Jue Abr 25, 2024
25 abril, 2024

La lucha incansable de las familias y organizaciones de DDHH logran el indulto para 13 presos políticos. ¡No más presos por luchar!

Este viernes 30, se anunció el indulto a 13 presos políticos: Juan Bastián Olguín, Jordano Santander, Felipe Santana, Cristián Cayupán, Francisco Hernández, Bastián Campos, Alejandro Carvajal, Matías Rojas, Claudio Romero, Brandon Rojas, Luis Castillo y Sebastián Montenegro. A la lista también se suma el ex frentista Jorge Mateluna, condenado a 16 años de prisión tras ser acusado en un juicio irregular (de igual forma que las personas anteriormente mencionadas) de participar en un asalto a una sucursal del Banco Santander en Pudahuel, ocurrido en junio de 2013.

Este anuncio es del mismo gobierno que en su oportunidad, el 16 de mayo pasado, señaló a través de la Vocera de Gobierno Camila Vallejo (PC), que en Chile no había presos políticos: «Aquí no tenemos presos de conciencia, no nos corresponde a nosotros determinar la calidad del delito que le corresponde a los tribunales de justicia y eso es más allá de las opiniones legítimas que puedan tener partidos, ciudadanos y organizaciones«. Sin embargo, la incansable lucha de familiares de presos políticos, organizaciones de derechos humanos y de los defensores, mantuvo en la palestra la denuncia de que en Chile sí hay presos políticos. En ese sentido, el decreto de indulto, que es una facultad presidencial que se ha ejercido en Chile todos los gobiernos de la democracia burguesa, es un triunfo alcanzado por la movilización y organización de familiares de PP y organizaciones de DDHH. También es importante informar, que debido a la prolongada prisión de los compañeros, varios de ellos se acercaban a determinados beneficios legales una vez que cumplieran cerca de la mitad de las condenas encarcelados.

Ante el anuncio de indulto se vieron dos reacciones opuestas: por una parte se vio la alegría y la emoción proveniente de los familiares y cercanos a los presos políticos de la revolución abierta el 18 de Octubre; por otra parte se vio a todo “Chile Vamos” y al Partido de la Gente ofuscados, acusando al gobierno de Boric de abrir paso a la delincuencia, a la vez que congelan su participación en el “Acuerdo de Seguridad” que venían discutiendo. Es que la imagen en general ha sido al revés: sufrimiento de familiares y cercanos a presos políticos, quienes han visto cómo criminalizan, torturan y tratan de delincuentes a sus seres queridos, mientras han tenido que soportar las falsas promesas de parlamentarios, e incluso volteretas del mismo gobierno de Boric.

Es que la prisión, junto con la represión y las trampas del Acuerdo por la Paz, fueron de los principales mecanismos del gobierno de Piñera (y del de Boric) para frenar la revolución que se abrió en Chile el 18 de Octubre. Los datos son claros: En Chile, antes del 18 de Octubre del 2019 los presos políticos sumaban unos 45 entre mapuche y no mapuche, y luego del 18 de Octubre esa cifra aumentó a miles jóvenes, estudiantes y trabajadores, ahora, luego de años de incansable lucha, esa cifra llega a decenas.

Trabajadores, pobladores y jóvenes comunes y corrientes tuvieron que sufrir el encierro en medio de una pandemia, mientras Piñera liberaba a violadores de DDHH. Boric en su campaña prometió liberarlos, pero cuando se hizo Gobierno y luego con el triunfo del rechazo, más lejana se veía la posibilidad, ya que su accionar ha sido en el sentido de entregar todo en bandeja a los empresarios y a sus partidos tradicionales: firma del TPP11; retroceso en la promesa de acabar con las AFPs incluso negando los retiros de fondos; Acuerdos con Canadá para entregar más la extracción del cobre chileno; inauguración de estatua del golpista Aylwin; extensión permanente del Estado de Excepción en el Wallmapu; más criminalización y encarcelamiento al pueblo mapuche, en particular con la CAM; etc.

Es por eso, que si hoy están libres los 13 Presos Políticos, no es principalmente gracias a Boric, sino gracias a la permanente organización y lucha de los familiares y amigos de Presos Políticos. Recordemos que fue el mismo Boric quien firmó la ley anti barricadas que puso a centenas de luchadores en prisión (luego pidió disculpas y se autocriticó). Que luego apoyó la amnistía en la primera vuelta presidencial con un proyecto de F.Campillai, luego para la segunda vuelta dijo que no indultaría a quienes quemaron iglesias, Pymes o saquearon supermercados y ahora, por la presión incansable de la lucha termina indultando al algunos de los presos que quedaban en cárcel aplicando la Ley 18.050 (extinción de la responsabilidad penal -a través del perdón o la reducción de la pena- pero no implica la impunidad del hecho, pues se mantiene la calidad de condenado).Y ahora a través de la Ministra de Interior Carolina Tohá, dejó claro que no habrá ningún otro indulto.

Ahora la derecha, desde el Partido de la Gente hasta el Partido Republicano, van a atacar al gobierno, dicen inescrupulosamente que con esto se abre paso a la delincuencia, probablemente seguirán boicoteando cada cosa mínima como las elecciones a Fiscal Nacional. Debemos rechazar las tergiversaciones, pero al mismo tiempo no podemos confundirnos y por eso defender ciegamente a Boric, pues su gobierno es otra cara pero de la misma moneda. Debemos continuar con independencia, sin ninguna confianza, porque Boric seguirá atacando al pueblo trabajador ya sea con medidas económicas y/o represivas. Eso no quita, que nuestra lucha contra la derecha deba ser fuerte, pues detrás de sus amenazas de cerrar el diálogo con el Gobierno, solo está el hecho de querer enterrar todo lo que surgió el 18 de Octubre, por eso se niegan rotundamente a liberar a los presos políticos.

Que este triunfo nos recuerde las injusticias, el saqueo y la desigualdad que hizo explotar masivamente a Chile el 18O, injusticias que la pandemia agudizó y que siguen latentes. Este triunfo es un precedente, pero no un precedente de que podemos confiar en este gobierno ni en los de arriba, sino un precedente de que solo la permanente organización y lucha puede empujar para los cambios que necesitamos. ¡Que este triunfo siga para seguir organizándonos por la libertad de todos los presos políticos, por frenar la represión y por la emancipación total de la humanidad!


Dejamos reacciones de familiares, defensores y cercanos a los ex presos políticos:

  • Claudio Bravo, amigo de Jordano Santander, quien también estuvo en prisión por el mismo caso durante más de un año: “La libertad de los presxs politicxs es algo necesario que debía cumplir este gobierno, parte de su campaña fue esta exigencia y quienes no estén de acuerdo con otorgar la libertad deben estar conscientes que los procesos de cambios revolucionarios en las sociedades son necesarios para el mejoramiento de estas (clases de historia para ellos) y hablar de justicia y descolgarse de una mesa de trabajo por la seguridad? Cuando los partidos políticos más en conflicto son aquellos que poseen integrantes con investigaciones por cohecho, desvío de fondos fiscales, etc., Protestando de la vereda opuesta de la justicia»

«Se ha demostrado de igual forma como las policías se han involucrado en manipular evidencias, incitar al desorden público (pacos infiltrados), montajes y otro sin fin de irregularidades judiciales perjudiciales en la búsqueda de la verdad de los hechos y enjuiciar los reales delincuentes»

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: