Dom Jul 14, 2024
14 julio, 2024

Un 8M masivo que tiñó de morado muchas ciudades del mundo

De norte a sur y de este a oeste, millones de mujeres, salieron a la calle en todos los continentes el pasado 8 de marzo. Unas masivas movilizaciones que son parte de la lucha de clases y expresión del descontento y la indignación de la mayoría social, con este sistema capitalista que descarga su crisis especialmente en los sectores más oprimidos de nuestra clase.

¡Por el fin de la violencia machista y del genocidio palestino! ¡Igualdad laboral e de derechos y justicia reproductiva para todes!

El 8m representó un grito de ¡basta! a la persistencia de la desigualdad y la violencia machista y al asesinato de mujeres y niños cometido por el estado racista y genocida de Israel. También fue una contundente respuesta a la ofensiva reaccionaria que amenaza nuestros derechos arrancados en las calles en todos estos años de lucha y al retroceso en nuestras conquistas. 

A los sectores y gobiernos de derecha y ultraderecha, que propagan el odio y la violencia racista, machista y LGBTIfobico y cuyas víctimas principales somos nosotras, las mujeres trabajadoras. Pero también a los gobiernos de “izquierda” o “progresistas , que a pesar del discurso moderado y supuestamente “feminista”, han hecho muy poco en estos años para mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras, que se agravan al compás de la crisis capitalista. De hecho, siguen aplicando los planes de ajuste burgueses y recortando conquistas sociales, lo que hace que la pobreza y la desigualdad se profundicen aún más.   

Ningún gobierno mejoró las condiciones de vida de las mujeres en estos años

Esto es lo que explica las masivas movilizaciones en Argentina, en especial en su capital Buenos Aires, en un contexto de más del 250% de inflación interanual y con una pobreza que afecta a más de la mitad de la población. Desafiando los planes del gobierno ultraderechista Milei, se gritaron consignas de lucha contra el hambre y el ajuste; el derecho al aborto legal, seguro y gratuito; contra los despidos y por el fin de las «violencias machistas».  

En el Salvador, el pueblo con las mujeres al frente, marchó en la capital del país centroamericano para denunciar retrocesos en materia de igualdad de género y exigir la liberación de mujeres inocentes detenidas bajo el régimen de excepción, implantado desde marzo de 2022 a petición del Gobierno autoritario de Nayib Bukele.

Igualmente en Italia, las mujeres se movilizaron contra el gobierno de Meloni. Este 8m el movimiento feminista convocó a una huelga general a la que sumaron varios sindicatos para protestar contra la discriminación social y laboral de las mujeres, que deja a las mujeres trabajadoras indefensas contra la violencia machista. Así lo denunció nuestra compañera Fabia Stefanoni, en una encendida intervención que arrancó muchos aplausos en Modena, ciudad del norte del país, donde se encuentran fábricas importantes como Stellantis o Ferrari. También hubo marchas en Roma, Milán y otras numerosas ciudades del país.

Pero, este 8M también dejó claro que los ataques de los gobiernos burgueses de conciliación de clases, generan cada vez más malestar e irritación entre las masas.

En el Estado Español, seis años después de hacer historia con la primera huelga feminista, las trabajadoras volvimos a salir a las calles para reclamar más medidas contra la violencia machista, contra la brecha salarial y en pensiones y denunciar la reforma laboral de la ministra Yolanda Díaz, que ha diparado la precariedad y temporalidad femenina. También en apoyo de las mujeres trans, contra la privatización de los servicios públicos y la exigencia de un sistema de cuidados público y gratuito, para atender a personas mayores, menores y dependientes, cuya atención recae casi exclusivamente en los hombros de las mujeres.

Así como en Brasil, donde Lula no sólo no revirtió el desmantelamiento de las políticas del gobierno anterior hacia las mujeres, manteniendo el exiguo presupuesto las políticas de promoción de la igualdad dejada por Bolsonaro, sino que también asignó fondos irrisorios para combatir la violencia machista. Tampoco cumplió su promesa de revocar las reformas laboral y de las pensiones y la ley de tercerizaciones. Su omisión en relación al debate de legalización del aborto fortalece los sectores de ultraderecha que a nivel estatal y de los municipios, están atacando derechos reproductivos de las mujeres. 

No nos creemos las promesas y medidas de estos gobiernos que se llaman a sí mismos feministas y que sacan, especialmente a cada 8M una nueva ley, con el objetivo de instrumentalizar esta lucha, pero que luego de aprobarse, tiran a la basura, al no dotarla de los recursos suficientes para ponerla en práctica.

 (Para un balance del movimiento de mujeres en la última década. Leer aquí)

 ¡Por el fin del genocidio palestino!

La denuncia del genocidio palestino cometido por el estado israelí, hizo eco por todo el mundo en este 8M. Más de 9.000 mujeres ya han sido asesinadas en Gaza desde el 7 de octubre con la complicidad de todos los gobiernos imperialistas y donde la operación de exterminio y limpieza étnica del régimen sionista, tiene a las mujeres y los menores, entre sus principales objetivos.  

Por eso salimos a exigir a todos los gobiernos el fin de relaciones diplomáticas y comerciales con Israel. En muchos lugares y como parte de campañas como Stop Arming Israel, se llevaron a cabo actos de boicot y protesta contra las empresas que venden armas a Israel o contribuyen a financiar el proyecto sionista.

Fueron miles las muestras de solidaridad internacional con el pueblo palestino que se ha convertido en parte inseparable de la lucha de las mujeres, exponiendo con vehemencia la falsa narrativa sionista sobre el genocidio israelí. Las mujeres palestinas, que enfrentan una forma de violencia extrema, son un ejemplo de resistencia y resiliencia y una inspiración a seguir para las mujeres que en todo el mundo, son la vanguardia en las luchas antiimperialistas y anticoloniales.

¡Derechos y justicia reproductiva para todes!

Después de que las mujeres francesas lograran con su lucha que el parlamento francés consagrase el derecho al aborto en la Constitución, este 8m salimos a las calles con energía renovada para exigir nuestros derechos sexuales y reproductivos, en un momento en que el ataque a los mismos se intensifican en el mundo, como el proyecto de ley presentado por el partido de Milei para derogar la actual ley de aborto voluntario (IVE) en Argentina, que tanto esfuerzo costó conquistar en las calles.  

Unos derechos que incluyen desde el acceso a recursos suficientes para quienes ejercen la maternidad, a la garantía por el Estado de anticonceptivos fiables y gratuitos para prevenir, educación sexual para decidir y aborto libre y gratuito en la sanidad pública, para no morir.

Y es que actualmente en ningún lugar del mundo estos derechos están garantizados. Tampoco en Francia. La importante victoria lograda por el movimiento feminista que el gobierno de Macrón pretende instrumentalizar con fines partidistas, no pueden hacernos olvidar que en el país galo se han cerrado 130 centros abortistas en 15 años, los medicamentos abortivos escasean desesperadamente y la destrucción de los hospitales públicos sigue su curso

 ( Para saber más sobre los avances y retrocesos en la lucha por justicia reproductiva. Leer aquí)

!Poner fin a la desigualdad, a la opresión y la explotación!

En todo el mundo, fue unánime el reclamo por más medidas contra la violencia machista que es una verdadera pandemia mundial por la que sólo en México, son asesinadas más de 3.000 mujeres, niñas y adolescentes cada año, aunque unicamente alrededor de un 24% de esa cifra se contabiliza como feminicidios. Una violencia que lejos de remitir, se agrava cada vez más como consecuencia de la decadencia de este sistema, por más que los gobiernos se empeñen en resaltar algunas bajadas puntuales y se enfrasquen en una guerra de cifras cada vez que llega el 25 de noviembre.

Pero además del grito de guerra para acabar con los feminicidios y la violencia sexual que aterroriza a las mujeres en todos los rincones del planeta, en este 8M volvió a estar muy presente la denuncia de que para mantener las ganancias de los capitalistas, las trabajadoras seguimos estando doblemente explotadas.

Tal y como señaló este 8M nuestra compañera F. Estefanoni: “Mientras la economía y la sociedad se organicen en torno a las ganancias de unos pocos multimillonarios ricos (hombres y mujeres) que controlan el destino del mundo, no habrá posibilidad de una mejora real para las mujeres proletarias. Mientras permanezcamos en el capitalismo, la gran mayoría de las mujeres jóvenes tendrán que resignarse a un futuro de abuso, chantaje, violencia, pobreza, precariedad y frustración”[1].

Por eso en esta extraordinaria jornada mundial de lucha, los partidos y grupos de la LIT, pusimos todos nuestro esfuerzo en la tarea de organizar a las mujeres trabajadoras (con el apoyo de los hombres) con independencia de clase, llevando a cabo asambleas en los lugares de trabajo y estudio, así como en nuestros barrios, para decidir como participar en las manifestaciones y llamando a la unidad de la clase para poner fin a la desigualdad y la violencia machista, para libertar a las mujeres y toda la clase trabajadora del yugo capitalista y construir una sociedad sin opresión y sin explotación, una sociedad socialista. He aquí una muestra de nuestra intervención en los países donde estamos:

Brasil – Partido Socialista de los Trabajadores Unificado

Argentina – Partido Socialista de los Trabajadores Unificado

Estado Español – Corriente Roja

Italia – Partido de Alternativa Comunista

Colombia – Partido Socialista de los Trabajadores

Honduras – Partido Socialista de los Trabajadores

Costa Rica – Partido de los Trabajadores

Paraguay – Partido de los Trabajadores

Portugal – Em Luta


[1] https://www.partitodialternativacomunista.org/doppie-oppressioni/8-marzo-rilanciare-la-mobilitazione-di-fabianastefanoni

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: