Sáb Jun 22, 2024
22 junio, 2024

Todos al acto de la CGT: Para garantizar el Paro y exigir Plan de Lucha hasta que derrotar a Milei

Por PSTU (A)

Este 1 de mayo, la CGT realizará un acto frente el Monumento al Trabajo en Buenos Aires, y en muchas ciudades del país. Será la antesala de un nuevo paro nacional contra el gobierno, a realizarse el 9 de mayo. Hay que participar activamente, organizando la presencia desde cada lugar de trabajo.

Venimos de la inmensa movilización en defensa de la Universidad, de la que participaron gremios y movimientos acompañando a estudiantes, profesores y miembros de la comunidad universitaria.

Estamos ante una seguidilla de acciones contra el gobierno, un plan de lucha “de hecho”, más allá de la voluntad de las direcciones, que se niegan a darle continuidad. El propio ataque del gobierno obliga a resistir en acciones que se suceden una a otra.

Es fundamental que el activismo obrero, juvenil y popular tome en sus manos la lucha (como lo hicieron los estudiantes con la marcha del 23 de abril), e impongan su propia agenda. Que el paro no se levante, que se garantice con todos los métodos de la clase obrera, y que sea el primer paso de un plan de lucha definido con claridad y llevado a asambleas en todos los lugares de trabajo, de estudio y de organización popular.

No podemos confiar en los dirigentes de la CGT

Mientras negocia con Milei, paseándose por los pasillos de la Rosada, para asegurarse que la Reforma Laboral del gobierno respetará sus privilegios, la burocracia se ve obligada por otro lado a convocar ante las medidas del gobierno (despido de estatales, despidos y suspensiones en la industria, recesión galopante, etc.). No podemos descartar que intenten levantar el paro.

Una parte del activismo, con justa bronca con estos dirigentes, no quiere participar del acto del 1 de mayo, y duda sobre el paro. Compartiendo esa bronca, les decimos que la mejor forma de enfrentar a los traidores, y preparar una nueva dirección del movimiento obrero, es justamente la opuesta. Hay que disputar las bases obreras (gran parte de las cuales sienten lo mismo), ser parte del acto para imponer que el paro se haga, garantizar que sea masivo, total, y exigir un plan de lucha hasta derrotar al gobierno y su proyecto.

Aun hay compañeros que votaron a Milei y aun tienen alguna esperanza. Hay división en las fabricas. Los jerarcas de la CGT creen que porque llaman al paro, el paro ocurrirá. No es así. Las patronales están cebadas. La recesión provoca que en muchos lugares de trabajo haya temor por el futuro. Para que el paro sea un éxito, un verdadero nuevo golpe al gobierno y los empresarios, es preciso que los activistas y compañeros y compañeras mas luchadores se hagan cargo.

Tenemos que hacer asambleas, fortalecer la unidad, convencer a los indecisos. Hacer comisiones que visiten otras fabricas, se solidaricen con las luchas, y vayan “calentando el clima” para el paro. El mismo día del paro, tenemos que estar desde la madrugada en las calles, impidiendo que algún carnero entre a trabajar, enfrentando las maniobras y apretadas de los patrones y supervisores. Que no se mueva un colectivo, ni un tren, ni nada, utilizando todos los recursos, desde mover máquinas, colectivos y camiones para bloquear el tránsito y el ingreso a Parques Industriales, al Puerto, y nudos carreteros, así como presencia física para “disuadir” a los que busquen entorpecer el paro. Tenemos que retomar la tradición obrera de que los paros se construyen desde cada fábrica, con piquetes y acción.

En cada asamblea y sindicato, tenemos que prepararnos para una “huelga dura”, y para imponer un plan de lucha hasta derrotar al gobierno y sus leyes antiobreras y antidemocráticas. Para eso, en vista del “protocolo antipiquetes”, es preciso que se resuelvan medidas concretas para defendernos de las fuerzas represivas. ¡No podemos permitir que nos quieran meter miedo! ¡La fuerza la tenemos los trabajadores!

Por un plan obrero contra el plan de Milei

Mientras hacemos esto, tenemos que ir debatiendo las medidas que necesitamos. No se trata de derrotar a Milei para que en 4 años vuelva a ganar un nuevo desastre como Alberto o Massa, amigos del FMI y otros sectores patronales. El proyecto político que nos ofrece la dirigencia de la CGT, de acuerdos con los patrones “peronistas” ya fracasó. Culpa de eso, ganó un Milei.

Necesitamos un nuevo proyecto de los trabajadores. Romper con el Fondo Monetario, dejar de pagar las deudas, tomar todos los recursos naturales a cargo del Estado y bajo control de trabajadores y comunidades, expropiar los recursos alimenticios, remedios, salud, para que la población tenga sus necesidades satisfechas: alimento barato y de calidad, salud, educación y vivienda digna. Es decir, lograr la Segunda y Definitiva Independencia, con una nueva Revolución que imponga un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre, que inicie el camino al Socialismo.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: