Cerca de quince colectivos de “Sans-Papiers” (entidades que defienden a los migrantes que aún no tienen documentación en Francia), están convocando a la Marcha de la Solidaridad. Los Sans-Papiers marcharán a partir del 19 de setiembre desde los cuatro rincones del país para llegar a París en una gran manifestación el sábado 17 de octubre.

Por: Amílcar Costa, desde París

Entre sus principales reivindicaciones está la regularización de migrantes sin documentos, cierre del CRAs y vivienda para todos.

Ya el 30 de mayo, millares de “Sans-Papiers” y simpatizantes desafiaron la prohibición de protestas en París y en varias otras ciudades. Estaban junto a las millares de personas que protestaban contra el racismo y la violencia policial.

De la misma manera que el 20 de junio, decenas de millares de ellos estuvieron presentes en manifestaciones en París, Marsella, Lyon, Lille, Rennes, Montpellier, Estrasburgo, y en muchas otras ciudades.

En época de pandemia, los migrantes “Sans-Papiers” son los trabajadores más explotados y en peores condiciones de vida, lo que más pierden los empleos y no tienen auxilio de desempleo. Son también los que más están sujetos a la violencia policial y son detenidos en los Centros Administrativos de Detención, viviendo en las calles o en acomodaciones precarias y poco higiénicas. Son los que más sienten la violencia racista.

Las organizaciones que preparan la Marcha llaman a la solidaridad de los trabajadores franceses, recordando que una sociedad que acepta la desigualdad de derechos, la superexplotación, la represión, el confinamiento, la expulsión de los “Sans-Papiers” en nombre de la crisis, también atacará los derechos sociales de los trabajadores regularizados.

La Marcha partirá de Marsella, Rennes, Toulouse, Lille, Estrasburgo, Montpellier, Bayonne, Grenoble, Le Havre… y otros distritos, y atravesará el país llegando a París el 17 de octubre, para ir al Elysée.

Las últimas marchas fueron muy expresivas, con una gran presencia de “Sans-Papiers”. En esta, estarán involucradas varias entidades y redes sociales y el potencial para la participación de varios segmentos del movimiento social, en un momento en que las últimas manifestaciones contra el racismo y la violencia policial crecen en todo el mundo, y en una Francia que viene de manifestaciones y huelgas de varios sectores.

Traducción: Natalia Estrada.