Entrevistamos una vez más a Daniele Cofani, trabajador de Alitalia y dirigente del PdAC, uno de los principales portavoces de la movilización en curso, para actualizarnos sobre los desarrollos de la lucha.

Por: Equipo editorial de Progetto Comunista, Italia

Daniele, cuanto más pasan los días, menos escuchamos hablar sobre el futuro de Alitalia en los principales medios de comunicación. ¿Hay un punto muerto en la disputa o están ocultando algo a las trabajadoras, los trabajadores y la opinión pública?

Sí, desde hace algunas semanas se ha bajado la atención sobre el asunto Alitalia. Los motivos son diferentes pero todos funcionales para completar el traspaso de Alitalia a Ita (nueva compañía); un proyecto que vería una fuerte reducción de la flota (alrededor de 50 aviones), la privatización de operaciones de la actividad aérea y la tercerización de las actividades terrestres (handling y mantenimiento) excluidas de la nueva empresa y el despido de más de cinco mil trabajadores. Un silencio gubernamental que suscita preocupaciones y podría esconder soluciones imprevistas en pleno verano. Ya el cambio a la presidencia de Ita (1) con la llegada de Altavilla (ex dirigente de FCA) en lugar de Caio, sugiere que nada se detiene ni es dejado al azar. Altavilla, con un currículo «cortador de cabezas», no augura nada bueno dada su experiencia en FCA, donde ha recortado los derechos y salarios de los trabajadores de la ex Fiat, ahora una empresa en manos de multinacionales extranjeras enfocadas desde hace algún tiempo en los juegos de la Bolsa de Valores y desplazamiento de capitales a paraísos fiscales. Claramente, este silencio, que se vislumbra desde hace algún tiempo, también es funcional para tranquilizar a la clientela pronta para comprar boletos para la temporada de verano; dinero útil para mantener viva a Alitalia, dados los retrasos relacionados con las licencias de vuelo de Ita (Coa) y las diversas observaciones resaltadas por la UE sobre la discontinuidad entre las dos compañías –entre el logotipo de Alitalia y la selección de personal– que están demorando la posesión de Ita, a pesar de los continuos intentos por acelerarla. Finalmente, el gobierno Draghi está dispuesto a ocultar todo tipo de información a los trabajadores: tiene muy claro la fuerza de la movilización de los últimos meses y no le quiere caer bajo la presión incontenible de las calles.

¿Cómo enfrentan esta situación las distintas organizaciones sindicales?

En lo que respecta a las organizaciones confederales, un clima de aparente calma ayuda a tranquilizar a los trabajadores y trabajadoras de los distintos sectores, prometiéndoles que el plan Ita podrá reformarse en cuanto se abra una mesa de discusión. Falso; la concertación nunca ha traído beneficios a los trabajadores, eso lo sabemos bien en Alitalia con los acuerdos realizados en 2009 y 2014. Las direcciones de Cgil, Cisl, Uil y Ugl tienen gran responsabilidad por haber abandonado las calles durante meses, quizás por estar dominadas por el protagonismo de los trabajadores capaces de conquistar las calles, como sucedió el 21 de abril en Venecia y el 28 de abril en S. Silvestro, radicalizando la oposición contra el plan Ita. Además, esta aparente calma también parecería favorecer a aquellas organizaciones (USB – Navaid) que, mientras permanecen en las calles, no tienen una posición fuerte contra Ita pero, en mi opinión, están capitulando hacia su aceptación, apoyando la misma posición que las principales centrales sindicales, o sea, la posibilidad de que se pueda reformar el plan en las mesas de discusión. Por otro lado, la Cub transporte está nadando contra corriente, ya que desde el principio se ha demostrado contraria a todo el proyecto Ita, que representa el fin de Alitalia y la pérdida total del control del sector aéreo nacional: una desgracia también para los trabajadores y trabajadoras de las industrias afines.

¿Cómo está la primera línea de la lucha de Alitalia frente a esta momentánea quietud?

Dentro de este escenario hay un núcleo duro de trabajadoras y trabajadores de Alitalia que no tienen intención ninguna de rendirse ante el chantaje ni el reaseguro. Métodos que conocemos bien en Alitalia, que han favorecido solo a los accionistas como los «capitanes valientes» (grupo de empresarios italianos) en 2009 y los jeques de emiratos (nuevos accionistas extranjeros) en 2014. Un núcleo duro que ha decidido organizarse en un comité, planteándose como primer objetivo mantener unido al gremio: participan trabajadores y trabajadoras de los distintos sectores –vuelo y tierra– afiliados o no a los distintos sindicatos. Este comité ha tomado el nombre de Tutti A Bordo – No al piano Ita [Todos A Bordo – No al plan Ita](2) con una posición clara frente al plan presentado por Ita que compromete el futuro de todas las categorías de trabajadores de Alitalia. Un comité que quiere actuar con independencia de los sindicatos, poniendo de nuevo la participación y el protagonismo de los trabajadores en el centro de cada iniciativa, proponiendo también nuevos modelos de democracia a partir del intercambio de acuerdos. Por eso, desde hace algunas semanas el comité impulsa una campaña de firmas para pedir un referendo antes de que se firme cualquier acuerdo que pueda comprometer el empleo y los salarios de miles de trabajadores. Mientras escribo se han recogido unas 2.500 firmas gracias a la participación voluntaria de decenas de compañeros que se han organizado en turnos con recepción en diferentes aeropuertos de Roma, Milán, y también Venecia, Cagliari, Reggio Calabria y Catania. Es una gran experiencia en la que tengo el placer de participar: los trabajadores y las trabajadoras tienen una gran fuerza y ​​juntos realmente pueden hacer la diferencia a partir de una sola disputa, aún más si logran unir desde la base las distintas luchas del sector.

Recientemente ha habido una huelga en el sector aéreo, además de Alitalia también está el tema de Air Italy (otra compañía italiana) y la liberación de despidos, ¿qué nos puedes decir sobre esto?

El 18 de junio hubo una huelga nacional en el sector de la aviación que involucró a trabajadores y trabajadoras de proveedores [transporte], empresas aeroportuarias e industrias relacionadas. Huelga convocada tanto por Cgil, Cisl, Uil y Ugl que reclaman una «cabina de control» en la que discutir inversiones públicas (a favor de los patrones) y amortiguadores sociales (lay off) funcionales para reestructurar empresas a través de miles de despidos; sea del sindicalismo alternativo (Cub – Usb) que reclama el retorno al control público del sector aéreo para salvaguardar el pleno empleo también mediante una reorganización regulatoria y un verdadero convenio colectivo único del sector para contrarrestar las diferencias salariales inducidas sobre todo por las aerolíneas de bajo costo (low cost). Una huelga debilitada por la ley 146 (ley antihuelga) que no permite la huelga más allá de las 4 horas, lejos de la necesidad real del conflicto que necesita el sector para enfrentar una grave crisis provocada por la pandemia, con ya miles de precarizados o sin más trabajo. Si ya el bloqueo de despidos no ha protegido el empleo en el sector aéreo, con su fin se hace previsible una verdadera masacre social a comenzar por los compañeros de Air Italy (3) que, sin una solución, a fin de mes podrían perder empleo e ingresos. Solo una radicalización de la lucha en todo el sector, a partir de una unificación real de las luchas en su interior, podrá contrarrestar el ataque que estamos sufriendo y que se intensificará en los próximos meses; solo avanzando de las reivindicaciones individuales al plano político podremos oponernos con fuerza al gobierno Draghi; solo generalizando las luchas en todos los sectores y categorías de trabajo podremos sentar las bases para derrocar este sistema, el capitalismo, para construir una nueva sociedad sin más explotación y opresión: una sociedad socialista.

Notas:

(1) https://www.corriere.it/economia/aziende/21_giugno_18/alitalia-altavilla-lazzerini-corsa-contro-tempo-far-decollare-ita-beddaf50-cfa6-11eb-9af8-7f6e706f5289.shtml

(2) https://www.fiumicino-online.it/articoli/cronaca-2/alitalia-tutti-a-bordo-no-al-piano-ita

(3) https://www.alternativacomunista.it/politica/nazionale/liquidazione-air-italy-1-500-lavoratori-lasciati-a-terra-con-una-e-mail

Artículo publicado en Progetto Comunista, junio de 2021.-
Traducción: Natalia Estrada.