Vamos a las calles en actos clasistas e internacionalistas, sin burguesía y en apoyo a la lucha de la clase trabajadora en todo el mundo. ¡Todo el apoyo a la resistencia ucraniana!

Por: PSTU Brasil

El 1 de mayo es, históricamente, una fecha para celebrar la lucha de la clase obrera. Tuvo como marco una gran manifestación realizada en 1886 en Chicago, EE.UU., por la reducción de la jornada laboral a 8 horas. La brutal represión policial dejó varios muertos, cuyo número nunca fue debidamente determinado.

En 1890, la Segunda Internacional Socialista aprobó, a partir de una resolución de la Federación Americana del Trabajo, la fecha como Día Internacional del Proletariado, en homenaje a los mártires de Chicago y como forma de impulsar la lucha de clases en nivel internacional.

En un contexto de crisis y decadencia del sistema capitalista, profundizado por la pandemia que golpeó, sobre todo, a la clase trabajadora y, dentro de ella, a los sectores más oprimidos, como las mujeres, los negros, LGBTI, inmigrantes, etc., se torna más necesario que nunca recuperar el espíritu de Chicago. El desempleo masivo, la precariedad, la inflación y el hambre son flagelos que afectan a la clase en todo el mundo. Por otro lado, la desigualdad crece brutalmente. En 2021, en plena pandemia, el mundo vio aparecer 26 nuevos multimillonarios cada hora, mientras caían los ingresos de 99% de la población, según la Oxfam. Solo la riqueza acumulada por Jeff Bezos, fundador de Amazon, habría alcanzado para vacunar a los ocho mil millones de seres humanos.

La crisis, la desigualdad y el avance de la barbarie, que se expresan tanto en la pandemia como en la devastación ambiental, así como en la invasión rusa a Ucrania, muestran la necesidad de fortalecer la lucha independiente de la clase trabajadora. La clase solo resolverá sus problemas, mejorará sus condiciones de vida y terminará con toda explotación y opresión a través de sus propias fuerzas. No del lado de la burguesía y dentro del capitalismo, sino contra la elite y el sistema.

Es necesario señalar la acción independiente de los trabajadores, la ruptura con este sistema capitalista de explotación, y la necesidad del socialismo.

La barbarie capitalista avanza en el Brasil

En el Brasil, donde vivimos un franco proceso de decadencia y recolonización por parte del imperialismo, la crisis aparece aún más explícita. El gobierno de Bolsonaro, expresión de este proceso, envió a la muerte a cientos de miles de personas durante la pandemia. Más de 660.000 en cifras subreportadas. Su política económica, por otro lado, pretende imponer un nuevo nivel de superexplotación, con desempleo en masa, precariedad y destrucción de derechos. El resultado es el hambre y la miseria.

Todo esto viene incluso recubierto por un proyecto golpista de dictadura. Bolsonaro quiere destruir lo que queda de derechos, aniquilar a los pueblos originarios y el medio ambiente a favor de las grandes mineras y el agronegocio, e incluso impedir cualquier tipo de resistencia.

Bolsonaro y Arthur Lira.

El 1 de mayo no es el día para abrazar a Arthur Lira y Pacheco

La CUT y Forçaa Sindical invitan a aliado de Bolsonaro

Es urgente impulsar ahora la lucha por el derrocamiento de este gobierno. Y luchar por la unificación de las movilizaciones que se realizan en todo el país como respuesta a la carestía. El 1 de mayo es un momento importante para esto. Las centrales sindicales más grandes, como la CUT y Força Sindical, sin embargo, convocaron actos show para realizar una campaña electoral a favor del frente amplísimo de Lula y Alckmin, como es el caso del acto nacional convocado en San Pablo. En ese acto, no solo invitaron a representantes de la burguesía, sino que incluso llamaron a los presidentes de la Cámara y del Senado, Arthur Lira (PP-AL) y Rodrigo Pacheco (PSD-MG), aliados de Bolsonaro. Un verdadero flaco favor que juega en contra de las necesidades de los trabajadores.

Por actos clasistas e internacionalistas

La CSP-Conlutas convocó a actos clasistas e internacionalistas en todo el país, sin la burguesía o sus representantes. Si en las manifestaciones por el “Fora Bolsonaro” es necesario reunir a todos los sectores que se oponen a este gobierno genocida y en defensa de las libertades democráticas, el 1 de mayo, hito histórico del clasismo, es un verdadero tiro en el pie para promover actos electorales con representantes de la derecha y, más que eso, con nombres del gobierno de ultraderecha.

¡Este 1 de Mayo salimos a las calles con la clase obrera, la juventud, el movimiento popular y los sectores oprimidos, por el empleo, los derechos y el aumento general de salarios! ¡Por la reducción de los precios de los alimentos, el combustible y el gas para cocinar! ¡Por la reforma agraria y el desalojo cero! ¡Por la reforma agraria y la demarcación de las tierras indígenas y quilombolas! Y en apoyo a la heroica resistencia del pueblo ucraniano: ¡Fuera las tropas de Putin y por el fin de la OTAN!

Artículo publicado en www.pstu.org.br
Traducción: Natalia Estrada.