Dom Dic 04, 2022
4 diciembre, 2022

Después de un exitoso día de huelga general en Francia, los movimientos deciden continuar la lucha

Alrededor de 150 manifestaciones tuvieron lugar en toda Francia el martes 18 de octubre.

Por: CSP-Conlutas

El martes (18), en toda Francia, cientos de miles de trabajadores realizaron un día de huelga general con manifestaciones, para exigir aumentos salariales y menos desigualdad, y para denunciar los ataques al derecho de huelga por parte del gobierno de Macron.

Se movilizaron sectores importantes y estratégicos: de transportes (carretera, ferroviario y aéreo), de energía, y de servicios públicos como salud y, en particular, educación, en lucha por la defensa de la educación secundaria y el derecho a las pensiones para la clase.

Según las centrales organizadoras de la jornada de lucha, unas 300.000 personas salieron a las calles en protestas realizadas en París, Lyon, Estrasburgo, Martigues, Le Havre, Montpellier, Rennes, Nantes, Burdeos y otros lugares.

En la evaluación de la central francesa Solidaires, entidad fundadora de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas, la jornada expresó “la rabia social por las escandalosas diferencias salariales, el aumento de los precios, y el alza de la inflación”.

Mientras las empresas gigantes del sector energético TotalEnergies y Exxon Mobil, en las que el movimiento petrolero inició las movilizaciones, facturaron en el primer semestre R$ 53 mil millones (alrededor de 10.000 millones de dólares) y R$ 96 mil millones, respectivamente, la clase trabajadora sufre por intentar sobrevivir al alto costo de la vida y la precarización de los servicios públicos.

Solidaires defiende nuevas negociaciones salariales en todo el territorio, con un aumento salarial de 400 euros para todos, la reevaluación de los ingresos básicos y de las pensiones, así como becas de estudio y transporte público y gratuito”.

En nota, el central francesa informa que “ ya se ha anunciado la continuidad de la lucha en los sectores de la energía y el transporte, en particular de la SNCF, en las universidades y en la educación ”.

Solidaires apoya continuar con la lucha e hizo un llmado para la convocatoria de asambleas en todos los sectores movilizados, a fin de decidir los próximos pasos de enfrentamiento. “Queremos vivir, no sobrevivir ”, es la consigna que levanta la entidad.

La CSP-Conlutas,  en una nota de apoyo , subrayó que en medio de las pésimas

condiciones de vida de la población, sobre todo de la pobre y trabajadora, Macron no exigió a las multinacionales que aumenten los salarios de los trabajadores indexados a la inflación.

Por el contrario, su gobierno reprimió a los que se levantan a las 4 de la mañana, a los que utilizan su cuerpo y su salud para producir, a los que se enferman, a los que tienen pocos años de jubilación porque sus cuerpos están agotados: utilizando la ley de la Segunda Guerra Mundial , pasó a exigir un cuadro mínimo de funcionamiento en las empresas privadas so pena de prisión para los huelguistas que lo rechacen, violando [así] el derecho constitucional de huelga de los trabajadores”.

La CSP-Conlutas y sus sindicatos, movimientos y entidades afiliadas apoyan incondicionalmente la lucha de los trabajadores y de las Centrales Sindicales en Francia, que están al frente de la movilización.

Desde el Brasil, convoca al movimiento sindical internacional a rodear de la más amplia solidaridad la lucha y el camino señalado por los trabajadores petroleros, de la energía y ferroviarios franceses, en una Europa atravesada por la crisis energética e inflacionaria.

¡Solidaridad internacional total con el movimiento por derechos para la clase trabajadora en Francia!

Artículo publicado por la CSP-Conlutas y reproducido en el sitio www.pstu.org.br, 21/10/2022.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: