Mié Feb 21, 2024
21 febrero, 2024

El Salvador | Nulidad y repetición de las elecciones legislativas

Preparemos la resistencia ante los ataques

Por Plataforma de la Clase Trabajadora-Sección Salvadoreña de la Liga Internacional de los Trabajadores

  1. Las elecciones del 4 de febrero recién pasado han manifestado y confirmado lo que se había venido observando en las encuestas previas: Bukele goza de un enorme apoyo popular a su figura pues lo que ha hecho en el tema de la seguridad, se lo reconoce la gente, aun si es sacrificando otros derechos como los que el régimen de excepción suspende.
  2. El fallo en el procesamiento de los resultados de las elecciones es provocado y calculado, es parte de la estrategia que le sirve al régimen. Manifiesta la total sumisión de cada una de las instituciones involucradas y se combina con la ineptitud de un Tribunal Supremo Electoral (TSE) sometido totalmente al poder del régimen actual, pero además expresa la necesidad de la dictadura  de mantener el control de las instituciones y así poder perpetuarse en el poder.
  3. Esta realidad no debe esconder otra verdad: y es que, al hablar con muchas personas, se lograba entender y quedaba en evidencia que el voto por Bukele no implicaba necesariamente apoyo a sus diputados. El rol de la asamblea legislativa a sido y sigue siendo cuestionado por la gente. Por eso es que, sin siquiera haber iniciado el escrutinio preliminar para diputados, El Candidato-Presidente Bukele sale a dar una cifra hasta exacta de cuantos diputados había obtenido 58 de 60. Si partimos del hecho de que, debido a su gran capital político, no necesitaba hacer fraude, su intempestivo comunicado deja ver una de dos situaciones: la cantidad de diputados que obtendrían era menor de la que esperaban o, en su megalomanía, no tolera la mínima voz de desacuerdo y desea aplastar cualquier disidencia, sin que le importe imponerle al TSE un número mínimo de diputados que quiere tener.
  4. Por otro lado, tenemos el papel de la comunidad internacional que también sin que existieran datos oficiales, salen a reconocer y respaldar la victoria de Bukele. No hay que olvidar que la política actual del imperio estadounidense para el área centroamericana es que no haya desestabilización social porque tienen muchos campos abiertos en Ucrania, en Gaza, en Yemen e incluso dentro del mismo territorio yanki, por eso se apresuran a reconocer su victoria y a sostenerlo, aunque sea tapándose la nariz. Bukele sigue siendo la mejor opción para el imperio pues representa sus intereses imperialistas en El Salvador a pesar que a veces hayan jugado al pleito de payasos, pero sin duda que Bukele es el mejor representante y garante de los intereses del imperialismo Yanki en El Salvador y la región. También los llamados gobiernos de “izquierda” o “progresistas” en Centroamérica como Bernardo Arévalo o Xiomara Castro, o impresentables como Rosario Murillo, que juegan el mismo rol para los Estados Unidos, corrieron a alabar la victoria del partido del presidente salvadoreño.
  5. A pesar de todo, ya hay voces en el país expresando su descontento a pesar de que el mismo Bukele se burla de tales expresiones. Muy importante es que las primeras en manifestar su repudio al proceso electoral viciado han sido las mujeres aglutinadas en la Asamblea Feminista, quienes representa un sector que en el actual régimen siguen siendo duramente golpeadas y estigmatizadas. Los otrora partidos tradicionales también han expresado su malestar, pero hay que decir que ARENA no tiene ninguna autoridad para enarbolar ese descontento pues durante 4 gobiernos nunca tuvo a la gente como prioridad, sino que su objetivo fue enquistar el neoliberalismo en nuestro país y desmantelar el Estado. Tampoco el FMLN, porque dieron la espalda a las necesidades de la gente, se enquistaron en el Estado y se olvidaron de su base, de la clase trabajadora, desmantelaron sus organizaciones y se enfocaron en involucrarse en actos de corrupción. Ambos ARENA y FMLN son culpables de lo que hoy sucede con el desmantelamiento de la democracia que el régimen dictatorial ha emprendido y son los progenitores del engendro que hoy es Bukele.
  6. Es importante señalar que nosotros no estamos en contra de la reelección en si misma, ya que es un derecho de los pueblos elegir a sus dirigentes y ratificarlos de ser el caso, sin embargo, si estamos en contra de los métodos y las maneras que Bukele, en su ansia de poder y en su megalomanía y mesianismo, ha utilizado para mantenerse en el cargo, torciendo todas los mecanismos legales y democráticos e imponiendo poco a poco una dictadura abierta. Tanto es que cada vez disimula menos su intención de permanecer más allá del 2029 en voz de su vicepresidente que ha dicho al respecto que “en política nada esta escrito”.
  7. Está claro que aunque son innegables los resultados en seguridad, no se han corregido las cuausas y raíces del problema de violencia en El Salvador, también está claro que tal cual la misma población lo expresa en las encuestas, el problema de la economía no ha empezado ni siquiera a ser abordado y debido a que Bukele representa una burguesía interesada en depredar y agotar los recursos del Estado usufructuándose de ellos, no teniendo el mínimo interés en mejorar la calidad de vida y combatir la pobreza que aqueja a muchísimos salvadoreños. El pueblo ha probado diferentes opciones en los últimos 40 años y no ha visto resueltos sus problemas. Sin embargo actualmente no hay alternativa para el pueblo salvadoreño, por eso es que precisa el surgimiento de una opción desde los trabajadores y los pueblos que no deben olvidarse que solo el trabajador salva al trabajador, que solo el pueblo, salva al pueblo y que solo debemos confiar en nuestras fuerzas, es urgente que construyamos nuestro propio instrumento político.
  8. Es por esta razón que sin tapujos nos unimos a las voces que exigen la nulidad de las actuales elecciones, no basta con el conteo voto por voto y acta por acta, ya que desde antes del día “D” el proceso está viciado, además en el fallido conteo preliminar se dieron infinidad de anomalías que poco a poco van saliendo a la luz y son cada vez más aterradoras, por lo tanto no confiamos en ese conteo, ya que los votos y los datos pudieron ser cambiados y no se ha garantizado la custodia de los paquetes, la única forma de respetar la voluntad popular y las libertades democráticas es repetir las elecciones.
  9. Sin embargo estamos ya ante un régimen Dictatorial, por lo que no creemos que Bukele se haga el harakiri sobre todo si hay dudas que pueda perder el control de la asamblea, creemos que lo que sigue hoy es prepararnos porque los ataques a la clase trabajadora y los pueblos se van a intensificar. Debemos organizar la movilización y la resistencia contra los ataques anunciados contra la estabilidad laboral, las pensiones y el alto costo de la vida; organizar la resistencia y apoyar a la clase en su experiencia con el gobierno y sus embestidas. Por eso es que insistimos en el llamado a quienes luchan a unificarnos y preparar en un encuentro por la Democracia y las Condiciones de Vida de la Clase Trabajadora y los pueblos que constituya la Coordinadora de las Resistencias, además que vote un programa de lucha en el que nos aglutinemos y enfrentemos de la manera más amplia los ataques del gobierno.
  10. En definitiva, compañeras y compañeros ha quedado claro que el actual régimen no lo derrotaremos en las urnas, sino en las calles, por lo que hacemos el llamado nuevamente a tomar con valentía esta tarea para el siguiente periodo.

¡NULIDAD DE LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS! ¡REPETICIÓN DE LA ELECCIÓN!

¡POR EL RESPETO A LA VOLUNTAD POPULAR!

¡CONSTRUYAMOS  LA ALTERNATIVA POLÍTICA DE LA CLASE TRABAJADORA Y DE LOS PUEBLOS!

¡POR EL ENCUENTRO POR LA DEMOCRACIAS Y LAS CONDICIONES DE VIDA DE LA CLASE TRABAJADORA Y LOS PUEBLOS!

¡POR LA COORDINADORA DE LAS RESISTENCIAS!

San Salvador 7 de febrero de 2024

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: