El día que el Brasil batió un récord más en el registro diario de muertes por el coronavirus, sobrepasando a Italia y avanzando a la cima en el total de óbitos en el mundo, Jair Bolsonaro amenazó a los manifestantes que se movilizan contra su gobierno.

Por: Redacción PSTU – Brasil

Bolsonaro los llamó “marginales”, “terroristas” y “viciados”, instando a la Policía Militar a reprimir las protestas, defendiendo incluso el uso de la Fuerza Nacional contra los que reaccionan a los actos pro-dictadura y genocidio del Presidente y su troupe.

“Bandido” y “marginal” es el gobierno Bolsonaro, cuya política genocida es responsable por conducir a la población al matadero. Un gobierno que ya se tornó paria en el mundo por el absoluto desprecio con que trata la vida de millones de trabajadores y, sobre todo, del pueblo pobre de este país. “Es el destino”, llegó a decir a una simpatizante que le pidió una palabra de conforto para las familias enlutadas.

Orientación de la cual se vuelven cómplices los gobiernos estaduales, que promueven una abertura generalizada de la economía justo en un momento de explosión descontrolada y ascendente de la pandemia.

En medio de la pandemia y de la más grave crisis social que enfrentamos, Bolsonaro intenta esconder los números de muertos, determinando el atraso del anuncio de los datos diarios dados por el Ministerio de la Salud, a fin de que no aparezcan en los noticieros de la televisión. Se aprovecha de las millares de muertes para imponer aún más quite de derechos y flexibilización de las leyes laborales.

Un gobierno corrupto y formado por milicianos [parapoliciales], que no duda en avanzar sobre la dirección de la Policía Federal y demás instituciones para proteger a su familia de las investigaciones y denuncias sobre acciones criminales en las cuales está involucrada, con la red criminal de fake news operada desde adentro del gobierno y financiada con recursos públicos y por grandes empresarios. Un gobierno que pregona abiertamente un autogolpe militar.

¡Fuera Bolsonaro y Mourão! En defensa de la vida, los empleos y la renta

Las manifestaciones contra el gobierno Bolsonaro, su política genocida y su ofensiva a las libertades democráticas, son progresivas y un derecho. Es inaceptable que este gobierno quiera criminalizar el movimiento, atacar el derecho de manifestación, reprimir con policía y Fuerzas Armadas, y aún arrojar sus milicias cobardes y provocadoras sobre manifestantes que defienden las libertades democráticas y dicen “¡Dictadura Nunca Más!”

El PSTU apoya plenamente los anhelos que llevan a los trabajadores y jóvenes a manifestarse contra la política genocida del gobierno, contra el racismo, por la defensa de las libertades democráticas, contra la escalada autoritaria de este gobierno que torna tóxica la atmósfera del país. Repudiamos vehementemente los ataques y amenazas que el gobierno Bolsonaro y sus simpatizantes han hecho a las manifestaciones. Queremos decir al presidente Bolsonaro que “marginales” y “viciados” puede ser que haya dentro de su gobierno. En las manifestaciones están trabajadores y jóvenes que no aguantan más los desmanes de un gobierno genocida, lamentable y, por debajo de cualquier crítica, que avergüenza el país.

El PSTU no está de acuerdo tampoco con los partidos que critican los actos alegando que serían provocaciones al bolsonarismo. Provocaciones son las manifestaciones recurrentes apoyadas por el Presidente de la República que defienden la implantación de una dictadura en el país. Renunciar a la lucha para no provocar al enemigo es una forma mal disfrazada de darse por derrotado sin luchar.

El PSTU apoya a los manifestantes y estará presente en los actos. Defendemos que las manifestaciones asuman las demandas de las clase trabajadora y del pueblo pobre, especialmente la defensa de una cuarentena total, con garantía de empleo, salario, renta social, y apoyo al pequeño negocio para salvar vidas; la lucha contra el racismo y la defensa de las libertades democráticas. Y pide a todos y todas usar máscaras y asegurar distanciamiento social que proteja la salud.

¡Cuarentena general ya! Con estabilidad en el empleo, garantía de renta y derechos para salvar vidas.

Por el fin del racismo. ¡Justicia para João Pedro, George Floyd y el pequeño Miguel!

En defensa de las libertades democráticas. ¡Dictadura Nunca Más!

¡Fuera Bolsonaro y Mourão!

Artículo publicado en: www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.