El Estado es un órgano de dominación de clase, e incluso los que intentan presentarse como más democráticos son, como escribió Lenin, una “costra” para disfrazar esta dictadura burguesa sobre el proletariado. Para eso, utilizan el conjunto de sus instituciones para contener la revuelta social, principalmente a través de la coerción y de la represión. Una de estas instituciones es el sistema carcelario.

Por: Américo Gomes

Por eso, Estados Unidos mantiene la prisión Guantánamo, sin ningún derecho para los que están presos ahí, y conserva atrás de las rejas a varios luchadores sociales, como el ex Pantera Negra Abu Jamal. En Francia, durante la manifestación de los Chalecos Amarillos, el Estado utilizó este método de represión, realizando más de 10.000 prisiones para intentar acabar con el movimiento. De esos, 3.000 fueron condenados en procesos judiciales, y 1.000 están cumpliendo penas en régimen cerrado.

En Chile, Piñera pretende sofocar la Primera Línea dentro de la prisión

Hace más o menos una semana ocurrió un incendio en la “Cárcel Concesionada Santiago Uno”, donde está una gran parte de los presos de la Revolución Chilena. Durante este incendio se escuchaban los gritos: “Los pacos (policías) nos están matando aquí adentro”.

En Chile ocurre un caso escandaloso: 2.600 jóvenes, cuyo único ‘crimen’ fue defender a los/as manifestantes y garantizar el derecho de hacer manifestaciones contra las violentas agresiones de la represión policial del gobierno Piñera, muchos/as pertenecientes a la “Primera Línea”, están detenidos/as en las prisiones comunes sin plazo para ser liberados/as, como en el Módulo 14, aguardando juicio.

Se encuentran en pésimas condiciones carcelarias, sin ninguna condición de higiene o sanitaria que los proteja de cualesquiera infecciones, menos aún de la pandemia de coronavirus.

Estos/as jóvenes, que ya están recibiendo el más feroz castigo del Estado sin que ninguno/a de ellos/as haya sido condenado, ahora están corriendo riesgo de muerte. Sus protestas dentro de los presidios han sido aplacadas por las Fuerzas Especiales de los Carabineros “Antomotines”.

La Defensoría Popular interpuso un “Amparo de Garantía”, que hizo que la jueza de turno llamase a una fiscalización del Estado para una visita al Módulo 14, pero no se tomó ninguna medida. Por eso, las entidades de derechos humanos junto con las organizaciones de defensa de los presos (Coordinadora 18 de octubre por la libertad de los presos políticos, OFAPP – Organización de Familiares y Amigos de los Presos Políticos y el Comité Oscar Romero – Sicsal Chile) están pidiendo que se mantenga la campaña exigiendo la libertad inmediata de estos/as presos/as, ahora a través de e-mails.

La represión a la Revolución ya causó casi 40 muertos; más 400 personas perdieron los ojos; decenas de personas fueron abusadas sexualmente por agentes del Estado, muchas en instalaciones oficiales. Ahora los/as luchadores/as de la “Primera Línea” están expuestos/as a los peligros de la infección generalizada dentro del sistema penitenciario.

Piñera, en una actitud criminal está aprovechándose de la catástrofe mundial para sofocar el proceso revolucionario chileno y literalmente eliminar a la juventud que forma parte de la Primera Línea.

Asista el video en el que habla Bertilda Lara, madre de Ignacio Lara, preso político del gobierno Piñera, en: https://youtu.be/B89xgFsHvd8

Palestinos temen por sus vidas en las prisiones israelíes

La violenta represión que el Estado de Israel siempre implantó a los territorios palestinos ocupados ganó aspectos siniestros en los últimos días en la Cisjordania ocupada, debido al aumento continuo de casos de coronavirus. La situación es aún más alarmante en las cárceles israelíes donde están millares de presos y presas palestinos y donde ya fueron identificados con el virus presos en las cárceles de Belén. También hay sospechas de contaminación en Ramleh y en centros de detención en Jerusalén, donde todos los presos fueron puestos en cuarentena.

El Servicio Penitenciario de Israel (IPS) anunció sus planes de evacuar la penitenciaría que queda próxima a la frontera con Egipto para utilizarla para los presos que fueran puestos en cuarentena y con eso apartarlos de sus familiares palestinos. Poner presos contaminados en aislamiento en otros presidios, en este caso cerca de Egipto, consiste simplemente en “meterlos presos en celdas de aislamiento en otro presidio”. No es ninguna protección.

Las prisiones israelíes son tristemente famosas por ser viejas, sucias, superpobladas, carecer de artículos básicos de higiene, como desinfectante y jabón. Además, con entre seis y diez presos amontonados en cada celda y refectorios que juntan hasta 120 presos.

¡Libertad inmediata a todos los presos políticos!

Lo que estos Estados están haciendo con estos activistas sociales es criminal. Es lo mismo que están haciendo las dictaduras y gobiernos autoritarios: aprovechándose de esta pandemia para eliminar a sus enemigos.

Por eso, una tarea fundamental de los movimientos sociales en todo el planeta, es exigir, en este momento de crisis, la “LIBERTAD INMEDIATA DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS”. Sea por participar en manifestaciones, así como por conflictos con los aparatos de represión, sea por estar acusados de rebelión o criminalizados por participar de las luchas sociales.

Cárcel común en Santiago, Chile.

Estos gobiernos, que no tomaron medidas efectivas para evitar el contagio en la población en general, ahora aprovechan la crisis del coronavirus para matar a nuestros jóvenes luchadores y activistas presos en Chile, en Israel, en Irán o en la China. La no libertad de estos presos puede significar la condena de estos/as activistas a la pena de muerte por infección.

Traducción: Natalia Estrada.