Mar Jul 23, 2024
23 julio, 2024

Brasil debe romper con Israel

Por: Soraya Misleh

En su complicidad histórica con la colonización sionista, Brasil dio un paso más durante los gobiernos de Lula y Dilma: se convirtió en el quinto mayor importador de esas armas mortales, probadas sobre verdaderos conejillos de indias en que Israel convierte a los palestinos todos los días. Esto es exactamente lo que se ve ahora en medio del genocidio en Gaza. 

Armas estas que fueron presentadas posteriormente en ferias internacionales, incluidas aquellas con sede en el Brasil, como “probadas en campo” por Israel y también vendidas a gobiernos estaduales para promover el genocidio de pobres y negros en las periferias y el exterminio indígena. 

Con la extrema derecha en el poder, en la figura del genocida Bolsonaro, lo que se veía era la intolerable propaganda ideológica sionista, sin máscaras. Más acuerdos y cambios incluso en la pragmática tradición de la diplomacia brasileña en defensa de la injusta y ya muerta “solución de dos Estados” con la agresiva expansión colonial sionista.

Propuesta en la ONU

Con la victoria de Lula en las últimas elecciones (con el voto de 90% de los brasileños-palestinos), expectativas e ilusiones que comienzan a desmantelarse sobre todo a partir de las últimas y precipitadas declaraciones, alineándose con el imperialismo estadounidense –aunque con el cuidado de mantener una posición de » liderazgo para la paz”–. Ni siquiera su limitada propuesta de alto el fuego y apertura de un corredor humanitario hacia Gaza en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) fue aceptada por el señor de la guerra, Estados Unidos. 

Reconocer la existencia de un apartheid

Cesar el fuego ya y detener el genocidio es fundamental, pero es necesario ir mucho más allá: escuchar las voces palestinas que claman por el reconocimiento del régimen de apartheid sionista y la ruptura de todos los acuerdos con Israel, que respaldan sus crímenes contra la humanidad. Voces que se alzan y exigen el corte de relaciones con Israel y la expulsión del embajador sionista del Brasil.

Brasil busca ser líder mundial por la paz, pero no muestra ninguna intención de dar ese paso. Por sus propios intereses económicos, no quiere estar en desacuerdo con el imperialismo. Por su papel y potencial en América Latina, podría tomar el liderazgo del BDS (boicot, desinversión y sanciones) al apartheid israelí.

Artículo publicado en opiniaosocialista.com.br, 25/10/2023.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: