Mié May 29, 2024
29 mayo, 2024

Victoria sindical: Los trabajadores de Volkswagen votan a favor de afiliarse a la UAW

Por Ernie Gotta

Los trabajadores de la fábrica de Volkswagen (VW) de Chattanooga, Tennessee, han votado a favor de afiliarse al sindicato United Auto Workers (UAW). La votación fue un éxito abrumador, ya que el 73% o 2628 trabajadores votaron “sí” y sólo el 27% o 985 trabajadores votaron “no”. Esta victoria histórica de aproximadamente 4000 trabajadores de Volkswagen fue muy luchada y superó una larga historia de fuertes tácticas antisindicales que derrotaron dos intentos anteriores, en 2014 y 2019.

¿Qué cambió en 2024? La respuesta puede entenderse en parte por la percepción del éxito de la huelga de la UAW de las Tres Grandes en 2023. Los trabajadores automotrices no sindicalizados se sintieron inspirados y se pusieron en contacto con la UAW en cantidades sin precedentes. En la Conferencia Labor Notes de abril de 2024 en Chicago, Zach Costello, un nuevo miembro de la UAW de Volkswagen, comentó: “Cuando vieron el contrato de las Tres Grandes, todo cambió. Incluso los trabajadores antisindicales vinieron a nosotros; ¡Cambiaron de lado! Ellos mismos se cambiaron de lado. No tuvimos que hacer nada”.

Costello continuó: “Si los trabajadores no son dueños de nada ni tienen voz ni voto, no pueden asegurar su seguridad. … Un lugar de trabajo está formado por personas. Y una sociedad se compone de lugares de trabajo. Si esos lugares de trabajo no pueden garantizar la seguridad básica de su gente, ¿qué estamos haciendo?”.

Las principales reivindicaciones de Costello incluyen un único plan de asistencia sanitaria para todos, sin primas ni niveles, nuevas normas de seguridad y el establecimiento de un proceso para negociar la cantidad de trabajo asignado y su seguridad.

Cambio de táctica

Con la nueva dirección reformista de Shawn Fain, la UAW también cambió de táctica para derrotar a la antisindicalización de la empresa. Es casi imposible que los trabajadores ganen una votación sindical si las bases no desempeñan un papel protagonista en la organización, creando sus propios comités de organización, comprometiéndose con la organización de trabajador a trabajador y conectando su campaña de organización con la comunidad. Utilizando estos métodos, esta vez los dirigentes de la UAW pudieron contrarrestar la difícil pero previsible campaña antisindical.

Su modelo de organización anterior no preparó lo suficiente a los trabajadores. Por ejemplo, en 2019, cuando los políticos locales y estatales respaldaron a la empresa, Labor Notes escribe: “Los grupos astroturf respaldados por las empresas inundaron las ondas y la televisión con anuncios que atacaban a la UAW. Los políticos del estado amenazaron con retirar el apoyo a los incentivos estatales vinculados a una próxima expansión de la planta y la producción de un nuevo vehículo eléctrico.”

Los trabajadores estadounidenses de Volkswagen ya no son la única fábrica no sindicada de VW en el mundo. Está claro que las otras fábricas sindicadas de todo el mundo no han afectado a los resultados de VW ni a sus pagos a los ricos inversores. De hecho, la empresa ha tenido un margen de beneficios mucho mayor en los últimos tiempos que cualquiera de las tres grandes empresas automovilísticas estadounidenses.

¡Organizar a los que no están organizados! ¡Organizar el Sur!

Quizá lo más importante sea que esta victoria abre una vía directa a una campaña de sindicalización más amplia en la industria del automóvil y, en particular, a la organización en favor de salarios más altos, mejores condiciones de trabajo y prestaciones en todo el Sur. El 5 de abril, antes de que se emitieran los votos en Volkswagen, los trabajadores de Mercedes en Vance, Alabama, habían presentado una solicitud de elecciones sindicales. La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) programó la votación para los días 13 a 17 de mayo. Unos 5.000 trabajadores de Mercedes tendrán la oportunidad de votar para afiliarse a la UAW y aprovechar el impulso de la votación de Chattanooga.

Ganar un punto de apoyo en el sur podría, a su vez, inspirar a los trabajadores de la industria automotriz de otras regiones del país, como en Rivian de Normal, Illinois, a impulsar sus propias campañas sindicales. En noviembre de 2023, un comunicado de prensa de la UAW citaba a Lori Paton, trabajadora de Rivian, que había empezado a trabajar en la nueva empresa de vehículos eléctricos Rivian en su planta de montaje de Bloomington, Illinois, en octubre de 2022. Ella dijo: “‘A la empresa le gusta decirnos que estamos fabricando el avión mientras lo volamos, y eso explica mucho sobre los problemas que tenemos’, dijo Paton, miembro del equipo en el grupo Chassis 3. ‘Tenemos todo tipo de problemas de seguridad. Es muy peligroso el sitio de trabajo. La rotación es terrible. Cada grupo tiene un cuento de un empleado nuevo que no llegó al primer descanso. La falta de seguridad, los bajos salarios, las horas extraordinarias obligatorias, hay tantas razones por las que necesitamos estar sindicados’”.

Las miserables condiciones de trabajo y los trucos típicos de la patronal se pusieron de manifiesto en la conferencia de Labor Notes del 19 de abril, cuando un trabajador de Rivian comentó sobre la campaña de sindicalización: “Nos subieron el sueldo, pero también la jornada. Ahora nos hacen trabajar 10 horas al día”.

¿Y ahora qué? La independencia de clase

La Voz de los Trabajadores felicita a los trabajadores automotrices de Chattanooga. Las campañas de sindicalización que se están llevando a cabo en todo el país son una inspiración para todos los trabajadores. Aunque hay entusiasmo por el potencial resurgimiento de la militancia sindical, la representación sindical está disminuyendo en general. El Centro de Investigación Pew escribe: “La proporción de trabajadores estadounidenses que pertenecen a un sindicato ha caído desde 1983, cuando el 20,1% de los trabajadores estadounidenses eran miembros de un sindicato. En 2023, el 10,0% de los trabajadores estadounidenses estaban afiliados a un sindicato”. Las opiniones sobre la disminución de la afiliación sindical han cambiado sólo modestamente desde el año pasado, cuando el 58% dijo que era malo para el país. No ha habido cambios en las opiniones sobre su impacto en los trabajadores.

Desgraciadamente, cualquier movimiento hacia un resurgimiento de la militancia obrera se ve obstaculizado por el hecho de que los trabajadores están políticamente atados al Partido Demócrata. Este partido se opone sistemáticamente a los intereses de la clase obrera y orienta a la burocracia sindical, las ONG y las organizaciones sin ánimo de lucro hacia el apoyo de los intereses de la clase dominante. La única manera de avanzar es que los trabajadores de base rompan con los partidos de la clase dominante y emprendan un camino independiente. Esto significa la construcción de un partido obrero o del trabajo que podría cambiar el equilibrio de poder y poner a los trabajadores en el asiento del conductor.

Animamos a nuestros lectores a apoyar estas campañas sindicales mediante expresiones de solidaridad, animando a los trabajadores del automóvil que conozcan a apoyar los esfuerzos para sindicalizarse, o incluso buscando trabajo en talleres no sindicados para ayudar a ampliar la campaña sindical.

Foto: MENAFN / AFP

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: