Vie Jun 14, 2024
14 junio, 2024

Solidaridad con Palestina toma las calles de todo el mundo 

Por: Soraya Misleh

Miles de personas en todo el mundo están saliendo a las calles contra el genocidio genocida, incluso en Estados Unidos. Los judíos antisionistas crecen y enarbolan la bandera “No en nuestro nombre”, con la emblemática imagen de su ocupación del Capitolio. 

Las órdenes que prohíben las marchas en solidaridad con el pueblo palestino y por el fin del genocidio en Gaza, en los países europeos, son desafiadas de manera ejemplar. Cien mil en las calles de Londres, otros miles en París, Frankfurt, y muchas otras capitales. El mundo se levanta y abraza a los palestinos y palestinas. Los oprimidos y explotados dicen no al genocidio.

En América Latina también se empiezan a ver grandes manifestaciones, como en Uruguay y Brasil, con un acto que reunió a miles el 21 de octubre, en São Paulo. 

En los distintos países árabes hubo escenas bellísimas, con egipcios dirigiéndose a las fronteras cargando mochilas con agua y alimentos para intentar romper el cerco total israelí al gueto de Gaza.

En Jordania, la solidaridad acampa cerca de la embajada de Israel. Los árabes intentan entrar en la Palestina ocupada para ayudar a sus hermanos y son reprimidos por los propios gobiernos. En Cisjordania, huelga general y furia dirigida incluso contra el cuartel general del gerente de la ocupación, la Autoridad Palestina, que reprime violentamente al pueblo. 

El imperialismo y el sionismo se hunden en su crisis y arrastrarán consigo toda complicidad criminal, como exigirá la historia. Palestina sangra, pero resiste. Y resurge, de los escombros de la continua Nakba, como la causa símbolo de las luchas contra la opresión y la explotación en todo el mundo. Hasta la liberación nacional, del río al mar.

Estrategia: Por una Palestina laica, democrática y no racista
El movimiento obrero internacional debe rechazar sin piedad las acciones del imperialismo y de los gobiernos serviles en apoyar a Israel en las masacres contra los palestinos. La solución de dos Estados está fallida, como lo ha demostrado la barbarie sionista desde los Acuerdos de Oslo.  

Israel sólo puede sobrevivir como un Estado racista, represor y genocida sobre la base de una agresión militar permanente. Defendemos la más amplia unidad de acción con Hamas y con todos los que forman parte de la resistencia del pueblo palestino. Pero tenemos diferencias políticas con la organización, que tiene una dirección burguesa y una política conservadora que no defiende abiertamente una Palestina Laica y Democrática. La liberación total de Palestina necesita combinar la lucha por la liberación nacional con un proceso revolucionario y socialista. La paz sólo llegará con la destrucción del racista Estado de Israel y el establecimiento de una sociedad libre y democrática en Palestina, abierta a todos los palestinos: musulmanes, cristianos y judíos. Esta es la bandera de la Palestina laica, democrática y no racista, que sintetiza una de las principales tareas de la revolución socialista en la región.

Artículo publicado en opiniaosocialista.com.br, 25/10/2023.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: