Vie Jul 12, 2024
12 julio, 2024

Argentina: El Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) es una mesa servida para el imperialismo

Una de las principales partes del paquete legislativo presentado por el gobierno de Javier Milei al Congreso es el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI). Este paquete ya fue aprobado en la Cámara de Diputados y ahora está siendo tratado por el Senado.

Por Alejandro Iturbe

 ¿Qué es el RIGI? Un medio especializado analiza que su objetivo es “atraer proyectos de inversión de largo plazo a partir de un monto igual o superior a 200 millones de dólares [NdR: hasta 900 millones]”[1]. Se trata de una cantidad que solo está al alcance de grandes inversores imperialistas y de algunas pocas grandes empresas nacionales que se asocien con ellos.

El Gobierno de Milei busca que estas “grandes inversiones” se dirijan a “minas, canteras, bosques y bienes análogos o en obras de infraestructura iniciadas en dicho período”. A buen entendedor, por detrás del RIGI está el proyecto de un nuevo y gran salto en la entrega y el saqueo de recursos naturales del país en sectores como la minería (por ejemplo litio, del que Argentina posee una de las mayores reservas mundiales, y cobre), el petróleo y el gas, o la tala de grandes extensiones de bosque nativo (hoy prohibida legalmente en varias regiones del país).

También, el control de las obras de infraestructura necesarias para su explotación por parte de los inversores imperialistas y sus grandes asociados nacionales como es el caso de los grandes gasoductos paralelos a la cordillera de los Andes, relacionados con la extracción de petróleo del yacimiento de Vaca Muerta, en Neuquén, en manos de Techint. Esta empresa es uno de los grandes apoyos del Gobierno de Milei quien le dio el control de YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales)[2].

A estos “inversores”, el Gobierno quiere ofrecerles una “mesa servida” de grandes beneficios y exenciones fiscales (impositivas) y aduaneras ya que los exime de pagar tasas por las importaciones que hagan relacionadas con su proyecto y, por tres años, tampoco pagarán tasas por las exportaciones que genere el proyecto. 

Finalmente, el RIGI pretende “blindar” legalmente a sus beneficiarios (lo que el hipócrita lenguaje de los capitalistas y sus medios llama “estabilidad y seguridad legal”).  Su texto expresa que una vez que un proyecto sea incluido en el RIGI por parte de la “autoridad de aplicación” (el propio Gobierno de Milei) “cualquier norma o vía de hecho, nacional o local, por la que se limite, restrinja, vulnere, obstaculice o desvirtúe será nula de nulidad absoluta e insanable y la Justicia deberá, en forma inmediata, impedir su aplicación”. Es decir, una vez aprobado el RIGI tanto cualquier ley nacional o provincial como un proceso o fallo judicial que revierta o restrinja estos beneficios debe ser considerado “nulo”. 

Sectores burgueses que se oponen

Hemos dicho que el RIGI solo beneficiará a los “grandes inversores” imperialistas y a las pocas empresas nacionales que pueden asociarse con ellos, como Techint o Cresud (propietaria de 150.000 hectáreas en Salta, hoy protegida por la “ley de bosques”). Los demás sectores burgueses quedan excluidos de sus beneficios y son perjudicados por esta ley. Por eso, al mismo tiempo que apoyan otros aspectos de la política del Gobierno, como el ajuste fiscal y la Reforma Laboral, han salido a presionar a los senadores para que el RIGI no sea aprobado.

Por ejemplo, Elio de Re, presidente de ADIMRA (Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina), “advirtió que el RIGI podría generar una competencia desleal con la industria preexistente» porque incluso si el costo de fabricación de un producto fuese igual en Argentina y EE.UU., los beneficios impositivos y aduaneros para sus beneficiarios harán que les salga “un 30% menos comprarlo afuera”. Las más perjudicadas son las pymes (pequeñas y medianas empresas) que, junto con otras cámaras empresarias, “marcharon” al Senado para presionar para que el RIGI no sea aprobado[1].

También serán perjudicadas las economías regionales. Los gobernadores provinciales están a favor de la entrega y el saqueo de los recursos naturales pero pretenden tener una porción un poco mayor de beneficios para sus provincias y sus burguesías. Este régimen las excluye totalmente del negocio, incluso en el plano legislativo. Por eso, también se han opuesto al RIGI[2]. Estas contradicciones dentro de la burguesía son las que explican que el Gobierno tenga muchas dificultades para aprobar el RIGI en el Senado y que aun no sea seguro que logre hacerlo.

Más destrucción de la naturaleza

La aprobación y la aplicación del RIGI no es solo más saqueo de recursos naturales. También significa un nuevo salto en la destrucción y degradación de la naturaleza que sufre nuestro país. Todos estos grandes proyectos mineros y petroleros contaminan los suelos y se apropian del agua de la región, en perjuicio de la mayoría de la población. 

Una de las razones que generó el Jujeñazo el año pasado fue el hecho de que la intensificación masiva de la extracción de litio privaba del agua y de sus tierras a miles de pequeños agricultores (en su mayoría descendientes de los pueblos originarios), que se unieron con los docentes y estatales que luchaban por su salario[3]. Hasta el glaciar Perito Moreno, un valioso patrimonio natural del país y del mundo y gran reserva de agua pura, ha tenido una primera señal de contaminación con petróleo[4].

Lo mismo significa la autorización para la tala de miles hectáreas que pretende Cresud para dedicarlas al agrobussines. O el uso del fracking (ruptura del subsuelo profundo) en Vaca Muerta.

Ningún beneficio para el país y su pueblo

Todo esto está al servicio de las inmensas ganancias en dólares de los “inversores” imperialistas y de unas pocas empresas nacionales que exportan esos minerales, hidrocarburos y alimentos. Al país y a su población solo le queda esa destrucción de la naturaleza y más hambre y miseria.

Veamos un ejemplo reciente: la producción de petróleo y gas ha aumentado mucho en los últimos años. La nafta cada vez se encarece más y el gas para consumo interno no solo escasea sino que, en medio de un clima muy frío, una familia debe pagar entre 3 y 5 veces más que el mes anterior.

El RIGI solo agravará la entrega del país al imperialismo, la destrucción de la naturaleza y hará más caros aún los servicios esenciales como el gas, la electricidad, el agua y el transporte. Por eso los trabajadores debemos luchar porque no se apruebe ni se aplique.

Es importante la unidad de acción con todos los que quieren impedir su aprobación. Por ejemplo, la dirección del sindicato minero (AOMA)[5]. Pero es necesario comprender que, si nos quedamos ahí, la situación de fondo, es decir, el sometimiento del país al imperialismo y sus consecuencias (el saqueo del país y sus recursos naturales, la destrucción de la naturaleza, el crecimiento del hambre y la miseria) van a continuar.

En el marco de esta lucha contra el RIGI, afirmamos que, para revertir esta situación del país, la única solución de fondo es una Revolución de los trabajadores y el pueblo que liquide el saqueo imperialista y las grandes empresas nacionales. Que expropie las grandes empresas multinacionales y “nacionales”, que deje de pagar la Deuda Pública y rompa con el FMI. Un proyecto de país opuesto al capitalismo dependiente y subordinado al imperialismo. Un proyecto que solo puede ser el de una Argentina Socialista, sin FMI ni capitalistas, construido por un gobierno obrero y popular, cuyas medidas y políticas (incluida la forma de utilización de los inmensos recursos naturales que posee el país) sean definidas democráticamente para satisfacer las necesidades de los trabajadores y el pueblo y no al servicio de las ganancias del imperialismo y unas pocas empresas “nacionales”. Esa es la propuesta del PSTU.


[1] Ley Bases: las pymes marcharán el viernes al Senado en rechazo al RIGI (c5n.com)

[2] Gobernadores patagónicos contra el DNU de Milei y a favor de la producción y el trabajo | Diario del Fin del Mundo (eldiariodelfindelmundo.com)

[3] Argentina | Sigue la lucha en Jujuy – Liga Internacional de los Trabajadores (litci.org)

[4] Una “mancha de hidrocarburos” frente al glaciar Perito Moreno pone en alerta a Argentina | EL PAÍS Argentina (elpais.com)

[5] https://laopinionaustral.com.ar/argentina/aoma-se-expreso-contra-el-rigi-no-podemos-estar-de-acuerdo-con-el-saqueo-de-nuestros-recursos-424899.html

[6] Una “mancha de hidrocarburos” frente al glaciar Perito Moreno pone en alerta a Argentina | EL PAÍS Argentina (elpais.com)

7 https://laopinionaustral.com.ar/argentina/aoma-se-expreso-contra-el-rigi-no-podemos-estar-de-acuerdo-con-el-saqueo-de-nuestros-recursos-424899.html

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: