Vie Jun 21, 2024
21 junio, 2024

El Estado de Israel ataca el campo de refugiados de Rafah y quema vivos a mujeres y niños

Al menos 45 personas murieron en el campo de refugiados de la ONU en Rafah, la mayoría mujeres y niños; más de 200 fueron asesinados en otras áreas“humanitarias”.

Por: Redacción – PSTU Brasil

Un bombardeo de las fuerzas armadas del Estado de Israel contra un campo de refugiados de la UNRWA (Agencia de la ONU para Refugiados Palestinos), este domingo 26, en el campo de Tal as-Sultan, en la región de Rafah, al sur de Gaza, mostró, una vez más, el carácter genocida del Estado sionista y su objetivo de imponer una “solución final” exterminando a la población palestina.

Las escenas de destrucción que la propia ONU catalogó como un “infierno en la Tierra” son impactantes y recuerdan las escenas más crueles de guerra, como los ataques con napalm llevados a cabo por EE.UU. en la guerra de Vietnam, matando a ancianos, mujeres, niños y bebés. Esto se debe a que parte de los refugiados murieron quemados debido a los incendios provocados por los bombardeos de las fuerzas sionistas.

Las imágenes de un niño palestino decapitado también repercutieron, en contraposición a las noticias falsas difundidas por el Estado de Israel, según las cuales los palestinos habían “decapitado a bebés” el 7 de octubre. Este domingo, sin embargo, no se trataba de fake news, sino de la realidad de una barbarie, documentada en vivo para todo el mundo.

Al menos 45 personas murieron en este ataque a Rafah, la mayoría mujeres y niños. 

Genocidio

No es casualidad que las víctimas de este ataque del Estado de Israel fueran civiles, mujeres y niños. El Estado sionista, contraviniendo incluso la legislación internacional sobre conflictos, obligó al desplazamiento de la mayoría de la población de Gaza hacia el sur. El propio campo de refugiados de Rafah estaba en lo que Israel clasificó como una “zona humanitaria”. 

La carnicería promovida por el Estado de Israel este domingo ha aumentado la ola de indignación contra el Estado sionista en todo el mundo. “Nunca olvidaremos las imágenes de Rafah esta noche. Se quemaron vivos y se dilaceraron seres humanos, incluidos bebés. Este genocidio debe terminar, debe acabar ahora”, divulgó la organización Jewish Voice for Peace [Voces Judías por la Paz], entidad judaica internacional que se opone al genocidio perpetrado en Gaza.

La masacre en Rafah se produce dos días después de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya ordenara el fin de cualquier ataque en Rafah. Pese a ello, el Estado de Israel no sólo bombardeó el lugar, sino que llevó a cabo 60 ataques en 48 horas contra refugiados en diferentes zonas, como Jabalia, Nuseirat y Ciudad de Gaza, asesinando a otras 160 personas.

Además de los bombardeos, la población de Gaza viene sufriendo el cerco y el embargo impuesto por el Estado sionista. Hay informes de muertes de niños por desnutrición, además de la falta de suministros médicos, agua, higiene y todos los artículos de primera necesidad.

Solidaridad internacional

El ataque a los campos de refugiados de este fin de semana, y en especial la barbarie promovida en Rafah, refuerza la importancia de la movilización internacional para un alto el fuego inmediato, el fin del genocidio y la lucha contra el Estado genocida de Israel. Es necesario ampliar el aislamiento internacional del gobierno criminal de Netanyahu y del Estado de Israel, y esto implica exigir que los gobiernos, incluido, en el Brasil, el gobierno de Lula, rompan todas las relaciones diplomáticas, comerciales y militares con ese Estado.

Artículo publicado en www.opiniaosocialista.com.br, 27/5/2024.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: