¿Han perdido o ganado los trabajadores de Alitalia en la lucha contra el desmantelamiento de la empresa?

Por: Francesco Ricci

Al leer este libro comprenderá que han perdido y ganado.
Perdieron porque, mientras escribimos estas líneas, Alitalia está siendo reemplazada por la mini empresa Ita.

Esto llega después de una batalla muy dura en la que los trabajadores se han visto enfrentados contra todos: contra la determinación del Estado burgués, su gobierno y su parlamento; contra los imperialismos europeos y sus instituciones.

Todos los partidos del arco parlamentario apoyaron, más allá de la charlatanería, el «plan Ita».

No solo eso. De hecho, los partidos de la izquierda reformista, que no han movido un dedo para apoyar esta lucha, también se han sumado al carro del gobierno de diversas formas. Una lucha que no ha recibido un apoyo real ni siquiera de los partidos de la llamada izquierda «revolucionaria» que –salvo una excepción– nunca salieron a la calle junto a estos trabajadores y se limitaron, como mucho, a mencionarla en una lista de luchas en curso. luchas.

Pero la lucha en Alitalia no fue ni es solo una lucha entre otras. Fue durante meses y meses una de las principales trincheras de la guerra entre la burguesía y los trabajadores.
A pesar del manto de silencio con el que toda la prensa burguesa o de «izquierda» intentó ocultarlo, esta lucha fue y es, junto con la del GKN, uno de los puntos más avanzados de la lucha de clases. Podría –podría, dado que los trabajadores aún se están manifestando y organizándose– ser la chispa para encender las contradicciones que acumula este sistema social, el capitalismo.

(…)

Pero, como dijimos al principio, los trabajadores en lucha de Alitalia han perdido y también han ganado.

(…)

Mientras la mayoría de los sindicatos, comenzando por la CGIL, defendió el desmantelamiento de la aerolínea y los miles de despidos resultantes; mientras los pequeños sindicatos se preocuparon principalmente por preservar su propio patio trasero de afiliados, los trabajadores y trabajadoras de Alitalia se han dotado con una herramienta que supera la división entre sindicatos: la única forma de superar las barreras impuestas por los burócratas que dirigen los sindicatos. Así nació, a partir de un pequeño grupo, el comité «Todos a bordo – No al plan Ita». Como relata Daniele Cofani en las páginas del libro, editado por Matteo Bavassano, fue una experiencia de autoorganización de la lucha como no se había visto en años. Y fue este comité, construido por los trabajadores en lucha, el verdadero protagonista de las manifestaciopnes, los piquetes, las huelgas.
Al frente de esta lucha, en la que participaron todos los sectores de trabajadores de la empresa, vimos a las mujeres y los trabajadores, es decir, la parte más explotada y oprimida de la clase trabajadora.

Entre ellos, la figura más conocida y reconocida por todos los trabajadores por el coraje y la abnegación, por la energía inagotable con la que, incluso en los momentos más difíciles, animó a todos a seguir adelante, es el autor de este libro: Daniele Cofani, trabajador de mantenimiento de Alitalia, sindicalista combativo y militante revolucionario.

Daniele es «el trotskista de Alitalia», como han escrito algunos periódicos burgueses, pensando en hacer ironía sobre algo que para ellos está «fuera de tiempo».

Y de hecho Daniele, podemos decirlo con orgullo, es militante y dirigente del Partido de Alternativa Comunista, la sección italiana de la Liga Internacional de Trabajadores – Cuarta Internacional. Y Daniele demostró en la lucha que no es el trotskismo el que está fuera de tiempo sino este sistema social y quien lo defiende; no es anacrónico quien lucha, como auténtico «tribuno del pueblo», por construir la lucha en su lugar de trabajo y desarrollarla junto a otras luchas en la dirección de una perspectiva antisistema.
Daniele hizo todo esto participando en la primera fila de la lucha de Alitalia. Por eso está entre los que promovieron el comité «Todos a bordo», uniendo a los trabajadores por encima de la afiliación o no afiliación a tal o cual sindicato. Por eso ha podido contribuir luego al diálogo entre la lucha de Alitalia y las demás luchas principales que se desarrollan en el país. Y para ello recorrió kilómetros, participó en cientos de reuniones y asambleas, habló hasta el punto de quedar con la voz ronca en piquetes y manifestaciones, con ese megáfono que siempre lleva al hombro. Un megáfono que es también la metáfora de toda la acción concreta de Daniele y los demás protagonistas de esta lucha: hablar con otros trabajadores, incitarlos a luchar, organizarlos. Al contrario de todo lo que han hecho los burócratas, que no necesitaron del megáfono porque para traicionar las luchas son suficientes las mesas de negociaciones con los patrones y con el gobierno, las palabras susurrantes entre alfombras rojas y salas de palacios del poder enemigo.

(…)

Decimos esto no por jactancia inútil sino por una razón mucho más seria. Porque queremos decirles a todos los trabajadores de Alitalia, y más en general a los trabajadores y jóvenes que construirán otras luchas en los próximos meses, a quienes tengan este precioso libro en sus manos, que para avanzar se necesitan muchos Daniele. Es decir, es necesario construir y fortalecer un partido revolucionario como el del que Daniele es dirigente. Un partido construido y dirigido por los trabajadores, que tiene como objetivo no encontrar un puesto en esta sociedad sino derrocarla para construir otra, la única forma de suprimir la división en clases, de planificar la economía de acuerdo con las necesidades de miles de millones de hombres y no de acuerdo con las ganancias de unos cientos de explotadores.

Para concluir y por tanto responder a la pregunta inicial, hay que decir que en esta lucha los trabajadores han perdido y ganado. O mejor: perdieron una batalla pero con su coraje y determinación, con su ejemplo, han dado una contribución preciosa para ganar la guerra de clases, porque, como escribió Marx en el Manifiesto , «el resultado real de las luchas no es el éxito inmediato, sino el hecho de que la unión de los trabajadores se extienda cada vez más» y pueda conducir a la «organización de lso proletarios como clase clase y por lo tanto en partido político».

El libro (en italiano) está disponible en el sitio de Amazon o en las secciones del PDAC:

https://www.amazon.it/Alitalia-referendum-unAlitalia-controllata-lavoratori/dp/B09NGZ35QZ/ref=sr_1_1?keywords=daniele+cofani&qid=1639559714&sr=8-1

Jueves 13 de enero: Habrá una asamblea nacional de zoom, con la presentación del libro con el autor

Artículo publicado en www.partitodialternativacomunista.it, 17/12/2021.-
Traducción Natalia Estrada.