Mié Ago 10, 2022
10 agosto, 2022

En defensa de las libertades democráticas para los trabajadores en Guinea Bissau

Llamamos a una campaña nacional e internacional en defensa de las libertades y derechos de la clase trabajadora.

Por: Redacción CSP-Conlutas

Actualmente, Guinea-Bissau, como muchos países de África, es una semicolonia del imperialismo francés, utilizando incluso el Franco CFA (Comunidad Financiera en África) como moneda nacional, con el Tesoro Público francés como garante.

El actual presidente de Guinea-Bissau, Umaro Sissoco Embaló, aliado subordinado del gobierno imperialista de Francia, disolvió el parlamento el 17 de mayo. Poco después sus representantes impidieron la realización del V Congreso de la central sindical de los trabajadores, la Unión Nacional de los Trabajadores de Guinea (UNTG), el 10 de mayo, con la policía ordenando suspender la reunión del consejo central de la Unión Nacional Sindicato de Trabajadores de Guinea, alegando el cumplimiento de una orden judicial.

Lo cierto es que UNTG ha estado enfrentando al gobierno a lo largo de 2021, con varias huelgas en los sectores públicos, como médicos y enfermeros, y anunció la meta para 2022 de realizar otro año de huelgas en Guinea-Bissau si el gobierno y el parlamento continuasen sin defender al pueblo. Al fin y al cabo, como denunciaron “el salario de un empleado no alcanza para una semana”.

Son estas luchas de la UNTG-CS, en defensa de la clase trabajadora y del pueblo en general, lo que el régimen quiere frenar mediante un amparo judicial sin bases concretas.

Del mismo modo, Embaló trató de justificar la necesidad de cerrar el parlamento alegando “crisis entre los partidos políticos”. Pero esto ocurre después de haber exonerado al ministro de Economía, Vítor Mandinga, por no lograr los planes económicos imperialistas en Guinea, que atacan aún más el nivel de vida y los parcos derechos que tienen los trabajadores y tras un presunto ataque al palacio de gobierno el pasado 1 de febrero, que varias organizaciones afirman que fue falsificado.

Desde que Sissoco Embaló llegó al poder a finales de febrero de 2020, la relación del Presidente con los demás poderes ha sido tensa. Para empezar, asumió el cargo mediante una autoproclamación antes de que concluyera el proceso de conteo electoral del contencioso en el tribunal. Embaló destituyó al primer ministro y eligió a su propio primer ministro.

Embaló también trató de promover una revisión constitucional, enviando un proyecto para su discusión en la Asamblea, cuando la Constitución establece explícitamente que esta prerrogativa corresponde a los diputados y al Parlamento. Pero hasta el momento no ha conseguido aprobarla.

Hoy, el punto álgido de la discordia es que el Presidente aceptó la entrada en el país de lo que se suponía sería una fuerza de estabilización de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), sin que se conozcan los contornos de su misión y sin que el Parlamento haya sido consultado al respecto. Pero, en realidad, dicha fuerza está siendo llamada para proteger a Embaló después del presunto intento de golpe de Estado del 1 de febrero. La denominada “Misión de Estabilización y Seguridad para Guinea-Bissau” (MSSGB), que se prevé permanecerá en el país durante 12 meses, tiene como misión “apoyar a las fuerzas guineanas en la protección del presidente Umaro Sissoco Embaló y a las autoridades especificadas”, dice el propio documento de la CEDEAO[2].

Ya se manifestaron contra esta escalada autoritaria del gobierno el “Espacio de Concertación de los Partidos Democráticos” (ECPD), creado por partidos democráticos burgueses, entre ellos el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), la “Voz de la Diáspora” y la Unión del Proletariado Revolucionario de Guinea UPRG-Cassacá-64.

Por eso repudiamos la escalada autoritaria en Guinea-Bissau, al servicio de aumentar la sumisión del país, y de la castración de las luchas de los trabajadores guineanos por condiciones de vida dignas, y llamamos a una campaña nacional e internacional en defensa de las libertades y derechos de la clase trabajadora.

Será el apoyo y la solidaridad de los trabajadores de todo el mundo lo que evitará que este ataque de un gobierno autoritario se materialice sobre la clase.

Artículo publicado en cspconlutas.org.br, 28/5/2022.-
Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: