Sáb Feb 24, 2024
24 febrero, 2024

Costa Rica: la máquina capitalista se aceita con el desempleo y explotación de las mujeres

En Costa Rica la situación laboral de las mujeres en los últimos años es realmente alarmante, ya que dentro del sistema capitalista son las mujeres de la clase trabajadora quienes se llevan la peor parte; en efecto, la ola de despidos durante la pandemia las perjudicó mucho más.

Hoy esos datos, aunque se han mejorado, las siguen dejando en peores condiciones. Pese a la recuperación económica del año 2022, solo han logrado tener trabajo un 41% de todas las mujeres que componen la fuerza de trabajo total. 

Para la sociedad capitalista, mantener un mayor desempleo en mujeres es fundamental para aumentar los niveles de explotación. Aquellas que logran puestos de trabajo están dispuestas a recibir menos salarios, mientras las demás deben asumir el trabajo no pago en las casas de las familias.

Los datos no mienten

Según los datos de la última encuesta continua de empleo, el promedio general de salarios en todas las categorías en el país es de 498 000 colones, pero para las mujeres ese promedio baja a 477 000. Pero esa situación salarial es aún más violenta contra las mujeres nacidas en otro país, ya que su salario promedio en todas las categorías es de apenas 296 000 colones.

En general, la desigualdad salarial para las mujeres por sector es muy amplia. Por ejemplo, en el de manufactura el ingreso bruto para los hombres es de 490 000 en promedio, mientras para las mujeres de 385 000; en el caso del comercio y la reparación los hombres ganan en promedio 417 000 y en las mujeres alcanza 335 000.

Es claro que los capitalistas utilizan la opresión a las mujeres para pagar menos salarios y extraer más ganancias de su trabajo. Como es evidente, al sumar otras opresiones, como la de ser mujeres extranjeras, esa explotación es aún mayor.

Reducir las jornadas y mantener los salarios

Según los datos oficiales, actualmente hay 298 000 personas sin trabajo, de las cuales la mayoría son mujeres, y esas personas no pueden conseguir trabajo porque el propio sistema capitalista que no genera más empleos, no por mala suerte o falta de ganas de quienes sufren el desempleo.

La clase trabajadora debe proponerse una lucha para exigir que los capitalistas rebajen la jornada de trabajo a 40 horas semanales y manteniendo el mismo salario, esa es mejor forma en que podemos abrir más espacios en las empresas para que todas las personas podamos trabajar.

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: