Vía redes sociales, la semana pasada nos enteramos de una denuncia que sería interpuesta por Carabineros contra nuestra compañera María Rivera, abogada de DDHH que hoy juega un rol fundamental en la defensa de los presos por luchar, a través de la Defensoría Popular. 

Denuncia en la cuenta de Twitter de Carabineros

La denuncia de Carabineros fue por delito de “sedición impropia” y habría sido presentada ante la Fiscalía local Centro Norte, debido a que María, como dirigenta nacional del MIT, hace un llamado a que los funcionarios de las fuerzas represivas, especialmente quienes provienen de familias trabajadoras, dejen de reprimir a su pueblo y se sumen a su lado en esta lucha. Es un llamado abierto al cese de la represión, en pos de la defensa del pueblo trabajador contra los ataques de la clase patronal y las elites políticas representadas por Piñera; contra la represión que recientemente asesinó a Neco y hoy tiene grave a un joven de 24 años de la comuna de Padre Hurtado.

A esta denuncia de Carabineros contra María, se suma una serie de amenazas de muerte que ha recibido desde el 18 de Octubre: “paseos en helicóptero”, insultos y llamadas telefónicas que han dado a saber que está siendo perseguida. Frente a este hecho gravísimo, se presentó una querella por estas amenazas y la Fiscalía propuso la “protección” a nuestra compañera con un carabinero de Punto Fijo. Evidentemente, ella ni nosotros como MIT aceptamos ese intento, por el cuestionamiento que a diario se hace a la institución.

Si bien la denuncia fue hecha por Carabineros bajo el mando de Mario Rozas, sabemos que tiene como principal responsable político a Sebastián Piñera, quien ha profundizado concientemente la represión y persecución contra quienes luchan. Si Piñera estuviera por la defensa del pueblo trabajador como dice estarlo, debería frenar esta denuncia y la represión, sin embargo no lo hará, porque es él quien encarcela, tortura y hasta asesina a los que protestan, mientras encabeza un “Proceso Constituyente” supuestamente democrático. Pero, ¿qué garantías de democracia hay sin real libertad de expresión, si hoy se denuncia a una luchadora sólo por llamar al cese de la represión, en defensa de quienes protestan? ¿Qué garantías de democracia hay si siguen asesinando a los nuestros? Por eso exigimos no sólo la salida de Rozas, sino también de Piñera y todos los responsables de esta persecución contra María y nuestro pueblo trabajador.

Hoy, llamamos a solidarizar con María y todos los perseguidos de esta Revolución. Llamamos a que organizaciones de pobladores, asambleas territoriales, sindicatos, organizaciones estudiantiles y de DDHH, de Chile y el mundo, se sumen a esta defensa enviando videos y saludos de apoyo. Que en cada movilización se haga la exigencia por el fin a la persecución política de María y todas/os las y los luchadores, por la libertad a los presos por luchar, por el juicio y castigo para los violadores de DDHH.

La revolución chilena ha demostrado que ni la represión criminal, ni las amenazas ni denuncias van a frenarnos; porque luchamos no por 30 pesos, sino por 30 años; por recuperar todo lo que los de arriba, los empresarios y sus gobiernos nos han robado.