el poder en acuerdo con el imperialismo estadounidense, no tardaron en pintar “Abajo el Talibán”. Esa es la consigna de las organizaciones de mujeres, que han organizado protestas y se negaron a callarse. Siguen buscando formas de lucha para resistir y ampliar la movilización con alguna seguridad.

Las mujeres que se encontraban en universidades o trabajando en funciones gubernamentales están obligadas a esperar en casa por el retorno, así como las estudiantes de enseñanza secundaria. El Talibán promete que esa medida es temporaria, hasta que el país se estabilice. El mismo discurso adoptado en 1996-2001, que resultó en la clausura de esas mujeres, que no podían tomar sus propias decisiones en cuanto a circulación, trabajo, educación, modo de vestirse.

La situación no mejoró con la ocupación de los Estados Unidos y aliados, excepto para una pequeña parte urbana, que sirvió de propaganda al imperialismo en su retórica de salvador de las mujeres, defensor de los derechos humanos y de la democracia.

Las afganas denunciaron esa farsa desde el principio, así como ahora con el Talibán, que intenta vender una imagen moderada. Sus organizaciones rechazan aun la idea de que la mayoría de los afganos está con el Talibán. Para ellas es más de lo mismo. Y ese mismo significa seguir la batalla por sus derechos y que la mayoría del pueblo afgano sea de hecho dueña de su destino.

La solidaridad internacional es fundamental en este momento. Que no sea olvidada su lucha y su realidad después de que las luces de los medios capitalistas desvíen su atención. Que se presione a los gobiernos para que no aprieten las manos del Talibán, y que se haga responsable a la intervención imperialista por la tragedia del pueblo afgano.

¡No más intervención imperialista!

¡Abajo el Talibán!

¡Viva la lucha de las mujeres afganas!

Traducción: Natalia Estrada.

mujeres afganas