Desde el 14 al 21 de abril en Dijon, Francia, se realizó el 4° Encuentro de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas. La organización que nació en 2013, tiene como entidades sindicales fundadoras la CGT española, la CSP-Conlutas del Brasil, y la central francesa Solidaires.

Por: CSP-Conlutas

Esta edición tan importante reunió a cerca de 200 participantes de 39 organizaciones, de 21 países diferentes, venidos de cuatro continentes. Una representatividad significativa al considerar las dificultades presentadas en este momento de vuelta a las actividades con menor crisis sanitaria.

Además, la participación de algunas delegaciones fue impedida por parte del gobierno francés, que no concedió visa a militantes del Sudán, Marruecos, Pakistán, India, Malí y Sáhara Occidental. En total, 52 dirigentes fueron varados en la frontera. Esta situación ocasionó una moción, deliberada por los presentes en el Encuentro, de modo de denunciar esta expresión vejatoria de xenofobia contra delegaciones internacionales.

A pesar de este desfalco, la Red consideró que desde el último Encuentro y con el estrechamiento de relaciones con diversas organizaciones, incluso bajo el aislamiento social, la entidad ha avanzado cada vez más en la lucha internacionalista radical.

  • Acceda AQUÍ a la lista de las transmisiones en vivo de todos los días del 4° Encuentro de la RSISL.

Programación

El primer día del evento fue destinado a realizar un balance del trabajo de la Red, hecho a lo largo de estos últimos años, en espacial desde el 3° Encuentro, pasando por la crisis de la pandemia de covid-19 y llegando hasta la actualidad.

Dirigentes y activistas tuvieron momentos de intervención en el plenario para compartir experiencias, denuncias e informes sobre luchas específicas y coyunturas de los distintos países.

Mediando la mesa de presentación del Encuentro y de las delegaciones, estuvieron representantes de las centrales fundadoras: Nara Cladera, por Solidaries; Sandra Iriarte, por la CGT española; Wilson Ribeiro, por la CSP-Conlutas. Otros dirigentes hablaron en el plenario, como Marcelo Améndola de CUB, y José Manuel Muñoz Pólis, secretario general de la CGT, y Rosalia Fernandes, de nuestra Central.

La delegación de la CSP-Conlutas contó con más de 20 personas, representando diferentes gremios de los sectores de la Educación, la Salud, los empleados públicos, los Correos, de la Petrobras, y de movimientos populares y sociales.

Tras la presentación, se hicieron discusiones en grupos sobre las cuestiones coyunturales que involucran relaciones de trabajo cada vez más precarizadas en todo el mundo, compartiendo nuevas formas de explotación traídas por la pandemia.

Un ejemplo para el tema tuvo destaque con la presencia de Adriana Urrea, periodista y secretaria sindicalista de la SutNotimex, sindicato de la agencia de noticias estatal mexicana Notimex, que relató la huelga histórica y sin precedentes en el país, y que ya lleva más de dos años, por derechos laborales, dignidad y cumplimiento del acuerdo colectivo.

Además de los problemas vinculados estrictamente a las condiciones financieras y jurídicas del trabajo, Adriana destacó el hecho de que México es uno de los países más violentos y peligrosos para los periodistas. Solamente este año, ocho periodistas fueron muertos o desaparecidos, según el informe de la dirigente.

En el panel sobre las nuevas formas de explotación, a partir de la uberización, las experiencias demostraron que las organizaciones de la Red en los distintos países están involucradas en los procesos de lucha y de movilización en las bases.

Medio ambiente

Irene Maestro, del Movimiento Lucha Popular, y Raquel Tremembé, de la lucha indígena y de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas, expusieron sus experiencias sobre el proceso de luchas por territorios, por los pueblos originarios y en defensa del medio ambiente y del clima.

Detallaron los principales ataques de Bolsonaro contra los indígenas y el medio ambiente, así como de los gobiernos que reprimen y desalojan a trabajadoras y trabajadores en lucha por tierra y vivienda.

Se organizaron también mesas temáticas sobre “mujeres”, “autogestión y control obrero”, “racismo y colonialismo”, “inmigración”, “salud del trabajador”, y “medio ambiente”.

Confiera algunas imágenes de los grupos sectoriales con la presencia de delegados de la CSP-Conlutas, en nuestro sitio.

Ucrania resiste

El panel especial sobre la situación de la clase trabajadora ucraniana conmovió a los participantes con el relato emocionado de Svitlana Shapran, profesora de la ciudad de Krivoy-Rog, localizada en el sudeste de Ucrania.

“Nosotros ucranianos, como toda la humanidad, queremos vivir en paz y armonía. Queremos dar a luz a los niños en hospitales, no en estaciones de metro o en sótanos, al son de sirenas de alarma de bombardeo. Queremos que nuestros hijos vivan y estudien. En este momento, los padres escriben sus nombres y números de teléfono en las espaldas de sus hijos con lapiceras, para el caso, Dios nos libre, la madre o el padre sean muertos repentinamente, para que así sea posible descubrir de quiénes son los hijos y donde viven”, dijo con voz embargada la ucraniana.

Svitlana también lloró al contar que los rusos, los supuestos “libertadores”, cometieron graves violaciones contra mujeres frente a sus hijos y parientes.

“Este es el poderoso ejército ruso: cobardes, asesinos y saqueadores, con el maníaco Putin al frente. El mismo que, mientras resolvíamos el conflicto con el ex presidente Yanukovich, usurpó tranquilamente Crimea. Y lo más importante: ¡lo hizo con total impunidad! Qué se puede decir aquí… ¡esta es la democracia de Putin!”, dijo Svitlana.

En declaración adicionada al Manifiesto actualizado de la Red, se critican las alianzas militares como la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), y la CSTO (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva), bajo la afirmación de que “los bloques militares refuerzan las amenazas de guerra imperialista y, por lo tanto, deben ser eliminados”.

Como forma de avanzar en el apoyo internacionalista a la resistencia obrera ucraniana, de manera más próxima y práctica, se anunció al final del panel el envío de delegaciones sindicales de organizaciones miembro de la Red, de apoyo a Ucrania.

Solidaries (Francia), CSP-Conlutas (Brasil), IP (Inicjatywa Pracownicza (Polonia), ADL Cobas (Italia) y G1PS (Lituania) financiarán la logística de las donaciones, que serán compradas de acuerdo con las necesidades de la clase trabajadora ucraniana. Dentro del país, el convoy se reunirá personalmente con los contactos sindicales, y las acciones serán organizadas de forma apropiada.

Paweł Nowożycki, activista responsable por las relaciones internacionales de la IP, está al frente de la organización y de la logística del convoy. Forma parte de la mesa y dio importante declaración de cómo están apoyando a refugiados que llegan a Polonia.

Deliberaciones

Se elaboraron diferentes mociones, leídas en el plenario final. Entre ellas, en defensa de las luchas antifascista y contra las represiones; en apoyo a la lucha por tierra y vivienda; por el Fuera Bolsonaro; en defensa de los pueblos originarios e indígenas del Brasil; en solidaridad con Cesare Battisti; con el pueblo Saharaui; con el pueblo palestino; y apoyo a los trabajadores de la GOHS de Londres, Reino Unido; a los periodistas de la Notimex, México; del sector de logística de Italia, entre otras.

El manifiesto también fue actualizado colectivamente. El nuevo documento de principios y objetivos comunes defiende el fortalecimiento del sindicalismo para romper con el capitalismo, para la garantía de la independencia del movimiento sindical que se moviliza y lucha eficazmente, como cuestión clave de este período. Nara Cladera afirmó que es deber de la Red seguir asumiendo esas premisas de la Red, toda vez que la pandemia evidenció el fracaso del sistema capitalista.

Se definieron incluso acciones a ser desarrolladas por la Red a lo largo de 2022, como las del 1° de Mayo, día de lucha internacional de la clase trabajadora.

Trabajo constante

Es importante resaltar que fueron dos años de atraso para el encuentro presencial, debido a la pandemia, pero no fue este un período inactivo para la Red.

Para mantener las relaciones y la organización de las luchas de la clase trabajadora que se reúne en esta entidad internacionalista, se realizaron plenarios virtuales, con la presencia de militantes de distintos países.

Entre los temas, fueron abordados los impactos de la pandemia sobre la clase trabajadora, coyuntura sindical en nivel mundial, una conversación sobre la clase trabajadora y la organización sindical en medio de la pandemia en países africanos, además de una mesa muy importante sobre las luchas de las mujeres en el mundo.

Incluso se organizaron reuniones sectoriales y otros seminarios con temáticas involucrando represión, autogestión y control obrero, colonialismo, racismo, y migraciones, entre otros.

Traducción: Natalia Estrada.