Por: Em Luta, Portugal

Pedimos a la Autoridad de Tránsito de Chicago (CTA) y a la Administración de la Ciudad de Chicago que retiren inmediatamente todas las acusaciones contra Erek Slater y readmitan a este conductor de ómnibus y dirigente de la Unión de Tránsito Amalgamado (ATU).

Erek Slater es representante de la Unión y miembro electo del Consejo Directivo de la ATU 241. El 31 de mayo de 2020, se dirigió a sus compañeros de trabajo para compartir la declaración pública oficial del Presidente Internacional de la ATU sobre el derecho de negarse a conducir para la Policía. Esta declaración de la ATU fue divulgada en el contexto de las protestas en masa por el asesinato de George Floyd:

“Nuestro miembros tienen el derecho… de negarse al peligroso deber de transportar a la Policía para los lugares de las protestas y de llevar a manifestantes presos para lejos de sus comunidades, donde muchos de estos conductores viven. Eso representa un uso indebido del transporte público”.

Erek Slater, en calidad de representante sindical, levantó cuestiones sobre los conductores de ómnibus de la CTA ser fundamentales en la prisión de ciudadanos de Chicago que se manifestaban en las calles exigiendo justicia por George Floyd y otras víctimas de violencia policial. Esos manifestantes, cuyas acciones están produciendo cambios sociales en los Estados Unidos, son los familiares y los vecinos de los propios conductores de ómnibus. La CTA respondió contra Erek, sacándolo del servicio y acusándolo de incitar una huelga ilegal. Una acusación que es falsa y que puede llevar a su despido. El abogado de Erek dio entrada a procesos federales contra la CTA por violación del derecho a la libertad de expresión consagrado en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Entendemos que las acusaciones contra Erek Slater representan una violación de la Primera Enmienda y de la capacidad de los trabajadores a organizarse y pronunciarse contra la injusticia.

¡Exigimos que la CTA y la Administración de la Ciudad de Chicago retiren todas las acusaciones contra Erek Slater y lo reintegren! ¡Además, exigimos que la Ciudad de Chicago garantice la protección de los derechos de los trabajadores a la autoorganización y a la denuncia de injusticias! Este es un momento histórico en que personas de todo el país y del mundo están manifestándose en las calles para obtener justicia.

La solidaridad internacional antirracista de los sindicatos es más crucial que nunca en estos momentos: el ataque a uno es el ataque a todos. Así, incentivamos a todos los trabajadores a firmar la siguiente petición comunitaria de solidaridad:

https://www.change.org/p/chicago-transit-authority-drop-all-charges-and-reinstate-chicago-bus-driver-erek-slater?signed=true

Apoyamos las siguientes exigencias:

¡Retiro de todas las acusaciones y reintegración de Erek Slater!

¡Garantía del derecho de los trabajadores a la autoorganización y a la libertad de expresión en el lugar de trabajo!

¡Justicia por George Floyd y todas las víctimas de violencia policial!

¡Las vidas negras importan!

Em Luta
Lisboa, 13 de julio de 2020.-