El gobierno de Trump le ha declarado la guerra a los inmigrantes y las redadas se dan una vez más en los hogares, en las calles y lugares de trabajo, así como ya se han dado en los últimos 40 años. Pero esta vez en cantidades mayores y más constantemente, incluyendo en las “ciudades santuario”.

Por Corriente Obrera-EEUU

La dinámica apunta a aumentar más la represión con redadas, encarcelamientos y deportaciones, creando caos y temor en las comunidades de inmigrantes en diferentes áreas del país. Al terminar este escrito nos enteramos de la muerte  de dos inmigrantes que trataron de huir en su auto al ser detenidos en la carretera rumbo a su trabajo: Marcelina García, de 33 años, y su esposo Santo García, de 35 años de edad, murieron al chocar tratando de evitar que ICE les detuviera, dejando 6 hijos desamparados

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), denunció el aumento de redadas en contra trabajadores agrícolas en el condado de Kern y zonas cercanas, y se dice son ya 26 campesinos detenidos en 2 semanas, según señaló la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW).

De los 2.300 inmigrantes fueron detenidos por ICE entre octubre y diciembre de 2017, 1.622 eran de San Diego, California. Luego se efectuaron redadas en 98 tiendas 7-Eleven a lo largo del país, el 10 de enero del 2018.

Mientras el gobierno se concentra en implementar los planes represivos contra los inmigrantes, no ha sido capaz de hacer algo en relación a los casos de violencia armada y masacres que se han dado en escuelas contra estudiantes y maestros. Y  Trump en su viaje a la zona cero de la guerra contra los inmigrantes, es decir California, el día 13 de marzo no fue capaz de reunirse con una sola de las escuelas que salieron a manifestar su descontento por la indiferencia del gobierno en relación a este otro grave problema. Como buen inepto, solamente se concentró en revisar los prototipos de muro y efectuar una cena de recaudación de fondos para su campaña electoral del 2020.

Su incapacidad para gobernar queda una vez más al descubierto, pues el presidente derrocha los recursos del país para sus propios fines, recursos que son producidos por la población, particularmente por la clase trabajadora. Trump estaba el martes 13 en Los Ángeles y se sabía ya del llamado de los estudiantes de las acciones que se darían el miércoles 14, pero Trump cobardemente se fue sin dar la cara a los estudiantes ese mismo ese mismo día. Más de un millón de estudiantes de los diferentes niveles educativos en todo el país salieron de sus salones de clase a protestar por la incapacidad del gobierno, a diferencia del presidente que huyó de su responsabilidad, los estudiantes valientemente implementaron sus acciones en la que hasta de primaria participaron para exigir seguridad en las escuelas, a grito de ENOUGH  IS  ENOUGH!.

Al mismo tiempo los Demócratas por medio de la organización llamada “Women’s march” que ha desarrollado grandes movilizaciones, dirigieron las acciones de los estudiantes y han creado ya un organismo para poder controlarlos y no permitirles así que se salgan del orden establecido por el gobierno Demócrata-Republicano de las grandes corporaciones multimillonarias que son las que en realidad mandan en el país.

Esa organización hizo sus mejores esfuerzos para que la protesta fuese ordenada y es por eso que se amenazó a los estudiantes a no salirse completamente de las escuelas, que es como de verdad se hacen esas acciones, es decir los llamados SCHOOL WALKOUTS. Pero, a pesar de ese control gubernamental demócrata, algunas escuelas sí salieron a las calles con sus protestas, cosa que los medios y las organizaciones simpatizantes de los demócratas trataron de ocultar y minimizar lo más posible.

Su primer informe sobre el estado de la nación

En su discurso sobre la situación de la nación, Trump habló de la recuperación económica, que se vive un “progreso increíble”, agregó que ISIS esta golpeado, y que aumentarían las sanciones a Corea del Norte, pero, de todo lo que dijo se centró en lo que él llama de sistema migratorio fallido. Dijo que los inmigrantes representan un peligro para el país porque desplazan de sus trabajos a los ciudadanos y de cómo sus actividades delictivas crean dolor y luto a los americanos. Llevó al congreso a familiares que han perdido seres queridos en manos de pandilleros, señalando  a la pandilla MS-13 como la responsable de los crímenes y de ser una amenaza a la seguridad nacional, presentando a esa pandilla como el mejor ejemplo del peligro que representan los inmigrantes.

En otras palabras, en el reporte del estado de la nación, Trump prácticamente le declaró la guerra a los inmigrantes, y así, por medio de su discurso, continuó con su campaña racista y de criminalizar a los inmigrantes para poder, a través de la política del miedo, ganar más seguidores y despertar más odio racial.

Trump se quedó corto y no menciono que en realidad existen 33.500 pandillas en todo el país, según reportes oficiales*, y se hace el desentendido a las críticas contra esa tergiversación política que él  hace para criminalizar a los inmigrantes y que aquí traemos a colación. En ese sentido el jefe de policía de Montgomery County un suburbio de Washington dijo que la MS-13 sí es una amenaza a la seguridad pública, pero no son una amenaza a la seguridad nacional**. Chuck Rosenberg, quien estuviera a cargo de la Administración del Control de Drogas, dijo que tenía muy poco sentido enfocarse en la MS-13 y no ir sobre otras organizaciones mucho más peligrosas. Rosenberg se negó a seguir comprometiendo más recursos para combatir solo a esa pandilla, y de acuerdo a dos personas familiarizadas con esa reunión privada con Mr. Sessions en marzo del 2017, el después dejó su cargo.

En ese mismo artículo del New York Times, dice “algunos oficiales de agencias policiales comentaron en privado que temían que el empuje enfatizado por la deportación de inmigrantes como la forma para erradicar el crimen podría producir una seria reacción negativa en contra de las autoridades,” (traducción nuestra), queriendo decir con esto, que al no enfocarse en los verdaderos criminales si no en los inmigrantes,  podría darse después una situación más aguda de criminalización por no intervenir a su debido tiempo en contra del crimen real  y estar enfocándose en la deportación de los inmigrantes señalados como la amenaza criminal, además de incrementar el descontento y desconfianza de comunidades pobres contra la policía.

En ese mismo reporte de la nación hizo su propuesta de inmigración compuesta con 4 pilares que son: 1- regularizar a 1.8 millones de dreamers. 2- aprobar 25 mil-millones de dólares  para el muro. 3- terminar con la lotería de visas. 4- no continuar más con el sistema para reunificar familiares lejanos. Su propuesta fue la menos votada en el senado y otras 3 propuestas tampoco obtuvieron votos suficientes, así que se continúa como siempre, sin una salida real y efectiva para detener este holocausto moderno, en el que a millones de seres humanos se les insulta, se les humilla, se les persigue como si fueran animales.

Por eso insistimos que se tiene que luchar más y mejor, que los métodos tradicionales de los demócratas y las ONG que estos financian ya no son suficientes y que están caducos, que es tiempo de ponerse a la altura de los retos que se presentan y que solo lograremos hacer avanzar nuestra lucha por una reforma migratoria para los 11 millones de inmigrantes organizándonos de forma completamente independiente de los dos partidos políticos en el gobierno.

Creemos que es necesario construir un movimiento de inmigrantes para luchar,  que hasta hoy básicamente la lucha ha consistido en poner las esperanzas en políticos demócratas, y estos son parte del gobierno,  y hacer lo que ellos(as) digan sobre cómo se debe luchar es un error.

Pero el verdadero objetivo de los demócratas no es por la victoria de esta causa, si no el de poder desarrollar bases de apoyo electoral para las elecciones, para su partido, para sus candidatos. Para esto, aparentan estar al lado de la lucha de los inmigrantes dando  dinero, salario, y supuesto apoyo, peo todo esto lo hacen para influenciar y amarrar a todos aquellos que quieren luchar, y así mantenerlos dentro de un esquema de lucha atado a los intereses del gobierno y no para buscar una victoria definitiva para los inmigrantes.

Compañeros Marcelina García y Santo García hasta la victoria siempre.

Notas: 

/**/ ***articulo escrito por = Ron Nixon, Liz Robbins, y Kate Benner/the new york times/03-01-18/ titulo TRUMP TARGETS MS-13A VIOLENT MENACE, IF NOT THE ONE HE PORTRAYS.