Dom Feb 25, 2024
25 febrero, 2024

Uruguay: Crisis política del gobierno y el Frente Amplio

Los recientes sucesos relacionados al jefe de la custodia presidencial, Alejandro Astesiano, quien está acusado de varios delitos al actuar como “gestor” en una organización criminal que mediante la falsificación de documentos otorgaba pasaportes y cédulas uruguayas a ciudadanos rusos, ha abierto una crisis profunda en el gobierno de la cual estamos viviendo los primeros coletazos. Cada día y hora que pasa se van conociendo nuevos hechos y delitos escandalosos.

El presidente Lacalle Pou, que primero, sin ninguna vergüenza, posó de sorprendido declarando que no tenía indicios sobre el legajo criminal de Astesiano y que por el contrario este tenía un “profesionalismo intachable”, se tuvo que desdecir al día siguiente afirmando que sí estaba al tanto de las “anotaciones”, las cuales incluso habían salido en la prensa años antes. Queriendo mostrarse como sorprendido, el presidente quedó como un inepto.

Es que el hecho ocurría frente a sus propias narices: Astesiano realizaba reuniones del grupo criminal ¡¡en la propia Torre Ejecutiva!! El bochorno es mayúsculo.

La conmoción no ha parado de crecer al punto que el propio senador de gobierno, Jorge Gandini, declaró que “no puede pasar que en la cara nos estén armando una organización delictiva, en el corazón del gobierno”.

El custodio pertenecía al círculo más íntimo de Lacalle Pou y era amigo de la familia desde hace más de veinte años. ¿Cómo nada de esto era sabido? Y si era sabido, ¿por qué no se hizo nada? ¿Cómo era posible que se moviese con tanta impunidad?

La ramificación debe ser además muy profunda. Para realizar las maniobras Astesiano debió contar con cómplices en el Registro Civil -a cuya base de datos tenía acceso-, en la policía y en otras dependencias estatales.

Este escándalo internacional tira por la borda la fábula del “Uruguay republicano”, “transparente”, donde “estas cosas no pasan” y revela con claridad que el Estado capitalista es corrupto por naturaleza.

Por otro lado, hay que remarcar que el otorgamiento de documentos falsos a ciudadanos rusos explota, nada más y nada menos que en medio de una guerra de agresión por parte de Rusia contra Ucrania.

En paralelo a estos hechos de corrupción y crimen organizado que operaban desde la propia Torre Ejecutiva, se conoció también otra noticia.

Sebastián Hagobian, integrante de la Comisión de Asuntos Internacionales del Frente Amplio (FA), viajó como veedor a  los referéndums fraudulentos que el gobierno de Putin está realizando en los territorios ocupados en Ucrania, convalidando con su presencia la criminal maniobra rusa.

La dirigencia del FA, que habla de la “paz” en abstracto se desmarcó la presencia de Hagobian en Ucrania pero evitó repudiarlo, como ha evitado repudiar la invasión rusa con claridad y contundencia. De esta forma “la paz” queda como un discurso meramente hipócrita.

Ante estos hechos, desde Izquierda Socialista de los Trabajadores (IST) exigimos que se lleve adelante una investigación que llegue hasta las últimas consecuencias y un juicio público que esclarezca los vínculos de Astesiano con Rusia así como la red criminal montada a su alrededor.

Por otra parte repudiamos enérgicamente la presencia de Hagobian convalidando la política asesina de Putin y manifestamos nuestro apoyo incondicional a la lucha del pueblo ucraniano en su resistencia contra el invasor, sin depositar ninguna confianza en el gobierno pro-imperialista de Zelensky.

  • Esclarecimiento y juicio público ante los hechos de corrupción alrededor de la falsificación de documentos!
  • Repudiamos la presencia de Sebastián Hagobian (FA) convalidando la ocupación rusa en Ucrania y la farsa de los plebiscitos
  • Por el triunfo de la resistencia ucraniana contra la invasión rusa!

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: