El TSE había negado en mayo anterior la posibilidad de modificar el acta de nacimiento.

Este viernes 29/03, un grupo de personas trans de diferentes edades se presentaron a la Sala Constitucional para presentar un recurso de amparo contra el TSE.

Ellos solicitan a la Sala Constitucional que se declare inconstitucional la resolución del TSE que negaba la rectificación del sexo que figura en las actas nacimiento, según su identidad autopercibida.

Además, solicitan que se amplíe la posibilidad de modificación del nombre a las personas trans menores de edad.

Vanessa Valverde, activista trans y militante del Partido de los trabajadores, señaló que “lo primero a aclarar, es que quienes presentamos este recurso, somos activistas independientes que se han unido para visibilizar la lucha y exigir nuestros derechos. Yo por mi parte soy militante socialista, pero en esta acción tenemos gente de diferentes variantes, organizaciones y proyectos.”

“Ahora bien, podemos decir que si bien los derechos de las personas trans han tomado cierta notoriedad en los últimos años, muchas veces no pasan de ser un mero discurso y cortinas de humo. Por ejemplo, en la campaña electoral anterior tanto Fabricio como Carlos Alvarado, utilizaron a toda la población LGBTI para polarizar la discusión. Pero en última cuenta, las personas trans seguimos viviendo bajo el gobierno del PAC la misma exclusión, y negación de derechos básicos.”

“Hace más de un año que fue publicada la Opinión Consultiva, pero en mayo anterior el TSE decidió que no modificaría nuestros registros de nacimiento, obligando a las personas trans a seguir cargando con la discriminación cuando sea necesario presentar documentación oficial que hable del sexo. La única medida tibia del gobierno, fue un decreto que aplica únicamente para las instituciones centrales, con lo cual se simula tenemos un derecho que en la práctica, en los registros civiles, se nos niega rotundamente.”, añadió.

Discriminación e invisivilización

Costa Rica está dentro de los países más restrictivos en derechos a la población LGBTI, pues hasta la fecha y aún después de fallo de la Sala Constitucional, no se puede aplicar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y en relación a la población trans, no posee ninguna ley que ampare su situación y únicamente existen normativas en algunas instituciones.

Recientemente la CCSS emitió el reglamento para brindar los tratamientos hormonales a personas trans que así lo deseen, pero en acceso real a la salud, educación y empleo sigue existiendo una altísima desigualdad.

“En la mayoría de los países, las personas trans somos excluidas al reconocer nuestra identidad. Ya sea en la escuela, colegio o trabajo, las personas trans tenemos que realizar el doble de esfuerzo para enfrentar situaciones de violencia solo porque existimos. Son pocos los países en Latinoamérica que han dado pasos importantes para reconocer esta desigualdad, como Uruguay o Argentina, que abarcan el tema de manera más integral.”

“Pero en Costa Rica, lejos de avanzar en la inclusión laboral o de educación, la discusión se centra en cómo el mismo Estado puede negar el reconocimiento a nuestra identidad. Y eso es así, porque es parte de cómo funciona el sistema: muchas veces, para evitar hablar de los recortes en salud, educación, de las privatizaciones o de los nuevos impuestos; nos utilizan como cortina de humo que desvíe la atención y ni siquiera es para darnos derechos. Es solo para enviarnos saludos y lavarle la cara al gobierno”, concluyó.

El recurso de amparo se presentó este viernes, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Visibilidad Trans que se realiza el 31 de marzo en diferentes países del mundo.