Una ola de saqueos, incendios de supermercados, camiones y vehículos comenzó el último viernes 9 de julio en Sudáfrica.

Por: César Neto

El estopín fue la prisión del ex presidente Zuma, por las innumerables acusaciones de corrupción.

Por ese mismo motivo, Zuma sufrió un impeachment, en el cual su propio partido, el CNA (Congreso Nacional Africano), mayoritario en el Congreso, lo apartó del cargo.

Asumió interinamente la presidencia de la República Cyril Ramaphosa (CNA), que después se eligió y se tornó presidente del país.

De hecho, la prisión de Zuma expresa la explosión de la crisis interna del CNA. Desde hace 25 años en el poder, el consorcio CNA, la central sindical COSATU (Congreso de los Sindicatos Sudafricanos) y el Partido Comunista de África del Sur, que se transformó en un partido muy parecido al viejo PRI (Partido revolucionario Institucional) de México, evidencian una estructura política en la cual no se sabe dónde termina el partido y comienza el Estado.

Entonces, las movilizaciones que se están dando expresan la explosión de la Nación Arco Iris proyectada por Nelson Mandela.

Los saqueos comenzaron en la región en la cual Zuma tiene su base electoral y en algunos barrios periféricos de Johannesburgo. Podríamos decir que, inicialmente, fueron en apoyo a Jacob Zuma, pero luego adquirieron dinámica propia y se transformaron en acciones de masas.

Hoy, las manifestaciones se extendieron a todo el país, incluso a Western Cape, donde el CNA perdió las últimas elecciones.

Más de 200 personas fueron presas y alrededor de seis personas muertas, posiblemente por la acción de la policía, sin ningún tipo de distintivo. Pero en muchos videos observamos a los policías en retroceso por la acción de las masas, desempleadas y hambrientas, que realizaron los saqueos en los supermercados y tiendas.

Esta situación de desempleo y pobreza ya antes de la pandemia era alarmante. El desempleo estaba arriba de 30%. La institución del nuevo lockdown, sin pago de beneficios, también es un elemento explosivo en un país donde el trabajo informal es preponderante. Por eso, en varios videos vemos declaraciones como esta: “Nosotros no tenemos comida, la comida está adentro de los supermercados y por eso los saqueamos”.

¡Toda solidaridad a los trabajadores y al pueblo pobre en lucha!

Artículo publicado por la CSP-Conlutas, 12/7/2021.-
Traducción: Natalia Estrada.