En el marco de la convocatoria del 15N, una marcha para reivindicar la libertad de los más de 600 presos políticos que siguen encarcelados la garantía de derechos democráticos básicos en Cuba organizada por el grupo Archipiélago y otros activistas antidictatoriales, la LIT-CI está impulsando acciones de solidaridad internacional hacia la movilización y las distintas formas de protesta contra el régimen castrista que se desarrollan en la isla desde el 11 de julio.

Decenas de compañeros y compañeras, de al menos 17 países (Argentina, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estado español, Guinea Bissau, Honduras, México, Inglaterra, Italia, Perú, Paraguay, Uruguay), enviaron mensajes escritos o fotografías expresando apoyo al derecho de manifestación del pueblo cubano, a la libertad para los presos políticos; su rechazo a cualquier injerencia imperialista y, ante todo, su oposición tajante a la dictadura capitalista encabezada por Díaz-Canel.

El amplio arco de partidos estalinistas, siguiendo la orientación de La Habana, no se ha puesto al lado del pueblo cubano, sino de la dictadura del Partido Comunista de Cuba (PCC), que de “comunista” solo tiene el nombre, puesto que hace décadas fue la fuerza política –la única legal, a propósito– que dirigió la restauración capitalista en su propio beneficio.

Entre los muchas manifestaciones de solidaridad hacia el pueblo cubano, destacamos los saludos de Daniel Ruiz y Sebastián Romero, perseguidos políticos en Argentina; María Rivera, dirigente del MIT y actual diputada constituyente en Chile; Vera Lúcia y Zé Maria, dirigentes del PSTU de Brasil; Jhon Vega, dirigente del PT de Costa Rica y candidato presidencial; Ángel Luis Parras, dirigente de Corriente Roja en el Estado español; João Reis, dirigente metalúrgico y miembro de Em Luta de Portugal; David Campos, dirigente de SITRANDE y del PT de Paraguay, entre otros.

Por otro lado, hemos articulado un pronunciamiento internacional de abogados defensores de los derechos humanos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Estado español, Paraguay y Portugal[1]. También impulsamos protestas ante embajadas o consulados de Cuba en São Paulo, Londres y Madrid.

En la medida de nuestras fuerzas, seguiremos impulsando acciones que contribuyan a visibilizar la justa lucha del pueblo cubano, que amplifiquen la denuncia de la brutal campaña de desprestigio, calumnias, persecución laboral, desapariciones, detenciones y juicios sumarios que el régimen castrista promueve desde antes del 11J, pero que se intensificó en las semanas previas al 15N. Solo a modo de ejemplo, en la víspera de la marcha, la policía política y hordas de apoyadores del régimen cercaron las casas de los principales dirigentes de Archipiélago, en especial la de Yunior García. La intención, además de escracharlo, fue impedir, físicamente, que el dramaturgo realizara la marcha solitaria que había anunciado.

El día 15, según sabemos, comenzó con calles militarizadas, más actos de repudio (escraches) en los domicilios de los opositores, más detenciones y desapariciones. Este escenario, como planteamos ayer, solo confirma que la dictadura cubana solo tiene una respuesta ante el anhelo de las masas cubana de conquistar libertades democráticas y mejorar su desesperante condición de vida: intensificar la represión, la campaña de calumnias y la imposición del miedo entre el pueblo.

La LIT-CI seguirá cubriendo los principales hechos en Cuba, como forma de expresar nuestro apoyo al 15N y, en la medida de lo posible, ponernos al servicio de potenciar la voz de las y los activistas cubanos que, contra un aparato de represión siniestro, no bajan las banderas antidictatoriales.

¡Por el derecho a manifestarse el día 15 de noviembre!

¡Libertad a los presos políticos en Cuba!

¡Ninguna injerencia imperialista en la isla!

¡Abajo la dictadura capitalista de Díaz-Canel!

 Nota:

[1] Ver: < https://litci.org/es/pronunciamiento-internacional-de-abogados-defensores-de-los-ddhh-y-los-presos-politicos-sobre-la-situacion-de-cuba/ >.