Una Crítica Situación.
La desaparición física del Presidente Chávez generó una considerable crisis política en el país, la ausencia de la carismática figura que garantizaba desmovilización de los trabajadores y así una buena marcha de los negocios para la burguesía, ha creado serios problemas para esta última. Todo esto se agravó después de las elecciones del 14 de abril.

Estamos ante un gobierno más débil. Con mucho menos predicamento entre los trabajadores.

Crisis económica
Pero no sólo la inestabilidad política está presente en el panorama nacional, ya desde finales del año pasado y pese a los informes oficiales, que afirmaron un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 6%, la economía mostraba indicios de crisis.

La economía nacional sufre los embates de situaciones como la escasez de divisas y la reducción de 10,6% el nivel de importaciones, lo que ha generado un insoportable desabastecimiento de bienes y productos básicos, también ha caído la producción interna en importantes sectores económicos, por ejemplo la manufactura que descendió 3,6%, la construcción, pese a la implementación de la Gran Misión Vivienda, retrocedió 1,2% y el transporte cayó 2,3%.Una galopante inflación, ha producido un freno también en el consumo interno.

Toda esta situación arrojó un crecimiento económico de apenas 0,7% en el primer trimestre del año en curso, lo que hace ver como inalcanzable la meta de 6% fijada por el gobierno, uma muestra de esto son las declaraciones emitidas por Edmée Betancourt, Presidenta del Banco Central de Venezuela a la salida de una reunión con empresas exportadoras: “…los indicadores no están como nosotros los queríamos”, y agrega “Sí, lo reconocemos, tenemos perturbaciones en la economía…”. Por otra parte PDVSA continúa endeudándose con las multinacionales Chinas, Chevrón Texaco, la rusa Rosnef y la Schumberger, aumentando la deuda externa venezolana.

La Inflación va en Ascensor, el Salario por las Escaleras.
La devaluación monetaria anunciada en febrero del año en curso redujo el poder adquisitivo de los venezolanos en 46%, a esto hay que agregar una inflación general que el 2012 cerró em 20,1%.Según el INE la Canasta Alimentaria subió a 2.620 Bolívares en mayo.Con estas cifras aumentó el 44,63 en los últimos 12 meses y un acumulado en los primeros 5 meses de este año del 25,68%!! (el mundo.com)

Los principales afectados son sin duda los trabajadores quienes sufren en sus bolsillos las consecuencias de una inflación que en el pasado mes de mayo se ubicó en 6% de manera general, pero que para agravar las cosas en el rubro más sentido por estos, como es el de alimentos, es aún mayor (10,0%). La meta inflacionaria de 15% fijada por el gobierno para 2013 ya ha quedado atrás y algunos estiman esta al final de año cerrará em 30%.

Una realidad distinta muestran los salarios, el tan cacareado aumento de 20% del salario mínimo otorgado por el gobierno, no representa ningún incremento si consideramos la ya mencionada devaluación de febrero y los citados índices inflacionarios, más bien representan un golpe en la cara para los trabajadores que tenían expectativas en que Maduro otorgaría un aumento mayor, considerando el pasado obrero del actual Presidente.

Todo lo contrario ocurrió, se otorgó un aumento miserable, y acto seguido Maduro anuncio aumentos de 20% en los ya altos precios de la carne, el pollo, los huevos, el queso, entre otros productos. Esto sumado al desabastecimiento, la especulación y el acaparamiento hacen que el salario no alcance para nada.

El Desabastecimiento un Problema que no se Soluciona:
Los trabajadores y el pueblo venezolanocontinúan padecendo la escasez de bienes y productos básicos, en los anaqueles siguen brillando por su ausencia la harina de maíz, el papel higiénico, la leche, la mantequilla, e incluso el agua potable, entre otros productos. Tampoco es fácil encontrar insumos necesarios para la construcción como cabillas y cemento. Todo esto genera una inestabilidad que empuja los precios a la alza y deteriora el poder adquisitivo.Y a pesar de los discursos del gobierno este es un problema estructural que no se resolverá rapidamente.

Frente a toda esta situación el gobierno, ha priorizado por los acuerdos, reuniones y concesiones a los sectores empresariales, ejemplo de esto son las reuniones sostenidas y las garantías ofrecidas a Lorenzo Mendoza de Empresas Polar; vale decir que nada de esto solucionara dichos problemas, de hecho desde que se incrementó el precio de la harina de maíz y luego se sostuvo la reunión, el producto continua sin aparecer.

Para superar esta situación económica hace falta la implementación de todo un programa que arranque de las necesidades de los trabajadores y que aplique medidas en su beneficio; . Sin embargo existe un punto de ese programa que consideramos de extrema prioridad en la actual situación.

Este punto es el Aumento Salarial de Emergencia.
La UST considera necesario exigir al gobierno um aumento general de sueldos y salarios inmediatamente, que permita equiparar los sueldos con la canasta básica del INE, igualmente exigimos que el bono de alimentación (cesta ticket) se eleve al valor de la canasta alimentaria de ese mismo organismo.

Para esto hacemos el llamado a las direcciones sindicales de base, así como a las diferentes federaciones, sindicatos nacionales y centrales sindicales, a saber Central Socialista Bolivariana de Trabajadores (CSBT), Unión Nacional de Trabajadores (UNETE), Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), a propiciar los espacios necesarios para construir la unidad de los trabajadores y diseñar todo un plan de luchas y movilizaciones unificadas exigiendo al gobierno dicho aumento. Este llamado lo hacemos extensivo al FADESS, a CCURA y a todas las corrientes sindicales del país.

Aumento Salarial de Emergencia YA!
Bono de Alimentación igual a la Canasta Alimentaria.
Discusión Inmediata de las Convenciones Colectivas Vencidas.