Mar Abr 23, 2024
23 abril, 2024

¡Marielle y Anderson presentes! La prisión de los responsables de su asesinato es un avance, pero las investigaciones deben continuar

Por: Redacción PSTU Brasil

La detención de los responsables del asesinato de Marielle Franco y Anderson Gomes, seis largos años después del crimen, es un significativo paso adelante para esclarecer el caso. Las familias de Marielle y de Anderson, sus compañeros de lucha, así como todo el movimiento social, exigen y merecen la respuesta que ha resonado todos estos años: “¿Quién mandó a matar a Marielle y Anderson?”

La orden de detención entregada por la Policía Federal en la mañana de este domingo 24 de marzo, contra el diputado federal Chiquinho Brazão, y su hermano, el consejero del Tribunal de Cuentas del Estado (TCE), Domingos Brazão, así como la del ex jefe de la policía civil carioca, Rivaldo Barbosa, es un paso adelante para comprender este crimen bárbaro. Algo que, como estamos viendo ahora, sólo fue posible por toda la presión, movilización y lucha, que enfrentaron todo tipo de boicot, omisión, y a uno de los responsables, que estaba al frente de la Policía Civil, Rivaldo Barbosa.

Rivaldo Barbosa fue promovido por el entonces interventor de Río de Janeiro, el general Braga Netto, quien se convertiría en ministro de Bolsonaro y articulador del reciente intento de golpe, exactamente un día antes de las ejecuciones. Como director de la división de homicidios, Braga Netto ubicó estratégicamente a Rivaldo en la jefatura de la Policía Civil. Allí, más que bloquear las investigaciones, Rivaldo fue un organizador activo de estos asesinatos.

Según el informe de la Policía Federal leído por el propio ministro de Justicia, Ricardo Lewandowski, uno de los motivos de la ejecución habría sido la oposición de Marielle a un proyecto de Chiquinho Brazão en la Cámara de Río, para regularizar la ocupación de tierras utilizadas por las milicias en la Zona Oeste de la ciudad, para el acaparamiento de tierras y la especulación inmobiliaria. 

Ninguna confianza en las instituciones de este régimen

Las detenciones de este domingo refuerzan las espurias relaciones entre el parlamento, la policía, la Justicia y las milicias, y estas, parte orgánica de estas instituciones, actuando como un brazo paramilitar para ejecutar sus intereses. No se trata de un “poder paralelo”, sino el poder del propio Estado burgués.

La sorpresa de Marcelo Freixo con el involucramiento de Rivaldo Barbosa, la primera persona que él afirma haber ligado al saber de los asesinatos, muestra que no se puede confiar en las instituciones del Estado burgués, principalmente en un crimen contra líderes del movimiento. Rivaldo Barbosa fue designado jefe de la Policía Civil contra la recomendación del sector de inteligencia de la propia institución. ¿Por qué Braga Netto insistió en este nombramiento? 

El problema, sin embargo, no se limita a la confianza ciega en las instituciones, sino en las alianzas políticas firmadas con reconocidos milicianos y asesinos. Es el caso del alcalde Eduardo Paes (PSD), aliado del gobierno Lula, que nombró a Chiquinho Brazão secretario municipal de Acción Comunitaria. El nombramiento se produjo días después de la aparición de nuevos indicios sobre la participación del hermano de Chiquinho, Domingos Brazão, en las ejecuciones de Marielle y Anderson.

Un caso aún más indignante es el del vicepresidente del PT, Washington Quaquá, que defiende abiertamente a Domingos Brazão. “¡Conozco a Brazão y soy su amigo! No sólo no creo que él cometiera tal brutalidad, sino que lo conozco en la política y eso es algo que hace la gente sin habilidades políticas”, dijo Quaquá a la prensa en enero pasado. Esto se debe a que Domingos Brazão es aliado del PT en el Estado. En otras palabras, no se trata sólo de aliarse con sectores de la burguesía y abandonar cualquier criterio de clase, sino de aliarse con milicianos vinculados con la ultraderecha.

Las investigaciones deben continuar

El ministro Lewandowski declaró este domingo que “los trabajos fueron dados por terminado”, apuntando a la supuesta resolución completa del caso. Pero esto está muy lejos de la verdad. ¿Cuál es la participación de Braga Netto en el caso? Más aún, de la propia familia Bolsonaro con milicianos implicados en el crimen, como Adriano da Nóbrega, líder de la milicia a la que pertenecían los ejecutores de Marielle y Anderson, y homenajeado por Flávio Bolsonaro en la ALERJ, y que también empleó a su exesposa y madre del miliciano en su gabinete. La propia ejecución de Adriano, en una oscura operación policial en Bahía, tiene toda la apariencia de una quema de archivo.

Aún quedan más preguntas sin respuesta: ¿Rivaldo Barbosa, nombrado por Braga Netto, habría sido capaz por sí solo de bloquear las investigaciones durante tantos años? Todo apunta el involucramiento de mucha más gente, en las tres esferas del Poder, para impedir que las investigaciones avancen.  Este crimen bárbaro está lejos de resolverse. Es necesario llegar hasta el final y castigar a todos los responsables. Y, como vimos, no será la Justicia, el Parlamento, en sus distintos niveles, ni mucho menos la policía la que lo resuelva. Sólo la presión y la movilización popular podrán, de hecho, garantizar justicia, enfrentando las instituciones y alianzas espurias que protegen a este grupo. ¡Justicia para Marielle y Anderson!

Artículo publicado en www.opiniaosocialista.com.br, 24/3/2024.-

Traducción: Natalia Estrada.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: