Sáb Feb 04, 2023
4 febrero, 2023

El próximo miércoles se definirá la posición del PSTU ante la segunda vuelta de las elecciones

Es necesario derrotar a Bolsonaro, garantizar empleo, salario, derechos, y avanzar en la organización de nuestra clase y en la construcción de una alternativa revolucionaria y socialista.

Por: Comité Central del PSTU, 3 de octubre

El PSTU realizó una campaña militante, centrada en las puertas de fábricas, ocupaciones, escuelas, territorios indígenas y periferias. La fórmula con Vera presidente, y la indígena Raquel Tremembé vice, y nuestras candidaturas en los Estados, presentaron un programa socialista y revolucionario, encabezado precisamente por los sectores más explotados de nuestra clase. Nos enorgullece que ante todas las adversidades hayamos presentado esta alternativa de independencia de clase, obrera, socialista, negra e indígena, no aceptando ser rehenes de alianzas con la derecha y la burguesía. Agradecemos el esfuerzo de la militancia, que realizó una campaña consciente, con mucha determinación, y a todos los que votaron 16 este domingo.

Frente a esta crisis brutal que vivimos, que es una crisis del capitalismo combinada con el profundo proceso de degradación y retroceso del país, el PSTU presentó un programa que defiende las necesidades más urgentes e históricas de la clase trabajadora. Un programa que afirma que para tener trabajo, renta, salario y tierra, y defender la soberanía del país, hay que sacarles a los multimillonarios, a las grandes empresas, a los banqueros y al agronegocio. Expropiar las 100 empresas más grandes que, mediante la explotación y saqueo del país, se quedan con la mayor parte de la riqueza que producen los trabajadores. Para atacar de fondo los problemas de la clase trabajadora y de la mayoría de la población, problemas estos que constituyen un terreno fértil para el crecimiento de la ultraderecha, es necesario avanzar en la organización y movilización independiente de la clase trabajadora y, para eso, es necesario avanzar en un proyecto socialista y revolucionario.

Para defender este programa, nos enfrentamos a una situación de enorme desigualdad, tanto desde el punto de vista económico como en relación con las reglas antidemocráticas de este sistema electoral que, de hecho, no permite que la población conozca la totalidad de las candidaturas, y menos aún que tenga la posibilidad de conocer y debatir sus propuestas. Si en las pasadas elecciones tuvimos apenas 6 segundos de TV, ahora nos han vetado por completo. No permitieron nuestra participación y la de otros candidatos de izquierda en los debates, tratando de censurar e invisibilizar nuestra candidatura.

Es necesario derrotar a Bolsonaro y la ultraderecha

El PSTU fue una de las primeras organizaciones en defender Fuerra Bolsonaro y Mourão y, principalmente, a través de la acción directa, es decir, con el pueblo en la calle derrocando este gobierno genocida. Con la certeza de que ese no solo era un camino posible sino el más seguro. Sabemos muy bien que la mayoría de las organizaciones y partidos que actúan entre los trabajadores no tuvieron esta misma política, incluso porque trabajan con una estrategia electoral de administrar el sistema capitalista.

Hoy sigue siendo necesario derrotar a Bolsonaro, pero también su proyecto autoritario, el bolsonarismo y a la ultraderecha como un todo. Pero para eso también es necesario atacar las condiciones y las raíces económicas y sociales que lo fortalecen. De la misma manera que la defensa de las libertades democráticas y la lucha por acabar con las amenazas del golpe no pasan por defender el sistema capitalista, la alianza con los banqueros y la confianza en esa democracia de los ricos que nos trajo adonde estamos ahora. Es necesario avanzar en una estrategia socialista, en la lucha, conciencia y organización de la clase trabajadora, para que los trabajadores gobiernen a través de consejos populares y decidan su propio destino.

Para empezar, es necesario luchar y exigir la reducción de la jornada laboral y garantizar empleo a todos, aumentar los salarios, derogar por completo las reformas laboral y de previsión, garantizar una Petrobras 100% estatal y la reestatización de las empresas privatizadas, como la Vale y la CSN, y ponerlas bajo el control de los trabajadores, para que dejen de enriquecer a los multimillonarios y enviar miles de millones fuera del país. Asimismo, es necesario derrotar el Marco Temporal y luchar por la demarcación de las tierras indígenas, así como garantizar la reparación al pueblo negro y los derechos de las mujeres, LGBTI y todos los sectores oprimidos.

El PSTU seguirá actuando en el día a día con la clase trabajadora y los sectores más oprimidos y explotados de nuestro pueblo y, en sus luchas, defendiendo esta alternativa socialista y revolucionaria. Continuamos con la seguridad de que solo la movilización independiente de nuestra clase puede cambiar realmente este país, enterrar el bolsonarismo de una vez por todas y arrojar esta extrema derecha al basurero de la historia.

Definiremos nuestra posición sobre la segunda vuelta de las elecciones el próximo miércoles, en una reunión de la dirección nacional del partido.

Artículo publicado en www.pstu.org.br, 3/10/2022.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: