Mar Sep 27, 2022
27 septiembre, 2022

¡Cartas masivas por Carolina Garzón!

Llevamos más de 4 años desde la desaparición en la ciudad de Quito, Ecuador, de la joven estudiante colombiana y también militante del Partido Socialista de los Trabajadores  y  de la  LIT-CI, Carolina Garzón. Aparte de la desidia con que los estados tanto colombiano como ecuatoriano han actuado en el caso, ahora en abierta complicidad con los responsables de su desaparición, la fiscalía colombiana a desparecido una de las pruebas fundamentales en el proceso. Su familia, su partido, su internacional, no descansaremos hasta que se aclare lo ocurrido. Te invitamos a que nos apoyes en una campaña masiva de envío de cartas a los gobiernos y sus instituciones, para protestar y recordarles que Carolina sigue viva entre nosotros y que exigimos respuestas y no dejaremos que sea otro caso más en absoluta impunidad.

El mecanismo es muy sencillo. Copias las direcciones electrónicas de Ecuador y adjuntas la carta a sus autoridades. Luego copias las direcciones de Colombia y adjuntas la carta a las autoridades respectivas.  Colocas tu nombre eo el nombre de la organización y la ciudad y fecha.

Asunto: EXIGIMOS RESPUESTAS CASO CAROLINA GARZÓN

Direcciones en Colombia:

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Carta al gobierno colombiano y sus instituciones

[Ciudad, fecha]

Señor
Juan Manuel Santos
Presidente de la República de Colombia

 

Señor

Germán Vargas Lleras

Vicepresidente de la República de Colombia

 

Señor

Carlos Negret

Defensor del Pueblo

 

Señora

Gloria Bejarano

Defensora para asuntos Internacionales

 

Señora

Martha Isabel Castañeda

Procuradora (e)

 

Señor

Juan Fernando Cristo

Ministro del Interior

 

Señora
María Ángela Holguín C.
Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia

 

Señor
Néstor Humberto Martínez N.
Fiscal General de la República de Colombia

 

Señora

Ana Fabiola Castro Rivera

Asuntos internacionales fiscalía

 

Señora

Andrea Ospina Quintero

Asesora Despacho consejería presidencial DH

 

Señora

Natalia Salamanca

Asesora Desaparición Forzada consejería presidencial DH

 

Con profunda preocupación y al borde de la indignación me dirijo a usted para reclamar ante la situación por la cual atraviesan las tareas de búsqueda e investigación de la desaparición de la joven estudiante colombiana, Stephanny Carolina Garzón Ardila, desaparecida en Quito, Ecuador, hace ya casi cinco años.

Así los hechos no hayan ocurrido en territorio colombiano existen claras y precisas disposiciones constitucionales y legales que obligan a una actuación diligente del Estado Colombiano, y de ustedes como representantes del mismo, en la defensa de los connacionales ante hechos que se produzcan fuera del territorio nacional.

Colombia nunca debió haber aceptado una denuncia sobre la desaparición de Carolina dado que los hechos no ocurrieron en su territorio. Sin embargo, al haberla recibido la indagación tendría que haber concluido rápidamente con el cierre del expediente, cuando se corroboró que la desaparición no ocurrió en el país. Pero casi cinco años después de la desaparición de Carolina el expediente se mantiene abierto en la Fiscalía como un caso común y corriente pero acumulando polvo, porque Colombia no ha tenido la más mínima iniciativa procesal en todos estos años.

Adicionalmente, como aquí existe un expediente abierto, cuando Ecuador pidió una asistencia Penal Internacional a Colombia, Colombia lo que hizo fue enviar esas solicitudes al Despacho del Fiscal que en ese momento estaba encargado de la causa, argumentando que ese era el procedimiento ya que aquí existía una investigación. Eso lo único que ha conseguido es que se retrase todo el proceso porque ese Fiscal tiene otros casos a los cuales les da prioridad por encima del caso Carolina. Así, el gobierno colombiano, por responsabilidad de la Fiscalía, tardó dos años en responder a una solicitud de Asistencia Penal Internacional que se supone es un mecanismo de cooperación expedito, emergente y urgente.

Lo peor es que tardaron dos años en dar respuesta a esa Asistencia Penal y cuando la responden mandan informes que no están completos, es decir, que no responden a los interrogantes que generaban esas pruebas. Y una de esas pruebas – una cámara fotográfica propiedad de Carolina Garzón– desapareció de las bodegas de la Policía Judicial sin que siquiera Colombia emitiera una nota aclaratoria o de disculpa a Ecuador o a la familia sobre ese hecho. La insólita y gravísima desaparición de esta prueba sólo fue conocida porque en el informe enviado por Colombia respondiendo a la Asistencia Penal Internacional un Policía pone como nota en la cual informa de ese hecho.

El anterior hecho causa un gravísimo daño para el proceso. Cuando Ecuador mandó la solicitud de Asistencia Penal a Colombia lo hizo confiando en que Colombia pudiera ser mucho más efectiva en el manejo de la prueba, ya que Ecuador no podía hacerlo, y el estudio y análisis de la misma fuese mucho más riguroso. Pero adicionalmente hizo un daño porque tardaron dos años en mandar una evidencia, dos años que el caso estuvo congelado en Ecuador, dos años en los que perdimos otras evidencias y otras pistas y ahora ese resultado y análisis,  enviado por Colombia sirve de poco o nada porque la prueba material ha desaparecido; siendo responsable de su desaparición el Estado colombiano.

Señalada la situación anterior, que motiva mi enorme preocupación y el envío de esta comunicación, solicito expresamente a ustedes realizar todas las acciones que son de su responsabilidad constitucional y legal para que de la manera más pronta se produzca un cambio sustancial en las tareas de búsqueda de Carolina y en el avance de las razones y posibles autores de su desaparición. Sepa usted que, a pesar de los años, del comportamiento de su gobierno y de usted, estamos pendientes muchos ciudadanos honestos en muy diversos países.

Más que una respuesta pronta, espero prontas acciones y resultados.

De usted atentamente,

[Nombre, cargo o puesto representativo]
[Identificación]

::::::::::::::::::::::::::::::

Direcciones Ecuador:

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]ridad.gob.ec

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

[email protected]

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Carta al gobierno Ecuatoriano y sus instituciones 

[Ciudad, fecha]

Señor Economista

Rafael Correa

Presidente Constitucional del Ecuador 

 

Doctor
Galo Chiriboga Zambrano
Fiscal General del Ecuador

Señor

Jorge Flores Moreno

Fiscal Titular

 

Ingeniero Cesar Navas

Ministro Coordinador de Seguridad

 

Doctora Ledy Zuñiga

Ministra de Justicia

 

Con profunda preocupación  y al borde de la indignación me dirijo a usted para reclamar ante la situación por la cual atraviesan las tareas de búsqueda e investigación de la desaparición de la joven estudiante colombiana, Stephanny Carolina Garzón Ardila, desaparecida en su país hace ya casi cinco años.

Desde el momento de la desaparición de Carolina la Fiscalía Ecuatoriana no conservó ningún rigor en el proceso de investigación, en la recolección de evidencias ni de testimonios. Eso ha ocasionado que al momento no se tenga siquiera una hipótesis certera de lo que ocurrió con Carolina Garzón y la búsqueda e investigación esté completamente paralizada. En esta forma la familia de Carolina no ha tenido acceso a los derechos de verdad y de justicia y el daño causado con la desaparición se agravó por la incertidumbre que se ha perpetuado durante todos estos años.

No dudamos en señalar que el dolor causado, tanto por la desaparición como por la ineficacia de las autoridades en dar respuestas ciertas ante el hecho fueron factores de máxima importancia en la muerte de la abuela de Carolina, la Sra Luz Garzón, fallecida en mayo de 2014 (madre del Walter Garzón, padre de ella); así como en el reciente fallecimiento del propio Walter Garzón, ocurrido el pasado 12 de septiembre de 2016, quien estuvo aquejado por el dolor de no encontrar a su hija a pesar de los heroicos esfuerzos de él en su búsqueda e intentando por sí mismo, y con amigos y familiares, labores de investigación.

En el momento actual, prueba evidente de lo que señalamos, está en el hecho de que después de un proceso de mucha exigencia de la familia, la Fiscalía ecuatoriana decidió contar con la cooperación técnica de Colombia para el análisis de algunas pruebas materiales, una computadora, un saco, una cámara fotográfica que no podían ser debidamente analizados en Ecuador por no contar con los técnicos o porque se realizaron mal las pericias en un primer momento.

Después de dos años de haber enviado esas pericias y de múltiples insistencias, Colombia finalmente envió hace pocas semanas las pruebas materiales y los informes. Una de esas pruebas, que es una cámara fotográfica propiedad de Carolina Garzón, desapareció en Colombia y a la fecha el gobierno ecuatoriano ni siquiera ha mandado una nota de reclamo o de consulta al gobierno colombiano, consintiendo con esta actitud que la evidencia se haya perdido, a sabiendas que el propio Estado ecuatoriano, el Fiscal General, la Fiscalía General, el fiscal de la causa, llevan dos años afirmando que mientras esas evidencias no llegaran y esos informes no llegaran la investigación se veía afectada. Ahora que llegan y llegan incompletas guardan silencio ante el gravísimo hecho de que una de las evidencias haya desaparecido misteriosamente en Colombia.

Adicional a lo anterior, visto el proceso en forma más general, por el conocimiento que tengo y la importancia que concedo al mismo, puedo afirmar que la investigación en Ecuador ha sido una investigación que no guarda ninguna relación con la gravedad del hecho. En gran medida los reducidos avances se han dado gracias al aporte de la familia y de la parte procesal. La Fiscalía no toma las  iniciativas a la que está obligada, la Fiscalía no ha generando investigación ni pruebas de forma independiente y cuando la familia presenta expresas solicitudes asume una actitud reacia a aceptarlas.

Como ejemplos de prueba de la anterior afirmación se puede mencionar cómo cuando ha sido solicitado un neuro-lingüista que pueda hacer un trabajo de las versiones que ha tomado mal la Fiscalía, no se ha dado una respuesta. Esta ha sido una solicitud presentada desde hace tres años y que hasta el día de hoy no se nos otorga. O como en el caso de la reconstrucción de los hechos que era un momento fundamental de la investigación, porque era la posibilidad de volver a reunir a los jóvenes que convivieron con Carolina en la fecha de su desaparición, reconstrucción en la cual no guardó ni el rigor técnico ni contó con la participación de los expertos que eran requeridos para que esa diligencia pudiera dar de sí todo lo necesario para esclarecer los hechos.

Señalada la situación anterior, que motiva mi enorme preocupación y el envío de esta comunicación, solicito expresamente a ustedes realizar todas las acciones que son de su responsabilidad constitucional y legal para que de la manera más pronta se produzca un cambio sustancial en las tareas de búsqueda de Carolina y en el avance de las razones y posibles autores de su desaparición. Sepa usted que, a pesar de los años, del comportamiento de su gobierno y de usted, estamos pendientes muchos ciudadanos honestos en muy diversos países.

Más que una respuesta pronta, espero prontas acciones y resultados.

De usted atentamente,

[Nombre, cargo o puesto representativo]
[Identificación]

 

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: