También llamada “Masacre de Pidjiguiti” fue un episodio de lucha por la independencia de Guinea-Bissau del dominio portugués, que antecedió y provocó el inicio de la lucha armada. El hecho ocurrió el 3 de agosto de 1959.

Por: Asdrúbal Barboza

En agosto de 1959, los marineros y estibadores del Puerto de Bissau al servicio de la Casa Gouveia en el muelle de Pidjiguiti entraron en huelga exigiendo mejores salarios y mejores condiciones de vida. El 3 de agosto, a pesar de que la Casa Gouveia ya había aceptado las reivindicaciones de los trabajadores, la represión fue violenta.

El tiroteo duró hasta las 18 horas. El número exacto de muertos nunca llegó a ser conocido, oscilando entre 40 y 60, y cerca de 100 heridos.

Quedó claro para los jóvenes que luchaban en la resistencia al poder colonial de Salazar, que el gobierno de Portugal nunca aceptaría una autonomía administrativa.

En setiembre de 1959, Amílcar Cabral y varios miembros de la resistencia se reunieron en Bissau, y decidieron que la única esperanza para alcanzar la independencia de Guinea-Bissau sería a través de la lucha armada, y organizando el PAIGC.

Este fue el punto de inicio de 13 años de lucha armada (1961-1974) en la Guinea portuguesa, en que cerca de 10.000 combatientes del PAIGC, apoyados por la URSS enfrentaron a 35.000 soldados de las tropas portuguesas, conduciendo a la independencia de toda el África portuguesa luego de la Revolución de los Claveles en Portugal, en 1974.

Hasta hoy, los trabajadores de Guinea-Bissau reivindican este huelga proletaria que simboliza la lucha por la independencia.

Traducción: Natalia Estrada