Primera Parte de la entrevista Joseph Daher, miembro de la Corriente de Izquierda Revolucionaria de Siria.

Florence Oppen: Hace ya más de 4 años que comenzó la Revolución Siria, en marzo de 2011. Hemos visto cómo el régimen de Assad ha reforzado su ofensiva sobre los rebeldes y el pueblo sirio a finales de 2014 utilizando bombas de barril en las zonas rebeldes, que han causado más de 20.000 muertos. Además, a finales de septiembre del año pasado, Rusia empezó a intervenir militarmente, y a finales de octubre de este año [2015] vimos cómo se organizó la Conferencia de Viena, liderada por los EEUU y las potencias europeas (más China, Arabia Saudita y Rusia) para reunir a los dos campos enfrentados y encontrar una «transición hacia la paz». ¿Este proceso de «desvío» de la revolución hacia un «gobierno de transición», tal y como se planificó en la Conferencia de Viena, quedó frenado o, al contrario, fue acelerado por los atentados de París?

Joseph Daher: El proyecto del gobierno de transición ha sido acelerado por los atentados de París, pero esta opción es mucho más antigua, y ha sido casi siempre la opción preferida por las distintas potencias imperialistas. Los objetivos de los EEUU y de las potencias occidentales desde el inicio del levantamiento del pueblo sirio nunca han sido asistir y ayudar a los revolucionarios sirios o derrocar al régimen de Assad. Muy al contrario, los EEUU han intentado llegar a un acuerdo con el régimen de Assad (o con sectores de este) y con la oposición ligada a Occidente y a las monarquías del Golfo. Estas últimas no son nada representativas del movimiento popular y son absolutamente corruptas. Esta solución de un gobierno de transición es lo que se conoce como la “solución yemení”: mantener el régimen tal y como está, y hacer algunos cambios superficiales.

En este contexto cabe recordar las líneas directrices aprobadas por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU el 30 de junio de 2012, donde sería posible (no queda excluido) un gobierno de transición presidido por Assad.[1] El único criterio para la conformación de ese gobierno de transición era el “consentimiento” de la delegación de la oposición a la presencia o no de Assad en dicho gobierno, de la misma forma que los delegados que representaban el régimen de Assad podrían vetar a cualquier persona propuesta por los delegados de la oposición.[2]

Además, la ausencia o la falta de toda organización y asistencia militar decisiva de los EEUU y demás países occidentales a los revolucionarios sirios es otra prueba de la falta de voluntad de apoyar cualquier cambio radical en Siria.

F.O.: ¿Cuál ha sido el impacto de la intervención militar de Rusia y su rol en el proceso revolucionario sirio? ¿Piensa que Rusia busca únicamente eliminar al Estado Islámico?

J.D.: La intervención militar de Rusia alcanzó un nivel superior el 30 de septiembre de 2015 cuando su aviación militar empezó a llevar a cabo los primeros bombardeos en Siria. A finales del verano de 2015 Rusia ya había aumentado considerablemente su implicación al lado del régimen de Assad, en particular proporcionando formación y apoyo logístico al ejército sirio. El 17 de septiembre, el ejército de Assad empezó a utilizar nuevos tipos de armas aéreas y terrestres enviadas por Rusia, y fotos satelitales de mediados del mes mostraban dos instalaciones militares adicionales rusas cerca de la ciudad siria de Lattakiyya.[3]

Rusia ha tenido un papel fundamental en la supervivencia del régimen de Assad: es su principal proveedor de armamento, y a partir de enero de 2014 no ha hecho otra cosa sino aumentar el envío de material militar (municiones, piezas de armamento, vehículos blindados, drones, bombas teledirigidas, etc.).

La propaganda alrededor de la “guerra contra el terrorismo” lanzada por el Estado ruso es una manera de apoyar política y militarmente el régimen de Assad y aplastar toda forma de oposición en Siria. Putin quiere que los distintos actores internacionales consideren a Assad como la principal fuerza que les puede ayudar a luchar contra el “terrorismo”.

Los objetivos de los bombardeos rusos son claros: salvar y consolidar la potencia militar y política de Assad. El presidente ruso Vladimir Putin dijo el 28 de septiembre, antes del inicio de las operaciones, que “no hay otra opción para poner un fin al conflicto sirio que no sea reforzar las instituciones del actual gobierno legítimo de Siria en su combate contra el terrorismo.”[4] En otros términos, lo que Putin propone es aplastar todas las formas de oposición al régimen de Assad, tanto las democráticas como las reaccionarias, en el marco de la “lucha contra el terrorismo”.

Todos los regímenes autoritarios han utilizado este tipo de propaganda para reprimir los movimientos populares o los grupos de oposición que enfrentan su poder: tanto Assad contra el movimiento popular desde el inicio de la revolución, como el dictador Sissi en Egipto para reprimir a la Hermandad Musulmana pero también a la izquierda progresista y los movimientos democráticos (el partido Socialistas Revolucionarios, el Movimiento 6 de Abril, etc.), como Erdogan para enfrentar al PKK y los distintos movimientos de izquierda o, por dar un último ejemplo, la represión de las monarquías de Bahrein y Arabia Saudita contra los manifestantes y las movilizaciones populares contra sus regímenes dictatoriales.

Cabe recordar que según el Centro de Documentación de Violaciones (VDC) en Siria, desde el inicio de las operaciones militares rusas el 30 de septiembre, entre 80% y 90% de los objetivos de los bombardeos, que han causado la muerte de más de 520 civiles y 100.000 desplazados no han sido las zonas controladas por el Estado Islámico.[5] Los bombardeos de la aviación militar rusa han destruido una decena de hospitales además de una fábrica de pan, centros de agua potable, mercados populares etc.

Está claro que después de los atentados de París, Moscú intenta alcanzar más a los jihadistas, pero sigue bombardeando grupos del ELS (Ejército Libre Sirio) y a civiles. El 28 de noviembre, por ejemplo, la aviación rusa bombardeó un centro médico en la provincia de Idlib que albergaba una panadería que fabricaba 130.000 kg de pan al mes y un centro de agua potable que abastecía a 50.000 personas. Varios barrios populares de Alepo y su región, y de Idlid, han sido también bombardeados.

FO.: ¿Y cómo analiza la intervención militar francesa en Siria hoy, después de los atentados?

J.D.: Francia ha intensificado sus bombardeos después de los atentados del 13 de noviembre. Ahora ha movilizado 3.500 unidades militares y desplegado su portaaviones Charles-de-Gaulle en el este del Mediterráneo, que desde el 23 triplica la capacidad de acción del gobierno francés.[6]

Antes de los atentados, Francia ya había bombardeado en septiembre del 2015 asentamientos del Estado Islámico en Siria, cerca de la ciudad de Deir Zor. Las autoridades francesas habían justificado esos bombardeos porque eran “santuarios de Daesh donde se han formado los que atacan a Francia”, añadiendo que “Estamos actuando en legítima defensa.”[7]

Desde el 27 de septiembre, Francia llevó a cabo cuatro series de bombardeos adicionales en Siria, en el marco de la operación «Chammal», contra el Estado Islámico. Esta operación estaba en curso desde 2014, en la operación conjunta liderada por los EEUU a partir de septiembre de 2014, con objetivos en Irak (a pedido del gobierno de Bagdad) y en Siria, donde hasta el momento ha rechazado colaborar con el régimen de Assad. La operación Chammal agrupa alrededor de 60 países, incluyendo a EEUU, el Reino Unido, Francia, los países vecinos a Siria, y Turquía. Desde sus inicios excluyó la intervención militar directa en territorio sirio pero ha enviado fuerzas especiales y tropas iraquíes y kurdas. Además, sólo una docena de sus miembros ha intervenido en los bombardeos, que ya han sido alrededor de 8.300 desde 2014, 80% de ellos a cargo de los EEUU.[8]

Desde los atentados, Francia a pedido a los demás gobiernos occidentales que se unan a la “guerra contra el EI.” El Reino Unido se unió a la campaña después de un voto del parlamento británico a favor de los bombardeos en Siria el 2 de diciembre de 2015. Horas después de la votación, la aviación británica ya había empezado a bombardear las instalaciones petroleras del EI. Días después, el parlamento alemán, el Bundestag, votó a favor del proyecto de Angela Merkel, y el 4 autorizó el despliegue de un máximo de 1.200 soldados (lo que representa la mayor misión de la Bundeswehr en el extranjero) y de seis aviones Tornado para misiones de reconocimiento en Siria, más una fragata de apoyo al portaaviones francés Charles-de-Gaulle.

Por lo tanto, son hoy seis países (EEUU, Francia, Reino Unido, Canadá, Australia y Jordania) los que están interviniendo en Irak y Siria. Dinamarca y los Países Bajos sólo intervienen en Irak. Y otros cuatro Estados (Turquía, Arabia Saudita, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos) sólo efectúan bombardeos en Siria.[9] En lo que se refiere al “refuerzo” estadounidense, el portaaviones Harry Truman se dirige al Mediterráneo, y Washington tiene ya 3.500 soldados en Irak, a los que se van a sumar las fuerzas especiales (alrededor de 200 hombres en Irak, y un refuerzo aún no cuantificado que será desplegado en Siria).

Además de todo esto, Francia ha pedido más colaboración a Rusia, quien declaró después de los atentados de París que estos mostraban que Rusia tiene una política extranjera acertada. De hecho, el 26 de noviembre de 2015, los gobiernos francés y ruso anunciaron su decisión de “coordinar” sus bombardeos en Siria contra Daesh, en particular para apuntar al transporte de productos petroleros. El contrabando de petróleo representa una de las principales fuentes de financiación de Daesh, con un ingreso estimado de 1.5 millones de dólares al día.[10] Francia y Rusia acordaron además intercambiar información para que los bombardeos no afecten a aquellos que “luchan contra Daesh”, véase los grupos del Ejército Sirio Libre que combaten al régimen y a EI.

FO.: Hoy la LIT-CI y otras organizaciones de la izquierda revolucionaria que apoyan la revolución tenemos una polémica intensa con un sector de la izquierda mundial que parece estar convencido que ya no hay nada que defender en el proceso revolucionario sirio dada la realidad de la intervención imperialista (EEUU) del lado de los rebeldes. Esta posición afirma que, por desgracia, ya no hay nada que defender en el proceso revolucionario sirio porque los rebeldes están financiados y controlados por el imperialismo norteamericano o por los islamistas radicales. Entonces, ¿qué papel quiere jugar el imperialismo norteamericano en la región y cuál es la realidad de su intervención?

J.D.: Primero quisiera precisar que ha habido una ausencia total de asistencia militar consecuente en apoyo de los revolucionarios sirios, sea de EEUU o de otros países occidentales. De hecho, el Wall Street Journal publicó un artículo en enero de 2015 donde un ayudante de la CIA afirmaba: “Algunos cargamentos de armas eran tan pequeños que los comandantes tenían que racionar las municiones. Uno de los comandantes más de confizna y preferido de los EEUU recibía un total de 16 balas al mes por combatiene. Se pidió a los rebeldes que entregaran sus lanza-misiles anti-tanque para obtener nuevos, pero no podían ni obtener proyectiles para los tanques que capturaban. Y cuando el verano pasado pidieron más munición para enfrentar a los grupos ligados a Al Qaeda, los EEUU dijeron que no.”[11]

El plan de Barack Obama, que fue aprobado por el Congreso norteamericano con un presupuesto de U$500 millones para armar y equipar entre 5.000 y 10.000 rebeldes pero que nunca fue puesto en marcha, no buscaba derribar el régimen de Assad, como queda claro en la resolución misma: “El Secretario de Defensa está autorizado, a proporcionar asistencia, formación, equipamiento y aprovisionamiento, en coordinación con el Secretario de Estado, a elementos de la oposición siria y otros grupos sirios seleccionados de manera apropiada con los siguientes objetivos: 1) Defender al pueblo sirio contra los ataques del Estado Islámico y asegurar los territorios controlados por la oposición siria, 2) Proteger a los EEUU, sus amigos y aliados y al pueblo sirio contra las amenazas de los terroristas en Siria, 3) Promover las condiciones para una solución negociada al conflicto sirio.”[12]

Ese programa ha sido un fracaso y ahora ha sido cancelado. Pero antes de su fin, la jefa política del Pentágono, Christine Wormuth, había reconocido que “el programa era mucho más pequeño de lo que esperábamos,” y que había entre 100 y 200 combatientes en curso de formación, precisando que recibían una formación desastrosa.[13] Un general norteamericano llegó a declarar delante del Congreso de los EEUU que sólo logró formar con éxito a “cuatro o cinco” soldados de la oposición.[14]

El jefe del Estado Mayor del grupo rebelde sirio entrenado por los EEUU, la división 30, dimitió de su puesto y se retiró del programa el 19 de septiembre de 2015. Habló entre otras cosas de “la ausencia de un número suficiente de reclutamientos” y de “la falta de seriedad a la hora de poner en marcha el proyecto que estableciera la división 30”.[15]

El otro obstáculo que los EEUU han encontrado en Siria ha sido y sigue siendo el de lograr constituir grupos armados que les sean fieles a sus intereses, a causa de la realidad local. Eso se debe al acuerdo de la gran mayoría de los grupos de oposición sirios a no cooperar con Washington si este no les garantiza el poder mantener su independencia y autonomía y si esta cooperación no conlleva un objetivo claro de derrocar a Assad.

Después de su fracaso en el intento de formar a batallones del Ejército Libre Sirio (ELS), los EEUU cambiaron su estrategia en el otoño de 2015 y han decidido ahora apoyar política y militarmente las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) para derrotar a Daesh (o Estado Islámico).[16] Las FDS fueron creadas en octubre de 2015 para dar una cobertura jurídica y política al apoyo militar de los EEUU al PKK en Siria. Las FDS están dominadas por las YPG (el brazo armado del partido PYD, Partido de la Unión Democrática, sección siria del PKK, Partido de los Trabajadores del Kurdistán)[17] ya que los demás grupos que participan en ellas (grupos kurdos, sirios y algunos ligado a la ALS, como el ejército revolucionario Jaysh al-thuwar) tienen un rol auxiliar. Los EEUU tienen la esperanza de que otros grupos del ELS se unirán a las FDS. No obstante, la política del PYD, y en particular su actitud de no enfrentamiento con el régimen de Assad, su apoyo a la intervención militar rusa, además de los abusos contra civiles árabes en algunas regiones, impiden de momento que se forje un lazo de confianza entre esas fuerzas y los grupos revolucionarios populares sirios.

Por otro lado, los Estados de la región, como Turquía, Arabia Saudita o Catar han financiado varios grupos; en su gran parte se trata de movimientos islamistas fundamentalistas que se oponen a los objetivos de la revolución y que anteponen sus propios intereses políticos.[18] Catar, por ejemplo, ha brindado un apoyo clave al grupo Jabhat al Nusra, mientras que Turquía apoya de manera directa o pasiva a varios movimientos islamistas fundamentalistas (como la coalición Jaysh al-Fatah, dirijida por Jabhat al Nusra y Ahrar Sham) y del Estado Islámico.[19] Ese apoyo es obvio cuando Turquía permite total libertad de movimiento a dichos grupos en ambos lados de la frontera en el norte de Siria contra los grupos democráticos del ELS y, en particular, que enfrentaran cualquier forma de autonomía de las regiones kurdas bajo control del PKK. Y finalmente, las redes privadas de las monarquías del Golfo han actuado y financiado, con el consentimiento de las clases dirigentes de sus respectivos países, varios movimientos islamistas fundamentalistas con la intención de transformar una revolución popular en una guerra confesional.

FO.: Entonces, ¿le parece que siguen habiendo hoy activistas, corrientes o grupos en el proceso revolucionario sirio que la izquierda (y también los pueblos y los trabajadores del mundo entero) deberían apoyar?

J.D.: Primero tenemos que recordar que la revolución siria hace parte de un proceso revolucionario que se ha dado en toda la región, y que es una parte integral de sus dinámicas. Todo intento de separar la revolución siria de ese proceso tiene que ser combatido. Los revolucionarios en Siria combaten –como los demás activistas en los otros países de la región– por la libertad y la dignidad. En ese combate se enfrentan a regímenes autoritarios y a grupos islamistas y jihadistas que se oponen a sus objetivos.

Las aspiraciones y resistencias populares del pueblo sirio están siendo completamente ignoradas e incluso combatidas en el terreno de lucha por fuerzas que las sobrepasan. Existes muchísimos individuos y pequeños grupos, aunque muy debilitados por las represiones sucesivas del régimen y después de los grupos fundamentalistas, que conforman comités populares locales de coordinación.

Aún existen enclaves de esperanza y resistencia, compuestos de grupos y movimientos democráticos diversos que están opuestos a todas las formas de contrarrevolución: el régimen de Assad y los grupos fundamentalistas islámicos. Son estos los que mantienen aún vivos los sueños del inicio de la revolución y sus objetivos: la democracia, la justicia social, la igualdad y la oposición al proyecto de un estado confesional. Los encontramos en Alepo y alrededores, en Idlib y sus alrededores, o en las zonas rurales que rodean Damasco. Pueden encontrar muchos ejemplos en mi blog.[20]

FO.: ¿Puede dar ejemplos?

J.D.: Por ejemplo, en la pequeña ciudad de Burkmal, al este de la ciudad de Deir Zor, ocupada por el EI, los actos de resistencia popular de los habitantes no han dejado de aumentar en noviembre y diciembre de 2015 contra los miembros de Daesh. Han habido manifestaciones y han hecho ondear encima de una escuela la bandera de la revolución siria, injuriada por los jihadistas, mientras un comando armado, ligado a grupos de la revolución, asesinó a cuatro de los comandantes del EI en la ciudad. En la ciudad de Minjeb, en la zona rural de Alepo, tuvieron lugar varias manifestaciones contra la represión de la población local por parte del EI, en particular contra penas de muerte infligidas por “apostasía” (renuncia o abandono de la creencia religiosa). En ese contexto, en varias ocasiones, miembros del EI, uno de ellos un juez de los tribunales religiosos impuestos por el EI, han sido asesinados. En la ciudad de Raqqa y en la provincia de Deir Zor, un comando del ELS, llamado “Mortaja blanca” lleva a cavo ataques de guerrilla dirigidos a las unidades militares del EI.[21]

Pero puedo darles ejemplos de resistencia que se vienen repitiendo desde este verano pasado, cuando varias manifestaciones fueron organizadas en las zonas rurales alrededor de Alepo, Damas y otros lugares, también en Idlib. En Idlib, a finales del mes de junio hubo una protesta, después del rezo del viernes, para exigir que la gestión de la administración municipal sea devuelta a y gestionada por la población local, y que el barrio militar de la coalición Jaish al-Fatah (dominada por Jabhat al-Nusra y Ahrar) se reubique en las afueras de la ciudad.[22] O en Duma, cerca de Damasco, en julio hubieron varias protestas después del secuestro de un miembro del consejo local.[23] En agosto y septiembre, en la pequeña ciudad d’Al-Atarib, en los alrededores de Alepo, que está ocupada por Jaghat al-Nusra (Al-Qaeda) hubieron varias manifestaciones contra sus prácticas autoritarias.[24] Y el 7 de agosto de 2015, por ejemplo, miles de personas desfilaron en la ciudad de Saqba (zona rural de Damasco) en nombre de los objetivos de la revolución siria. Una semana más tarde, un grupo de mujeres se manifestaron por la liberación de presos políticos detenidos por la organización Ejército del Islam, ligada a Arabia Saudita.[25] Llevan meses protestando.

El 25 de septiembre, kurdos, árabes, asirios y turkmenos se manifestaron contra los crímenes del EI y Assad en el barrio de Sheikh Maqsoud, en Alepo.[26] El 6 de octubre, los revolucionarios de Alepo organizaron una manifestación contra Jabhat Al-Nusra y exigieron que la organización se fuera de la ciudad.[27] El 18 de octubre se organizó en Duma una campaña de solidaridad de los revolucionarios con el pueblo palestino y la Intifada.[28] El 10 de noviembre hubieron actos de desobediencia civil organizados por militantes que protestaban contra la desaparición de revolucionarios a manos de Jabhat Al-Nusra en los barrios de Alepo.[29]

Como lo escribían los revolucionarios sirios: “Los enemigos son múltiples… la revolución es una… y continúa.” El movimiento popular sirio no ha dicho su última palabra.

FO.: La crisis de los refugiados ha sacudido duramente a Europa. ¿Cómo podemos ayudar verdaderamente a los refugiados sirios? ¿Que límites ve al discurso puramente «humanitario» que se ha instalado como hegemónico?

JD.: Podemos ayudar verdaderamente a los refugiados sirios. Lo primero es luchar contra nuestras propias burguesías. No podemos olvidar el papel de los Estados occidentales imperialistas en la situación actual. Las políticas racistas y pro-seguridad de la Unión Europea (UE) en materia de inmigración son igualmente responsables de los dramas cotidianos de los refugiados en camino, por tierra y mar, hacia Europa. La política del cierre de las fronteras empuja a cientos de miles de personas que huyen de la guerra y la miseria a utilizar medios ilegales y peligrosos para intentar alcanzar los países europeos. Hay que notar que los pocos refugiados que llegan a Europa (la gran mayoría se quedan en países que no son de la UE), tienen que enfrentar la violencia de la policía, el “Campo de la Jungla” en Calais,[30] Francia, la construcción de una valla de cuatro metros de alto por el gobierno húngaro a lo largo de sus 175 km de frontera con Serbia, las operaciones navales de la agencia Frontex en el mar Egeo y en el Mediterráneo, y que todas esas políticas represivas han acabado en tragedias, con miles de personas ahogadas.

Hay que luchar contra la puesta en práctica de la “Europa fortaleza”, y pelearse por la apertura de las fronteras. Y del mismo modo, hay que luchar por mejorar las condiciones de vida de los refugiado-a-s (derecho a la vivienda, al trabajo, etc.), y de manera general por las de las clases populares.

También tenemos que enfrentar la propaganda racista e islamofóbica, en particular la que viene de la extrema derecha europea, que no para de caracterizar a los refugiados sirios y de otros orígenes como “terroristas en potencia”. Es el caso del líder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), quien advirtió que aquellos que huyen son probablemente extremistas del Estado Islámico y otros grupos jihadistas que “representan una amenaza directa a nuestra civilización.”[31] Estos dirigentes políticos no son muy diferentes del dictador Assad, que en septiembre de 2015 escribió en su Twitter: “El terrorismo no se va a quedar aquí, será exportado a través de la inmigración ilegal hacia Europa.”[32] Cuando la extrema derecha no tilda a los refugiados de terroristas, los acusa de amenazar las “raíces cristianas” de Europa, como lo declaró el primer ministro húngaro Viktor Orban frente a la llegada masiva de migrantes.[33] Finalmente, Marine Le Pen, la jefa del movimiento fascista francés, el Frente Nacional, quien acuerda y reproduce toda esa propaganda racista, ha exigido después de los atentados “un alto inmediato a la acogida de migrantes” y el restablecimiento de las fronteras nacionales, lo que equivale en la práctica al cierre completo de las fronteras.[34]

No obstante, tenemos que apuntar que a pesar de su difícil situación, un gran número de refugiados se han organizado para protestar y resistir los ataques de la policía y las políticas de seguridad de los Estados de la UE, como fue el caso con las persecuciones en la estación ferroviaria de Budapest, en los campos de refugiados de Calais y Grecia, o en la frontera húngara.

Tenemos que organizarnos para luchar, junto a los sin-papeles y los refugiados, para imponer la apertura de las fronteras, la libre circulación y la acogida digna de las personas que huyen de la guerra, de la opresión o de la miseria social. Tenemos que poner un fin a los campos, a las políticas racistas y sobre todo cuestionar al sistema capitalista, que es el origen de estas catástrofes.

Pero, como dije al inicio, no basta con enfrentar a la extrema derecha, hay que condenar la política imperialista y las guerras provocadas por los estados occidentales en la región, que son las responsables de los problemas políticos y económicos que causan la huida de migrantes y refugiados. Y eso también implica condenar la colaboración de los Estados occidentales con las dictaduras en la región. La solución no reside en la colaboración con regímenes autoritarios como el de Assad. La solución es por supuesto oponerse al EI y otras fuerzas reaccionarias y jihadistas (que cabe recordar Assad alentó su desarrollo al inicio del levantamiento popular en Siria mientras mataba y reprimía las fuerzas democráticas y progresistas), pero lo importante es oponerse igualmente y sobre todo al régimen bárbaro, autoritario, criminal de Assad. Pues es ese régimen la causa de la catástrofe actual de Siria, y del exilio de millones de sirios y sirias. Tanto el EI como Assad son dos fuerzas bárbaras que se alimentan recíprocamente, y ambas deben ser derrotadas para poder construir una sociedad democrática, laica y social en Siria, y también en otros lugares.

Por eso es clave apoyar los movimientos populares democráticos y sociales que se oponen a esas dos fuerzas contrarrevolucionarias, y a las distintas formas de imperialismo (EEUU y Rusia) y sub-imperialismos regionales (Irán, Arabia Saudita, Catar y Turquía) que luchan contra los intereses de los pueblos en lucha. Estos activistas aún existen en Siria, y luchan diariamente contra Assad y las fuerzas islámicas fundamentalistas a pesar de las dificultades. Si miramos por ejemplo lo que está pasando en Irak, de donde surgió el Estado Islámico, vemos que estas ultimas semanas de noviembre se ha levantado un movimiento popular que cuestiona el régimen de Bagdad, apoyado por Irán. Uno podía oír en las manifestaciones llamados a construir un estado laico y no confesional, y contra la división de la población en sunitas y chiitas, por los derechos de las mujeres y la igualdad, y una denuncia clara hacia los partidos con una política confesional. Los manifestantes acusaban al régimen iraquí confesional de ser, por su política, responsable del desarrollo del EI, ya que arbolaban pancartas donde se podía leer “el parlamento y el Estado Islámico (o Daesh) son dos caras de una misma moneda”, o “Daesh nació de las entrañas de vuestra corrupción.”[35] Sólo en este marco de análisis político de la situación lograremos salir de la pesadilla de las dictaduras y de los fundamentalismos de todo tipo y, sobre todo, lograremos permitir que millones de personas tengan una vida libre y digna.

[1] http://www.un.org/press/en/2015/sc12171.doc.htm

[2] La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU afirma que su objetivo es “the establishment of an inclusive transitional governing body with full executive powers, which shall be formed on the basis of mutual consent while ensuring continuity of governmental institutions”. Es decir que ambas partes (el régimen sanguinario de Assad y los sectores invitados de la oposición) tienen igual poder de decisión para llegar a un acuerdo con el “consentimiento” de ambos. [Nota editorial].

[3] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/10/04/understanding-russians-military-expansion-in-syria-or-consolidating-the-assad-regime/

[4] https://www.rt.com/news/316633-putin-interview-syrian-conflict/

[5] https://www.vdc-sy.info/index.php/en/

[6] http://www.europe1.fr/international/le-porte-avions-charles-de-gaulle-en-route-pour-la-syrie-2622493

[7] http://www.itele.fr/monde/video/la-france-a-realise-ses-premieres-frappes-en-syrie-138334

[8]“Environ 8300 raids aériens ont été conduits en un an, dont plus de 80 % ont été assurés par les États-Unis.” http://www.lapresse.ca/international/dossiers/le-groupe-etat-islamique/201512/02/01-4927297-la-grande-bretagne-lance-ses-premieres-frappes-en-syrie.php

[9] No obstante, las tres monarquías árabes están menos activas en Siria desde su intervención en Yemen, a favor de las tropas del gobernador Hadi, aliado de Arabia Saudita, dominada por redes militares dirigidas por el antiguo dictador Ali Abdullah Al-Saleh y la rebelión Houti, apoyada por Irán.

[10] http://www.lefigaro.fr/economie/le-scan-eco/dessous-chiffres/2015/11/19/29006-20151119ARTFIG00006-petrole-taxes-donations-trafics-d-humains-comment-daech-se-finance.php

[11] “Those [rebels] who made the cut, earning the label “trusted commanders,” signed written agreements, submitted payroll information about their fighters and detailed their battlefield strategy. Only then did they get help, and it was far less than they were counting on. Some weapons shipments were so small that commanders had to ration ammunition. One of the U.S.’s favorite trusted commanders got the equivalent of 16 bullets a month per fighter. Rebel leaders were told they had to hand over old antitank missile launchers to get new ones—and couldn’t get shells for captured tanks. When they appealed last summer for ammo to battle fighters linked to al Qaeda, the U.S. said no. All sides now agree that the U.S.’s effort to aid moderate fighters battling the Assad regime has gone badly.” http://www.wsj.com/articles/covert-cia-mission-to-arm-syrian-rebels-goes-awry-1422329582

[12] “The Secretary of Defense is authorized, in coordination with the Secretary of State, to provide assistance, including training, equipment, supplies, stipends, construction of training and associated facilities, and sustainment, to appropriately vetted elements of the Syrian opposition and other appropriately vetted Syrian groups and individuals, through December 31, 2016, for the following purposes: (1) Defending the Syrian people from attacks by the Islamic State of Iraq and the Levant (ISIL), and securing territory controlled by the Syrian opposition. (2) Protecting the United States, its friends and allies, and the Syrian people from the threats posed by terrorists in Syria. (3) Promoting the conditions for a negotiated settlement to end the conflict in Syria.” US Congress Bill H.R.3979, which became Public Law on December 19th 2014. https://www.congress.gov/bill/113th-congress/house-bill/3979/text

[13] “The program is much smaller than we hoped.” http://www.theguardian.com/us-news/2015/sep/16/us-military-syrian-isis-fighters

[14] http://www.theguardian.com/us-news/2015/sep/16/us-military-syrian-isis-fighters

En octubre de 2015, incluso en senador republicano Lindsey Graham puso en duda la estrategia norteamericana en Siria en una audiencia con el Secretario de Defensa Ashton Carter y el Estado Mayor Inter-ejército Joseph Dunford. Después de haber preguntado sobre las posibilidades de derrocar al presidente sirio Bashar al Assad, concluyó: “En el mejor de los casos, esto es una estrategia espantosa.”

[15] http://www.businessinsider.com/division-30-syrian-rebel-chief-of-staff-quits-2015-9

[16] Dans sa charte de fondation, le FDS appelle à combattre “Daech, ses organisations soeurs et le régime criminel Baathiste” (dans son appel http://syriadirect.org/news/15-opposition-groups-in-idlib-aleppo-join-sdf-forces/)

[17] Sobre el PKK y el contexto político alrededor de la lucha del pueblo kurdo ver el artículo de Alejandro Iturbe “Sobre la lucha del pueblo kurdo”, del 15 de diciembre de 2015. [N.de E.].

http://litci.org/es/mundo/medio-oriente/iran/sobre-la-lucha-del-pueblo-kurdo/

[18] Arabia Saudita empezó también a apoyar a algunos grupos del ELS a partir de 2013.

[19] http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/middleeast/qatar/11110931/How-Qatar-is-funding-the-rise-of-Islamist-extremists.html

http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/syria-crisis-turkey-and-saudi-arabia-shock-western-countries-by-supporting-anti-assad-jihadists-10242747.html

[20] https://syriafreedomforever.wordpress.com/

[21] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/12/10/the-syrian-peoplemartyr-of-the-rivalries-and-agreement-of-imperialist-powers/

[22]https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/06/26/demonstration-in-the-city-of-idlib-demanding-the-handing-over-of-the-citys-administration-to-its-people-مظاهرة-في-مدينة-ا/

[23] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/07/25/وقفة-احتجاجة-لمجلس-دوما-المحلي-تنديدا/

[24] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/09/05/demonstration-in-the-city-of-al-atarib-against-jabhat-al-nusra-مظاهرة-في-مدينة-الأتارب-ض/

https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/08/14/مظاهرة-في-مدينة-الأتارب،-ريف-حلب-الغرب/

[25] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/06/28/مسرابا-ريف-دمشق-مظاهرة-نسائية-طالبت-ب/

[26] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/09/25/kurds%E2%80%AC-%E2%80%AA%E2%80%8Earabs%E2%80%AC-%E2%80%AA%E2%80%8Eassyrians%E2%80%AC-%E2%80%AAturkmen%E2%80%AC-march-against-isis-and-assad-crimes-in-neighbourhood-sheikh-maqsoud-%E2%80%AAale/

[27] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/10/06/مظاهرة-ضد-جبهة-النصرة-في-حلب-demonstration-against-jabhat-al-nusra-in-aleppo-6102/

[28] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/10/18/حملة-من-نشطاء-في-%E2%80%ABدوما%E2%80%AB-تضامناً-مع-الش/

[29] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/11/19/عصيان-مدني-في-حلب-احتجاجاً-على-حالات-ال/

[30] Le “Camp de la Jungle” à Calais es el sobrenombre dado a un campamento improvisado de migrantes cerca de Calais, en el norte de Francia, donde los migrantes, la mayoría refugiados y demandantes de asilo, se instalan mientras se preparan para cruzar hacia el Reino Unido, escondidos en los ferris, en los autos, en los trenes o en los camiones de mercancías. El campamento se encuentra en un antiguo vertedero de basura, hoy ocupado por más de 6.000 personas (la población que era de algunas centenas en 2012 explotó en el verano de 2015), viniendo de Irak, Siria e Irán, sin condiciones sanitarias y con el supermercado más cercano a 2 km.

http://www.theguardian.com/world/2015/nov/03/refugees-horror-calais-jungle-refugee-camp-feel-like-dying-slowly

[31] http://www.huffingtonpost.co.uk/2015/04/29/nigel-farage-islamic-state-immigration-general-election-2015_n_7168312.html

[32] https://twitter.com/presidency_sy/status/346700451087015937

“President al-Assad: Terrorism will not stop here, it will export itself through illegal immigration into Europe.”

[33] http://www.lefigaro.fr/flash-actu/2015/09/03/97001-20150903FILWWW00063-les-refugies-menacent-les-racines-chretiennes-de-l-europe-orban.php

[34] http://www.leparisien.fr/flash-actualite-politique/attentats-marine-le-pen-demande-l-arret-immediat-de-tout-accueil-de-migrants-16-11-2015-5281805.php

[35] https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/08/18/iraq-winds-of-hope/

https://syriafreedomforever.wordpress.com/2015/08/09/slogans-chanted-by-protesters-on-tahrir-square-in-baghdad-شعارات-في-التحرير-في-مدينة/