El PSOL ha ido cambiando, y rápidamente. Ahora se ha aprobado la federación con un partido burgués, la Rede Sustentabilidade [Red Sostenibilidad]. Un hecho importante no solo para la propia federación sino con quién eligió hacerlo, y por su profundo significado.

Por: Júlio Anselmo

¿Qué es la Rede?

La Rede es un partido burgués, de los ricos, sin vínculos con los trabajadores ni en su composición ni en su dirección, mucho menos en su programa. En 2014, apoyó a Aécio Neves [PSDB] en la segunda vuelta. En 2016 votó a favor del impeachment , dando posesión a Temer. Fue creado y financiado por los multimillonarios de la familia Setubal, de Itaú, y su supuesto ambientalismo no es más que propaganda del capitalismo verde con financiamiento de Natura. Su principal representante, Marina Silva, adoptó posiciones conservadoras como condenar el derecho de las mujeres al aborto.

¿Para qué sirve y qué significa hacer una federación?

El Congreso Nacional instituyó varias medidas antidemocráticas, como el aumento de la cláusula de barrera, con pérdida de tiempo de TV y acceso a fondos partidarios y electorales. Ante esto, se aprobó la federación de partidos como una forma de unir partidos por cuatro años con acuerdos programáticos para ayudar a superar la cláusula de barrera. Es importante señalar que a diferencia de la coalición, la federación se mantiene y tiene una serie de requisitos como actuación conjunta.

¿Nada cambiará para el PSOL?

La federación presupone afinidad ideológica y un programa conjunto. Sectores del PSOL, como el MES, afirman que se trata de una maniobra táctica que no tiene implicaciones para el programa del PSOL ni para su desempeño. Incluso dicen que su independencia estaría garantizada por la mayoría del PSOL en los organismos de dirección de la federación. Pero no solo tendrá implicaciones, ya las está teniendo.

Según el sitio web del PSOL, la federación crea la “ posibilidad de ampliar bancas progresistas en todo el Brasil ” Entonces, ¿eso significa que la elección de un diputado del partido financiado por Itaú es progresiva para los trabajadores?

Además, afirma que el programa de la federación “muestra los puntos de convergencia entre el ecosocialismo y el socialismo radicalmente democrático que defiende el PSOL y la sostenibilidad progresiva que promueve la Rede Sustentabilidade”. ¿Acaso afirmar esto en su sitio web no es ya defender un programa común entre el PSOL y el programa de capitalismo verde de la Rede?

¿Cuál es el carácter de la federación PSOL y Rede?

Aquí no queremos entrar en los méritos del programa PSOL en sí, que tiene límites y vacíos importantes, presentando a lo sumo un socialismo difuso. Pero suponiendo que el programa del PSOL sea efectivamente socialista, ¿es posible conciliar esto con la “sostenibilidad progresista” de la Rede, que no es más que la defensa del capitalismo verde?

Es imposible tener un programa en el que se combinen los intereses de los trabajadores y los intereses de la burguesía, ya que estos intereses son en realidad antagónicos. Un programa conjunto entre socialistas y capitalistas es siempre un programa capitalista.

Lo que define un programa socialista es la defensa de la expropiación de los grandes grupos capitalistas, socavando la economía de mercado y construyendo una planificación económica basada en la institución del poder de los trabajadores. Sin estas medidas, no se puede hablar de un programa socialista.

Podrían respondernos que hoy ni siquiera el PSOL defiende esto. Todo bien. Pero el problema es que ni el programa democrático radical ni el “socialismo solo de palabra” del PSOL se expresa en el programa con la Rede. Por ejemplo, ni siquiera una referencia a los derechos de los trabajadores, un tema mínimo, está presente en el programa conjunto con la Rede.

El programa de la federación PSOL y Rede no es una junción de nada, es un programa capitalista, democrático, burgués. El programa aceptable para el Itaú y para todos los grandes grupos capitalistas.

La lucha por la plena legalidad y los derechos democráticos para los partidos de izquierda

El PSTU lucha contra la nueva legislación electoral que, lejos de combatir las “legendas de aluguel” [listas electorales que “ se alquilan”], atacó y quitó derechos democráticos a los partidos de izquierda llamados ideológicos, ubicándolos en una semilegalidad. Al mismo tiempo, concentró los recursos electorales y centralizó el tiempo de televisión para los grandes partidos de los ricos. Lucharemos para garantizar nuestros derechos democráticos. No se trata aquí de menospreciar eso.

Pero el PSOL se equivoca al poner en jaque su programa, su ubicación y su composición social en nombre de esta lucha. De nada sirve garantizar la superación del coeficiente electoral, la cláusula de barrera, si eso significa construir un programa conjunto con un partido de los ricos que amenaza la existencia misma del PSOL. Al final pelearán por la legalidad del partido pero, ¿cuál partido? Bueno, no se trata de un error cualquiera, se trata de la posibilidad de cambiar el carácter de clase del PSOL, un paso más en la adaptación al orden capitalista.

Artículo publicado en www.pstu.org.br, 27/4/2022.-
Traducción: Natalia Estrada.