Los trabajadores brasileños vienen sufriendo serios ataques a sus derechos, salarios y empleo. El gobierno Temer quiere aplicar y profundizar proyectos que Dilma no consiguió. Son proyectos que reciben el apoyo del Congreso Nacional, de empresarios, banqueros y del agronegocio. Esta es la forma que encontraron para sacar el peso de la crisis económica de sus espaldas y arrojarla contra los trabajadores. Basta ver el desempleo, que ya alcanza 12 millones de personas en el país.

Por: CSP-Conlutas

Por eso, para derrotar proyectos como la reforma laboral, la tercerización, las privatizaciones, la reforma de la Previsión, el Proyecto de Ley (PL) 257 y la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) 241, la unidad en la lucha es urgente.

En defensa del empleo y los derechos

En Asamblea Nacional de los Trabajadores por Empleo y Garantías de Derechos, realizada el 27 de julio en San Pablo, la CSP-Conlutas, representada por el integrante de la Secretaría Ejecutiva Nacional, Atnágoras Lopes, defendió la unidad de acción para enfrentar los ataques del gobierno Temer contra los trabajadores y la necesidad de unificar las luchas, las campañas salariales y construir una Huelga General. “Porque de un lado están los intereses de nuestra clase, del otro los intereses de la patronal, de la burguesía y del imperialismo; (…) que el 16 sea un gran punto de apoyo para la construcción de una gran huelga general en este país para enfrentar y tirar abajo todo y cualquier gobierno que ataque nuestros derechos”, resaltó.

En esta asamblea, las centrales sindicales CSP-Conlutas, CUT, Fuerza Sindical, UGT, CTB, Nueva Central, CSB y CGTB definieron la fecha del 16 de agosto como el Día Nacional de Movilización y Lucha por el Empleo y por la Garantía de Derechos.

Diversas movilizaciones ocurrirán en todo el país. En San Pablo, un acto en unidad ocurrirá frente a la Fiesp [Federación de las Industrias del Estado de San Pablo], en la Avenida Paulista, a partir de las 10 horas.

Para la CSP-Conlutas, este es un primer paso en la preparación de una gran huelga general en el país. Las movilizaciones, paralizaciones y protestas deben apuntar para los trabajadores que precisamos fortalecer la unidad y luchar más para derrotar los planes del gobierno Temer y derribar el propio gobierno.

Pero, a diferencia de otras centrales, como CUT y CTB, la CSP-Conlutas quiere derrocar a Temer, pero no quiere la vuelta de Dilma, por entender que ella comenzó a aplicar los planes que Temer intenta profundizar en este momento.

¡Rumbo a la Huelga General para derrotar los ajustes y echar a Temer y a todos los corruptos!

Nota publicada en cspconlutas.org.br