El Borbón emérito ha anunciado que huye al extranjero, debido a las cada vez más evidentes corruptelas con las que se ha enriquecido obscenamente durante los años de su reinado.

Por Corriente Roja

Según la nota publicada por la Casa Real, los escándalos serían pertenecientes a “su vida privada”, y su salida trata de “facilitar las funciones” al nuevo Rey. Ni siquiera ha renunciado a su título de Rey emérito, simplemente se fuga a seguir viviendo una vida a todo lujo.

Sin embargo, esta burda maniobra no puede ocultar que la corrupción del Rey Juan Carlos ha sido justamente posible por su posición como monarca, inviolable y sin responsabilidad penal según la Constitución de 1978. El Congreso de los Diputados se ha negado repetidas veces si quiera a investigar los tejemanejes del Rey. Ha tenido que ser la justicia suiza la que destape el caso.

Es intolerable esta impunidad. El Borbón no puede irse sin más, debe ser juzgado y todo el dinero robado debe ser recuperado. Lamentablemente, la Moncloa ha declarado que “respeta la decisión”, es decir, aprueba su “coge la pasta y corre”. Unidas Podemos no puede limitarse a mantener una queja verbal sobre la situación, mientras se mantiene como parte del gobierno que permite la fuga del emérito. Además, es momento de que un referéndum donde podamos votar entre Monarquía y República sea convocado.

Puedes leer la posición de Corriente Roja sobre los escándalos de corrupción de la monarquía pinchando el siguiente enlace http://www.corrienteroja.net/ante-los-escandalos-de-corrupcion-de-la-monarquia/