Mar Abr 23, 2024
23 abril, 2024

¡Rogerinho presente! ¡Hasta el socialismo, hoy y siempre!

Por: PSTU – ABC, Brasil

Este 28 de febrero perdimos a Rogério de Cerqueira Romancini, Rogerinho, militante del PSTU por más de tres décadas.

La salud de Rogerinho había empeorado desde finales de noviembre, tras salir de un largo tratamiento. Desde entonces, se sometió a otra cirugía intestinal (ya había tenido una en el estómago, en noviembre). Esta vez, la biopsia indicó un carcinoma intestinal. El diagnóstico de generalización de la enfermedad en el aparato digestivo indicó tratamiento paliativo, ya que su estado de salud no permitía ninguna intervención quirúrgica ni quimioterapia. Y, durante todo este período, Rogerinho se mostró plenamente lúcido y convencido de las batallas por su vida.

Rogerinho, abnegado en la militancia y en la vida por el socialismo

Rogerinho fue un militante en la escuela secundaria y en la escuela técnica. Un feroz líder de la juventud revolucionaria y dirigente metalúrgico en el ABC Paulista.

A finales de los años ’80, se convirtió en metalúrgico, fue exponente y dirigente de las luchas y huelgas en São José dos Campos (SP), donde ocupó una fábrica y hizo avanzar la lucha de la clase obrera. Trabajó brevemente en la industria ferroviaria, donde adquirió el cariñoso apodo de “Maquinista”. Muy popular y colectivamente organizado por donde pasó.

A finales de los años ’90 llegó al ABC Paulista y enfrentó grandes batallas y desafíos. Trabajó en la Volkswagen y, una vez más, organizó a los trabajadores en oposición a la dirección del sindicato, donde lideró varias iniciativas y luchas en el gremio.

Construyó el grupo opositor “Ferramenta de Luta” [Herramienta de Lucha], donde reunió a diversos dirigentes y generaciones. Encabezó una candidatura sindical de oposición en la Volks, donde obtuvo más de 38% de los votos y se convirtió en director del Sindicato de los Metalúrgicos del ABC. En las elecciones municipales de 2008 fue candidato a vicealcalde por el PSTU, en coalición con el PSOL.

Debido a su fuerte e irreductible militancia, fue despedido poco después de una fuerte huelga de 15 días en defensa de los derechos y conquistas de los trabajadores de la Volkswagen. No satisfecho con el despido, acampó en la puerta de la fábrica e incluso fue a la matriz en Alemania para denunciar y protestar contra ese ataque a la clase trabajadora y a las prácticas antisindicales, junto con el sindicato y la central sindical local.

Al no poder regresar a la fábrica, se mudó a Curitiba, donde trabajó y permaneció por un corto tiempo. Partió a reconstruir su vida y su militancia en el Nordeste, donde trabajó en varias empresas metalúrgicas y continuó organizando a la clase trabajadora. Y fue donde conoció a su actual compañera, Milena, con quien formó una familia y tuvo dos hijas, Alice y Flora, de las que estaba completamente enamorado y orgulloso. Y con quienes nos solidarizamos eternamente.

Recientemente, volvió a vivir en São José dos Campos, trabajando como soldador, y desarrolló una técnica que siempre tuvo a lo largo de su vida: la producción artística de artesanías con materiales reciclables y reutilizados.

Rogerinho siempre fue centrado, intempestivo y un militante revolucionario del tipo bolchevique de primera línea. Nunca cedió fácilmente a las polémicas, pero sabía manejar las diferencias con la dureza necesaria, y siempre a la luz de la lucha de clases. La mayor parte de las veces tuvo razón y reunió a su alrededor diferentes opiniones, posiciones y personajes, tanto del partido, como de la fábrica, o incluso de adversarios y oponentes ideológicos.

Su convivencia entre nosotros aportó mucho a la formación ideológica, en el trabajo de base, en la disputa política y a todos los aspectos de la vida militante. Por eso, su legado no se puede negar ni olvidar.

Las lecciones, ejemplos y conclusiones tomadas en su breve pasaje constituyen una verdadera patrimonio, en el que cada militante revolucionario socialista puede reflexionar para superar la lucha diaria contra el capitalismo y su barbarie. Rogerinho fue uno de esos ejemplos. Rogerinho fue grande.
Rogerinho presente, hoy y siempre, ¡hasta el Socialismo!

Artículo publicado en www.opiniaosocialista.com.br, 28/2/2024.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: