Vie Mar 01, 2024
1 marzo, 2024

¡Solidaridad combativa con los migrantes huelguistas de Mesa Verde y Golden State Annex!

“Centro de detención”. Suena inocuo, ¿verdad? Como si se tratara de un centro de diversión infantil, o un centro de asistencia pública. Pero no lo es. Un centro de detención en Estados Unidos es una macabra institución que forma parte clave del control y represión de migrantes en la frontera y en el interior del país. Por eso no son raras las acciones e incuso las huelgas por parte de los migrantes detenidos en ellos. La más reciente ola de acciones se ha desencadenado en los centros de detención de Mesa Verde en Bakersfield y en Golden State Annex (GSA) en McFarland, ambos en California. En estos centros, los detenidos han lanzado heroicas huelgas laborales contra las condiciones de su detención y su explotación extrema como trabajadores casi forzados. La Voz de Los Trabajadores/Workers’ Voice ha venido apoyando a los huelguistas.

Por Voz de los Trabajadores – Estados Unidos

A diferencia de la reciente huelga de hambre librada por los detenidos de Northwest Detention Center en Tacoma, Estado de Washington, las acciones de Mesa Verde y GSA son medidas laborales. Se encuadran perfectamente, y a la vanguardia por tratarse de trabajadores sin representación sindical ni derechos algunos, dentro de la ola de huelgas industriales y de sindicalización que ha sacudido al país ya desde hace dos años, y que recientemente nos diera la victoria en Amazon de Staten Island, Nueva York. El patrón en este caso es GEO Group, nada menos que el mayor contratista carcelario y de monitoreo electrónico de mundo, y que administra 52 instalaciones de represión migratoria con capacidad para 66.456 detenidos solamente en Estados Unidos. Gracias a sus jugosos contratos con el gobierno para administrar diversos centros represivos, la compañía obtuvo ganancias de $551 millones de dólares solamente en el primer trimestre del 2022. Todo a expensas de las vidas de nuestra gente.

¿Qué ha empujado a los migrantes de los centros de detención de Mesa Verde y GSA a dar este paso, y enfrentarse a la dura postura de GEO Group? En sus centros, esta compañía multiplica sus ganancias “ofreciendo” a los detenidos un programa de trabajo “voluntario” por el cual ganan $1 al día por limpiar las inmundas instalaciones. Esta excepción a las leyes de salario mínimo que tornan el régimen laboral carcelario en algo rayano con la esclavitud es perfectamente legal a pesar de la ilegalidad de la esclavitud en sí — está inscrito en las constituciones federal y estatales bajo el nombre de “servidumbre involuntaria”. En California, el gobernador Gavin Newsom, estrellita del liberalismo Demócrata y adorado por los grandes de Silicon Valley, ha rechazado esfuerzos por reformar el sistema y obligar a las cárceles y centros de detención a pagar el salario mínimo legal de $15 la hora. No es solamente la mísera paga lo que obligó a los detenidos a lanzarse a la medida de fuerza, sino también las condiciones de su detención, ilustradas por la lista de sus demandas. Los 40 detenidos que entre los dos centros se han declarado en huelga exigen trato digno para todos los detenidos; aumento del salario de los trabajadores migrantes detenidos a $15 la hora; mudas de ropa de cama, toallas, ropa y calzados apropiados al clima y actividad y en buen estado; enseres de higiene personal de buena calidad; alimentos de calidad, en porciones adecuadas y con frutas frescas y limpias, agua caliente en todas las comidas; agua potable en todo el centro; derechos de visitas en persona y visitas virtuales gratuitas; contratación de un médico residencial y dedicado al centro, servicio de referidos a especialistas, y bloqueador solar en el verano.
En respuesta a la tenacidad de los huelguistas, los administradores de GEO Group se han reunido con los migrantes detenidos para negociar. Pero estas reuniones y las míseras concesiones hechas han tenido como objetivo desarmar la huelga. En respuesta, insatisfechas sus demandas, los huelguistas siguen con la medida de fuerza. Mientras tanto, la compañía ha permitido que las condiciones de vida de todos los migrantes se deterioren en la inmundicia, para desmoralizar a los luchadores. Dos de los dirigentes fueron segregados permanentemente de la población detenida y puestos en confinamiento solitario. A pesar de esto, la lucha sigue.

Y es que los huelguistas no están solos. Por un lado, hay organizaciones sin fines de lucro como la California Collaborative for Immigrant Justice, que siguen una estrategia orientada al cabildeo y a la intervención de organismos como Cal/OSHA, la agencia estatal de California encargada de la salubridad laboral. Bien intencionada, hasta ahora esta estrategia no ha dado mayores resultados. Por otro lado, se encuentran las organizaciones combativas, cuya estrategia es la movilización independiente del poder de la clase trabajadora y los oprimidos para imponer nuestras demandas. Prominentemente entre estos defensores, está la organización Papeles Para Todos. Esta es una coalición de activistas y grupos luchadores por los derechos de los inmigrantes en California que rechaza la afiliación con los partidos Demócrata y Republicano y se apoya en vez en la estrategia de la movilización en las calles y la huelga general para lograr sus objetivos, entre ellos el derecho incondicional a la ciudadanía para todos los indocumentados y migrantes y la apertura de las fronteras. La Voz de Los Trabajadores/Workers’ Voice forma parte de Papeles Para Todos y ha contribuido al liderazgo de la campaña de solidaridad con la huelga migrante en Mesa Verde y GSA. Gracias a esta campaña, se vienen recaudando fondos para mantener a los huelguistas y se ha obtenido el apoyo de varios sindicatos y organizaciones sociales, tales como Labor and Community for an Independent Party (LCIP), Labor Fightback Network, y SEIU, Local 87 de San Francisco. Se planea incluso una acción directa para la semana del 25 de julio, cuyos detalles quedaban por confirmar a la hora de ir a prensa este artículo (escríbanos por correo electrónico para actualizarse y participar).

Es imperativo que la campaña de solidaridad con los luchadores huelguistas de esa verde y Golden State Annex siga. Por estos huelguistas, por sus demandas mientras estén detenidos y más allá, por su liberación. Debemos empujar a nuestros sindicatos y organizaciones sociales o políticas a pronunciarse a favor de los huelguistas, a comprometerse financieramente con ellos y a ayudar a organizar acciones de protesta en las calles contra estos centros de detención. Nuestras organizaciones deben coordinarse para realizar estas protestas, y para que estas levanten y continúen el ímpetu de la gran huelga inmigrante de 2006. No es a través del cabildeo o las ONGs sino a través de la lucha conjunta por fuera y en contra de los partidos de los patrones que lograremos los plenos derechos en Estados Unidos y un alto a los ataques racistas a nuestras comunidades.
Por favor envíe su contribución monetaria para los huelguistas a https://gofund.me/fb8d96f0 (ojo: tenga cuidado de marcar 0% de “tip” para la app de GoFundMe si no desea darle una “propina” a esta compañía). Para participar en la organización de acciones de apoyo, contáctese con La Voz de los Trabajadores en litcilavoz@gmail.com.

¡Cumplimiento con las demandas de los huelguistas ya!
¡Liberación inmediata e irrestricta de los migrantes detenidos!
¡Plenos derechos de ciudadanía para todos los indocumentados y migrantes!
¡Por un mundo sin fronteras!

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: