Papeles de Pandora: grandes empresas costarricenses involucradas en corrupción y evasión de impuestos

El reciente caso de filtración de documentos conocido como “Papeles de Pandora” reveló la participación de grandes empresarios costarricenses como Alfredo Volio o la Dos Pinos en la creación de sociedades en el exterior para evadir impuestos.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que agrupa a más de 600 alrededor del mundo, expresó la existencia de dos sociedades a nombre de Volio, explotador piñero y exministro de Óscar Arias. Además, se encontraron dos sociedades relacionadas con Juan Carlos Rojas, presidente del Deportivo Saprissa, así como el fondo de inversión Mesoamérica Partners, dirigida por el empresario Javier Castro Lachner.

El caso de la empresa Dos Pinos es muy grave. La investigación dio a conocer esta compañía conformó otras empresas offshore con accionistas en Islas Vírgenes y Barbados.

Esto se suma a la información de años anteriores, donde la empresa se valió de un esquema salarial durante los años 2014 y 2015 para evadir pagos a la CCSS y a Hacienda. Para lograr esto, utilizó una compañía de papel en Belice donde ese dinero que originalmente debería ir en el pago de cargas sociales, se le giró a 16 personas que recibieron su salario en cuentas creadas en dicho paraíso fiscal. A raíz de esto, Dos Pinos tuvo que pagar 250 millones de colones a Hacienda y 617 millones a la CCSS.

La cooperativa dijo que los pagos en el exterior no corresponden a salarios y que ese modelo utilizado no busca evadir impuestos. Además, manifestó que esta figura la utilizaban para poder realizar operaciones en el exterior, cuando es de todos conocido que la empresa no exporta productos a esos países, reconocidos mundialmente como paraísos fiscales.

Este criterio no es suficiente, dadas las enormes ganancias recibidas durante muchos años. Tal y como lo ha venido denunciando el sindicato UDECO, la empresa paga bajos salarios, con jornadas laborales extensas y muchas limitantes para ejercer el derecho a la libre sindicalización. En tiempos de crisis económica y sanitaria por el coronavirus, esta información desenmascara los verdaderos intereses y forma de operar de todas las grandes empresas.

¿Qué son los Papeles de Pandora?

Los Papeles de Pandora es una exhaustiva investigación periodística mundial donde se filtraron de casi 12 millones de documentos de 117 países. Mediante diferentes fuentes (extractos bancarios, correos electrónicos, copias de pasaportes, entre otros) quedó en evidencia cómo la gran burguesía mundial registró 27.000 compañías creadas entre 1971 y 2018, con casi 30.000 beneficiarios.

En esta lista vemos políticos como el ex primer ministro británico Tony Blair o el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional. También hace alusión a figuras del espectáculo y el deporte, como la cantante colombiana Shakira, Elton John o los reconocidos entrenadores de fútbol Joseph Guardiola y Carlo Ancelotti.

Estas empresas de papel sirven para evadir el pago de impuestos y trasladar sus ganancias a estas cuentas. La ubicación en países conocidos como paraísos fiscales es estratégica: estos no imponen ninguna traba para formar dichas corporaciones en las cuales depositan enormes sumas de dinero.

Muchas de las compañías que realizan esto, a pesar de ser multimillonarias, reportan cero ganancias en sus estados financieros como excusas para no pagar impuestos, reducir salarios y hasta despedir trabajadores. Pero justamente, el mecanismo es trasladar ese dinero a compañías offshore para que la estafa se presente como legítima ante la legislación burguesa.

Lea también: Pandora Papers: paraíso para los capitalistas, infierno para la clase trabajadora

¿Qué evidencian los Papeles de Pandora?

papeles de pandora Costa Rica

Los Papeles de Pandora expresan cómo funciona el capitalismo depredador y corrupto, al servicio de los intereses de la clase burguesa que su único propósito es el lucro. Lo peor de todo es que esos cientos de burgueses y políticos involucrados es solo la punta del iceberg: el nivel de saqueo y robo a la riqueza producida por los trabajadores es mucho mayor de lo que se reporta en esta importante investigación.

Con los Papeles de Pandora se evidencia cómo la clase trabajadora, la mayoría de la sociedad, la que mueve la economía, sufre de constantes ataques a sus condiciones de vida; sufre del desempleo, la pobreza, de la falta de vivienda, de salud y educación de calidad. Los bajos salarios le hacen cada vez más difícil cubrir sus gastos básicos.

A los pequeños comerciantes se les imponen muchas trabas para acceder a crédito; cuando no pagan los préstamos, las entidades financieras los asfixian constantemente. Estos deben pagar puntualmente los impuestos, sufrir las consecuencias de las alzas en los precios de los servicios.

Por otro lado, un puñado de ricos gozan de todo tipo de privilegios, como situarse en régimen de zonas francas donde no pagan impuestos. Cuentan con una gran facilidad de obtener financiamiento, aunque no tengan respaldo para recibirlo; la ley además les favorece en todo para que, en caso de infringir sus mismos reglamentos, no sean perseguidos ni encarcelados.

La conclusión fundamental es que estamos ante un sistema corrupto, parasitario y empobrecedor de las grandes mayorías. Por eso, la aparición de este tipo de denuncias permite ubicar la necesidad de luchar por destruir el Estado burgués y construir una sociedad socialista sin explotadores ni explotados.