Sáb Feb 24, 2024
24 febrero, 2024

Ucrania | ¿Cómo puede la clase obrera responder a los desafíos de la guerra?

Durante más de 9 meses, la clase obrera y el pueblo de Ucrania han estado luchando contra la agresión de los invasores del «segundo ejército del mundo» bajo el mando de Putin. Los pueblos del mundo admiran el heroísmo y el desinterés de nuestra clase trabajadora y de otros sectores del pueblo oprimido. Todos entienden que estamos luchando por la libertad y la independencia de nuestro país. Pero no todos los estratos sociales dedican por igual sus esfuerzos a las necesidades del frente y la retaguardia. Por el contrario, en el interior del país la injusticia social crece y socava la defensa aún más que los bombardeos del enemigo. Nuestra clase debe y puede dar una respuesta diferente y adecuada a los desafíos de la guerra. Esto acercará nuestra victoria.

Traducción de Nota del periódico obrero ucraniano “Paso hacia la Victoria”

Nuevo momento de la guerra

Después de la vergonzosa retirada de Kherson, las fuerzas armadas rusas comenzaron un bombardeo masivo de la infraestructura energética y sanitaria de Ucrania. Putin no puede ganar en el campo de batalla: la fuerza vital de su ejército no puede compararse con los defensores de Ucrania, ni numérica ni moralmente. Pero tiene los medios para bombardear, destruir y dañar desde lejos.

Al bombardear la producción material y los sistemas de soporte vitales, Putin pretende socavar la voluntad del pueblo de combatir para ganar. Intenta crear graves problemas para sustentar esta guerra de liberación nacional y expulsar a los trabajadores ucranianos de sus ciudades. Intenta imponer al pueblo ucraniano una guerra de recursos, de desgaste. La salida del país de las mujeres y niños es cada vez más difícil debido a las nuevas restricciones impuestas por el gobierno de Polonia y otros países.

Es impensable quedar simplemente esperando que Putin se quede sin misiles: la industria militar de Rusia es tiene capacidad. Como muestra la experiencia, también es ilusorio esperar que los gobiernos de las potencias occidentales proporcionen al pueblo de Ucrania todos los recursos necesarios y efectivos. Necesitamos una respuesta a esta situación.

Las condiciones de vida empeoran, la producción se detiene

Los cohetes de Putin están destruyendo casas, escuelas y hospitales, matándonos y mutilándonos donde caen. Sin electricidad y constantes daños y cortes al suministro de agua y calefacción, el sufrimiento de nuestra gente se multiplica. A esto se suma la paralización de la producción industrial de ramas vitales. Las familias trabajadoras se quedan sin salarios ni medios de subsistencia.

Muchos trabajadores, al ver cómo miles de personas luchan heroicamente en el frente y dan la vida en las trincheras, creen que sería un «pecado» quejarse en la retaguardia, «porque… en las trincheras están peor». Sin embargo, si se empobrecen los medios de subsistencia de la clase sobre la que descansa la economía y el país, el frente se debilita con él, el enemigo gana ventaja. La retaguardia alimenta al frente, sin retaguardia no hay frente, es un todo único. Y hoy los bombardeos y misiles golpean la retaguardia en toda Ucrania.

Los oligarcas sólo buscan un nuevo reparto y rapiña de la propiedad

Pero a los dueños de las empresas les preocupa otra cosa: las ganancias capitalistas. Para ellos, la libertad y la independencia se miden por los dólares que meten en sus bolsillos. Mientras nuestra clase lucha contra los invasores enviados por el dictador del Kremlin, mientras las fábricas se paralizan y nuestros camaradas son enviados a casa con 2/3 de sus salarios, e incluso sin ellos, los clanes de oligarcas en Kiev y en todo el país, viviendo en medio de su obscena riqueza, pelean como buitres por la posesión de fábricas, minas y riquezas naturales. ¡Es inaceptable!

¡Por el completo suministro a los trabajadores y sus familias en el frente y en la retaguardia!

Los trabajadores y el pueblo humilde en el frente y en la retaguardia son el pilar principal de la guerra de liberación. No es suficiente decir: «¡Gloria a los héroes!» cuando nuestros soldados son asesinados. Debemos armarlos y alimentarlos, apoyar a sus hijos y esposas, padres y madres. Ellos son nuestra protección. Debemos exigir del gobierno y al comando de las Fuerzas Armadas de Ucrania y a las empresas el pago oportuno de los salarios completos y la conservación de todos los puestos de trabajo en las empresas donde trabajaba la gente antes de la guerra. ¡Pago de salarios completos para todos los trabajadores! Suministro completo de luchadores y sus familias con todo lo necesario.

¡No nos mientan con que no hay dinero para esto! Hay miles de millones de dólares de la cosecha exportada, hay enormes ganancias acumuladas por los oligarcas durante todos estos años, hay dinero que el FMI saca del país por los intereses de exorbitante deuda externa. Lo que se necesita es un impuesto de emergencia al gran capital para las necesidades de defensa y retomar la ofensiva, una moratoria indefinida en el pago de la deuda externa y una exigencia de cancelación total del pago.

Para derrotar a Putin, poner la economía al servicio de la defensa

Hay mucha destrucción en el país. El frente necesita producción. Es necesario dirigir toda la producción y proporcionar trabajo a todos para las necesidades de la defensa nacional, la ofensiva y la derrota final de los invasores rusos. ¡Pero nos envían a casa «desempleados»! Los oligarcas tienen miedo de producir para el frente, temen que los bombardeos toquen “su propiedad”, y simplemente no quieren hacerlo por  el mezquino cálculo de sus ganancias. ¡Ellos socavan la defensa!

La guerra es la continuación de la política por medios militares. La política es la expresión concentrada de la economía. Y la economía ucraniana continúa hoy al servicio de las ganancias de los oligarcas y las corporaciones globales. Se necesita una acción inmediata para cambiar esto de raíz. Solo así podremos ganar.

¡Ninguna ganancia para los oligarcas y otros capitalistas! ¡Ningún reparto ni rapiña de la propiedad de medios productivos y recursos naturales! Hay una guerra popular, por la liberación de la patria, y la propiedad debe servir al pueblo y a la patria. Es necesario nacionalizar todas las ramas principales de la industria y toda la economía. Todo por la victoria.

La dirección de la defensa debe ser asumida por la clase obrera

Los oligarcas y sus funcionarios no son capaces de organizar todas las fuerzas del pueblo para derrotar a los invasores. Si es así, entonces nosotros, los trabajadores organizados colectivamente, debemos tomar en nuestras propias manos la decisión de lo que Ucrania necesita para ganar. Para evitar el saqueo de fábricas y minas por los clanes de oligarcas, es necesario establecer guardias obreras para custodiar las empresas, control obrero sobre la producción necesaria para la defensa, control obrero sobre la distribución de ayuda humanitaria. Así debemos hacerlo en toda Ucrania para garantizar que se ponga la economía en pie de guerra.

¡Armas al pueblo de Ucrania!

Si los gobiernos occidentales le dieran al pueblo ucraniano las armas necesarias en abundancia, -¡y las potencias occidentales las tienen!- Putin habría sido derrotado hace mucho tiempo, la guerra habría terminado y se habrían salvado miles de vidas ucranianas. Pero el régimen de Putin, que les abastece con petróleo y gas, les resulta más preciado que nuestras vidas. Para ellos son más importantes la «estabilidad política» en el territorio de Eurasia, fruto de la represión del FSB y las tropas de Putin sobre los pueblos del continente, porque eso sirve a la explotación por parte de las grandes capitales mundiales. Ellos temen la derrota del régimen de Putin y quieren negociar con él. Aunque dicen que “el tema de las negociaciones debe ser decidido por Ucrania misma”, la negativa a suministrar las armas necesarias en las cantidades adecuadas es una forma cínica de presionar al gobierno de Ucrania, de obligarlo en esta dirección.

Basta de hipocresía y chantaje de las grandes potencias. Dejen de exigir sentarse a negociar, a costa de la integridad territorial de Ucrania. Ninguna negociación con aquellos que destruyen el territorio no ocupado con bombas, drones y misiles, y destruyen, roban, matan y esclavizan a las personas en el territorio ocupado, al que llaman «parte de la Federación Rusa». ¡Entrega urgente de sistemas de defensa aérea a todo el territorio de Ucrania! ¡Armas al pueblo de Ucrania!

Solidaridad Internacional

La situación de la lucha de clases en la región y en todo el mundo depende de la victoria de la clase obrera ucraniana. La victoria de los trabajadores ucranianos sobre Putin debilitará la opresión capitalista y nacional en todo el planeta y será una victoria para todos los trabajadores del mundo y los pueblos oprimidos. La lucha de la clase obrera de Ucrania es la lucha de los trabajadores de todos los países.

La clase obrera ucraniana y nuestro pueblo explotado necesitan la más amplia solidaridad y apoyo. Los oligarcas y funcionarios ucranianos, los gobiernos de las potencias occidentales persiguen sus propios intereses en la guerra, temen la victoria de la clase obrera armada de Ucrania y, por lo tanto, evitan darle el apoyo integral necesario. Solo la clase obrera internacional es capaz de apoyar a los trabajadores ucranianos en su guerra contra Putin con toda su energía y hasta el final.

Por ello, la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Lucha, a instancias del Sindicato Independiente de Mineros de Krivoy Rog, está realizando una campaña internacional de Ayuda a los Trabajadores a los trabajadores de Krivoy Rog y sus familias. Ya se han enviado dos convoyes de ayuda internacional de los trabajadores de Europa, América Latina y los Estados Unidos. Hoy, cuando está planteada como probable la derrota militar de Putin – y con ella, una gran victoria para la clase obrera mundial – , y cuando el sátrapa del Kremlin, rabiosamente lanza bombardeos genocidas, dejando a los trabajadores ucranianos y sus familias sin electricidad, agua y calefacción en invierno, la asistencia solidaria internacional es de vital importancia.

¡Participa en la Campaña de Ayuda a los Trabajadores! ¡Gloria a Ucrania! ¡Viva la solidaridad laboral internacional! ¡Derrotemos juntos a Putin y al imperialismo!

Más contenido relacionado:

Artículos más leídos: