Entrevista a Barbara Barella del Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita (Comité de las trabajadoras y trabajadores de Alitalia).

Por: Partido de Alternativa Comunista (PdAC), Italia

Barbara, hace algunos días salió una declaración en la prensa del Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita que informaba una victoria importante con relación a un petitorio. ¿Usted puede hablarnos sobre eso?

Hablamos de un petitorio que involucra a todos los gremios de la compañía, con el objetivo de exigir de las organizaciones sindicales que cualquier acuerdo relacionado con el futuro laboral y salarial de todos nosotros sea previamente sometido a nuestro consentimiento.

El petitorio se inició durante una manifestación en el Ministerio de Finanzas el 27 de mayo pasado, para después continuar en el aeropuerto de Roma-Fiumicino con la organización de stands autorizados, que montamos en los puntos más estratégicos del aeropuerto, o sea, donde conseguimos interceptar a la mayor cantidad de colegas posibles.

Al mismo tiempo, muchos de nosotros recogimos firmas entre los colegas de los propios sectores de los cuales formamos parte, mientras se iniciaba también la colecta de firmas en la terminal de Milán-Linate. Otros colegas se movilizaron en algunas terminales periféricas, como Venecia, Catania y Reggio Calabria. Debo decir, entre otras cosas, que los primeros días tuvimos pedidos incluso de pasajeros para firmar, lo que nos envalentonó frente a tantos opositores que hace años nos insultan de varios modos. En fin, muchos colegas ya jubilados también querían adherir, pero lamentablemente no fue posible porque el referendo que exigiremos contempla solo a los trabajadores y las trabajadoras en actividad.

A este primer objetivo, las 3.000 firmas, o sea, 30% de los efectivos de Alitalia, porcentaje mínimo exigido en tales ocasiones, seguirá el envío de cartas de solicitud del referendo a las varias organizaciones sindicales y para informar a los Ministerios competentes.

Como Alternativa Comunista siempre seguimos y apoyamos la lucha de Alitalia y creemos que se puede decir que es única y fundamental la experiencia del Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita. ¿Usted puede explicarnos dónde nació la necesidad de organizarse de modo independiente y cuáles son sus objetivos?

Hacia finales de mayo un grupo de trabajadores y trabajadoras, que siempre van a las manifestaciones, provenientes de diversos sectores y ligados o no a sindicatos diferentes, decidió encontrarse por fuera de las manifestaciones y reflexionar sobre qué hacer, tomando en cuenta incluso la histórica disgregación sindical. Ir a las manifestaciones ya no era suficiente y tuvimos la necesidad de pasar a la acción, sin oportunismos ni otros intereses; aquello que falta hace tiempo en quienes deberían representarnos.

Dimos vida, así, al Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita, un grupo absolutamente transversal, democrático e independiente que quiere crear conciencia y motivación incluso entre los colegas más ausentes y dubitativos. La primera acción fue esa de organizar el petitorio con el objetivo de exigir el referendo, con la intención de que se pueda interferir sobre las decisiones que estarán sobre la mesa de negociaciones.

Nos parece que hay una fuerte presencia de mujeres en el Comité, que han demostrado su importancia como vanguardia durante toda la lucha de Alitalia. ¿Usted también cree que es importante valorizar su papel como sujetos doblemente oprimidos, en la sociedad y en el trabajo?

Lo que personalmente me dio aún más fuerza en este período fue exactamente la masiva presencia de tantas colegas, sea en las manifestaciones o en el Comité. Mujeres muy determinadas, siempre en la línea de frente y prontas para dedicarse, independiente de las diversas tareas que la actividad en el Comité exige, de las más “formales” a aquellas de carácter más práctico, conciliando turnos de trabajo y tareas familiares.

Pero no digo ninguna novedad, pues eso es muy común en el escenario habitual en el cual toda mujer trabajadora tiene que moverse.

Personalmente, creo que el mejor modo de valorar nuestro papel multitareas, es el de perseguir la autodeterminación, eligiendo con autonomía uno o más papeles, con conciencia y motivación. Claro, en el mundo del trabajo, las elecciones son siempre más forzadas y penosas, pero el hábito mental debe ser siempre el de la independencia y la conciencia. Ese es el mayor valor.

El Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita, está muy activo en el intento de unir las luchas, que se multiplicaron cada vez más después de la liberación de los despidos. ¿Usted piensa que es importante unir las luchas con otros sindicatos y sectores?

La convicción de esa iniciativa, totalmente nueva en nuestro contexto, nos vino también por la fuerza de otras realidades que están en gran crisis y que nos apoyaron en diversas manifestaciones. Los escenarios dramáticos que estamos asistiendo en estos días nos convencen cada vez más de cuánto la unidad de objetivos entre los trabajadores es fundamental para dar fuerza a las acciones e ideas, incluso cuando las motivaciones parecen vacilar.

Nosotros estamos moviéndonos contra la perversidad de un plan de quiebra que la Unión Europea y el gobierno Draghi están intentando imponer en perjuicio de nuestra empresa nacional. Se prevé un desastre industrial y social que aumentará las filas del matadero de millares de trabajadores desempleados, a los cuales estamos apoyando en estas semanas después de que liberaron los despidos.

A la luz de todo eso, estamos convencidos de que es indispensable solidarse con los otros trabajadores, pues aquí no están en juego solo conflictos laborales individuales sino el futuro del trabajo en Alitalia. Nosotros no desistiremos, porque se lo debemos sobre todo a nuestros hijos, que, a diferencia de nosotros, se encontrarán con un país hecho apenas de destrozos.

Agradecemos a Bárbara y a todas las trabajadores y los trabajadores de Alitalia y del Comité Todos A Bordo – No al Plan Ita y convidamos a usted a leer los distintos artículos y entrevistas en nuestro site y nuestro periódico (Progetto Comunista) [y los diversos artículos traducidos y subidos al site de la LIT-CI], con los cuales estamos apoyando y acompañando una de las luchas más importantes del último período en Italia.

Una lucha en defensa de una gran empresa que la Unión Europea, gobiernos, y determinadas direcciones sindicales gustarían de borrar de la historia y, con ello, a sus trabajadores. Estaremos siempre al lado de esta lucha por una Alitalia única, pública, y bajo el control de los trabajadores.

Traducción del portugués: Natalia Estrada.